Complejidad e incertidumbre

11/10/2020 | 06:00 |

"En estos momentos donde lo problemático nos plantea cómo actuar ante el laberinto que nos envuelve en el caos actual, la respuesta es que toda crisis ofrece un cambio radical en nuestra actitud hacia la vida." Escribe Ernesto Tolcachier.

   Cuando todo es problemático y las alternativas de cambios positivos no se cristalizan, la gravedad del momento nos lleva a vivir a los tropiezos.

   La necesidad de agenda por el tema judicial hace que se posterguen temas de gran importancia, de urgente resolución  para la defensa judicial de una personalidad narcisista y egocéntrica de mentalidad totalitaria.

   El médico y político inglés David Owen (2008) en La adición al poder nos ilustra cómo los narcisistas y omnipotentes  viven en una burbuja. Su búsqueda  de reconocimiento y poder no tiene límites, fronteras ni términos. Tampoco fin. Hablan “del pueblo” o de “la nación” como si fueran médiums en una conjunción de aplausos de sus obsecuentes y creyentes presentes en sus  alegorías con mitologías quiméricas. 

   Los paraísos imposibles son eslóganes para cavar aún más la grieta. Frente  a la  complejidad de  la crisis actual, las teorías y causas se pueden ejemplificar así: el peronismo gobernó casi 30 años la provincia de Buenos Aires desde el regreso de la democracia. Y en el caso de la Matanza, casi completamente. Según las últimas mediciones del INDEC, viven en el conurbano la mayor cantidad de pobres del país: unos 6 millones. Tal vez la cifra más dolorosa es la de los chicos: más del 65% es pobre. Esto habla del futuro de la Argentina y de por qué  tantos argentinos  quieren buscar un mejor futuro para sus hijos en otros lugares. 

Recibí los Newsletters de La Nueva sin costo
Registrar

   Según el Indec, la pobreza subió 5% en un año. ¿Por qué en otros  países de la región no fabrican tantos pobres como nosotros, con la misma emergencia sanitaria? Es que el uso de los pobres es  necesaria para algunos sectores de la política en torno a los negocios del  nuevo mapa, es populismo con pobreza inclusiva. La llamada clase media y clase media baja representan a solo el 32% de la población, contra el 45% que representaban el año pasado. La clase media bajas tuvo un aumento de nueve pintos (del 30 al 39%). Además el descenso social derivó que en el último año la clase media representaba su participación hasta alcanzar el 64% de lo hogares argentinos frente al 50% que representaba en 1919.

   Traté de encontrar en mis interrogantes respuestas validas:  encontré algunas de ellas en el excelente El hombre en busca de sentido, de Viktor E. Frankl, catedrático de neurología y  psicología, profesor de logoterapia en Viena. Sobreviviente de Auschwitz, y del  sufrimiento atroz infligido,  su esperanza de vivir y de ser libres los mantenían con vida. Entendí que mi  defensa de la libertad individual impone responsabilidades. La más importante es la de respetar la libertad de elección y no demonizar ninguna de las opciones, responsablemente ejercidas. Es decir: el contenido de responsabilidad hacia el otro en el ejercicio de la libertad individual

   Frankl nos expresa que “la libertad corre el riesgo de degenerar en nueva arbitrariedad a menos que se viva con responsabilidad”. Es decir que el aspecto positivo de la libertad es la responsabilidad.

   En estos momentos donde lo problemático nos plantea cómo actuar ante el laberinto que nos envuelve en el caos actual, la respuesta es que toda crisis ofrece  un cambio radical en nuestra actitud hacia la vida. Es la vida la que espera algo de nosotros. Quizás no de palabras ni de meditación sino de una conducta y una actuación rectas.

   Esto significa dejar de proceder con  indiferencia  ante la acciones  amónicas y reaccionar en la defensa de ideales de justicia.

Mustang Cloud - CMS para portales de noticias