Bahía Blanca | Martes, 16 de agosto

Bahía Blanca | Martes, 16 de agosto

Bahía Blanca | Martes, 16 de agosto

Luis Díaz: "Diego me hizo pasar una vergüenza terrible"

El bahiense lo sufrió en carne propia, ya que lo enfrentó un par de veces, una de ellas en el partido que Maradona jugó en su primera visita a Bahía Blanca, antes del Mundial '78. También de su paso por Huracán, club al que arribó por recomendación de César Luis Menotti.

La única foto con un ídolo que se sacó Luis Díaz. El cuadro, arriba, con el "Bocha". Foto: Pablo Presti-La Nueva.

Por Javier Oscar Schwab / jschwab@lanueva.com

(Nota publicada en la edición impresa)

 

   "Me paralicé... He vivido momentos difíciles en la vida; la noticia de la muerte de Diego es uno de ellos”.

   Luis Díaz estaba el último miércoles esperando el turno para ser atendido por su médico. De repente mira su celular y ve que un amigo (Marcelo Díaz) pone en el “face” algo referido a Maradona: “Una lástima la pérdida de Diego”.

   ¿Sensación? Que la noticia fuera falsa o una broma de mal gusto...

   “Pensé que era una joda. No caía. Le pregunté a un muchacho que estaba conmigo, pero no sabía nada. Entonces llamé  a mi señora. Y ella estaba peor que yo”, contó.

   El final es triste, pero como todo final tuvo un comienzo y hay que remontarse a 1978.

   Emociones de un día especial e inolvidable. Sábado 13 de mayo: el protagonista en cuestión era, por entonces, jugador del combinado bahiense que enfrentaba -en un amistoso, en Olimpo- a la Selección Nacional, dirigida por César Luis Menotti.

   Quedaban 18 días para la inauguración del Mundial en cancha de River y el “Flaco” estaba a sólo 6 de confirmar la lista definitiva en la que quedaría afuera el juvenil que esa tarde ingresó, a los 35 minutos del complemento, en lugar de Mario Alberto Kempes.

   “Era Maradona, pero jugó muy poquito. Igual le alcanzó para demostrar su calidad. Una gambeta a nuestro arquero (Esteban Fernández) y el pase en el último gol de ellos, que fue de Larrosa”, recordó Luis Díaz, quien esa tarde, pese a la derrota -7 a 0- recibió elogios del DT argentino.

   “De lo de aquí, me gustó mucho ese chico que jugó con el '9' (Luis Díaz). Especialmente por la facilidad que tiene para moverse en espacios reducidos: una condición técnica que no abunda. Creo que tiene mucho futuro”, le dijo Menotti a “La Nueva Provincia”.

 El partido disputado en el estadio Carminatti, con goleada del seleccionado argentino y cobertura de "La Nueva Provincia".

 

   La frase cobró trascendencia con el tiempo, porque Argentina se consagró campeón mundial y Menotti era palabra mayor para los amantes de la redonda.

   -¿Qué significaron para vos aquellas palabras?

   -Muchísimo. Llegué a Huracán gracias a Menotti, quien me recomendó.

   -¿Y lo volviste a enfrentar a Diego?

   -Ufff. Nunca me voy a olvidar que me hizo un caño a partir de un saque lateral.

   -¿De un saque lateral?

   -Sí. La paró de taquito, levantó una pierna y me metió caño de “san mil p...”. Me hizo pasar una vergüenza terrible.

   -¿Te calentaste?

   -¡Nooo...! Me causó admiración. En ese partido (Ndr: 05/10/1980 en La Paternal, Argentinos 1 -Daniel N. García-, Huracán 0, por el Campeonato Nacional, Zona “B”) jugué de “8”. Maradona subía por esa banda, aunque se movía por todo el frente de ataque; era una especie de enganche.

   “Eso sí, me lo crucé unas cuantas veces y fue imposible marcarlo, tenía una gambeta endemoniada, una velocidad poco común para esa época”.

 El partido que menciona Luis Díaz: se impuso Argentinos por 1 a 0.

 

   -¿Como rival, lo veías un jugador distinto?

   -Te dabas cuenta que sobresalía, era tremendo. Al “Diego” no le podías pegar porque era difícil agarrarlo. Encima, estaba apareciendo, venía de ser campeón mundial juvenil y todos se querían sacar fotos con él.

 El equipo de Argentinos Juniors en el Nacional 1980, por la 6ª fecha ante Huracán. Diego, capitán.

 

   -¿Te sacaste una foto?

   -No. Lo fui a saludar, a Diego no le pedí una foto porque soy un pelotudo; es que no me gustaba sacarme fotos con nadie. Con el único que tengo una foto es con Bochini; y todavía no sé cómo hice para preguntarle.

 El pase de Diego (10) en el partido ante Huracán.

 

   -Al año siguiente ('81) Maradona se va a Boca y sale campeón.

   -Claro. (Miguel) Brindisi y (Roberto) Passucci eran compañeros míos en Huracán, pero también se van a Boca. Nosotros jugábamos en Santa Fe, con Colón, y Brindisi cumplía los años. Nos dice: 'es el último año que festejo con ustedes, porque me voy a Boca'. Lo felicitamos, era un compañero ideal para Diego”.

   -Vos también te vas...

   -Me fui a Atlanta, a jugar en la B. Diego iba a la cancha de Atlanta porque era muy amigo de Roberto Mouzo y del “Gallego” Vázquez. Miraba los partidos acompañado de (Jorge) Cysterpiller.

   -¿Conociste al Maradona persona?

   -Sí. Era un tipazo. Te venía a saludar y era muy respetuoso.

   "Una vez estaba cenando en 'Los Años Locos', en Costanera. Estaba con Victorio Cocco y el 'Bocha' (Omar) Porté; de repente lo vemos a Diego en una mesa; se levantó, vino a saludarnos. ¡Un pibe bárbaro...!

   “Para fin de año me mandaba, y lo hacía con todos los futbolistas, una tarjeta por las fiestas. Lo hacía su representante”, contó.

   -¿Lo admirabas?

   -Siempre. Su vida personal nunca me interesó. Soy de los que crecí con Maradona, compartí una cancha, vestuarios, lugares...

   A Luis se le entrecorta la voz... Y no hacen falta más palabras.

   El recuerdo salió a la luz, el resto ya es historia.