PASO: Macri cierra en Córdoba y Vicente López

31/7/2019 | 14:12 |

Análisis político por Eugenio Paillet, corresponsal de La Nueva. en Casa Rosada.

Por
Eugenio Paillet

 Un mensaje implícito y directo para dos segmentos cruciales del electorado: Mauricio Macri tendrá no uno sino dos actos de cierre de campaña de cara a las PASO del 11 de agosto. Uno será el 7 de agosto en la Plaza de la Música de la ciudad de Córdoba, y un día más tarde será "el cierre del cierre" en el municipio de Vicente López, en la primera sección electoral del estratégico conurbano bonaerense.

   No hace falta escarbar mucho en la razón de esa estrategia, repasada y pulida en la reunión de gabinete que el presidente y sus ministros, esta vez sin la presencia del candidato a vicepresidente de la fórmula de Juntos por el Cambio, el peronista federal Miguel Pichetto, de viaje por el sur a bordo de la ambulancia para captar peronistas que comparte con Rogelio Frigerio, en el Salón Eva Perón de la Casa Rosada.

   Macri ya tenía decidido desde hace rato que uno de los cierres de la campaña hacia las primarias sea en territorio del "cordobesismo" que lidera Juan Schiaretti. No solo por el recurrente recuerdo de que allí ganó las presidenciales de 2015 y el aluvión de votos le permitió vencer a Daniel Scioli por casi cuarenta puntos.

   También porque ahora confía una vez más en que los mediterráneos, y en modo especial los peronistas, reacios a votar al kirchnerismo desde que se instaló en el poder en 2003, pueden darle el plus que necesita para contrarrestar el desencanto que incluso en la provincia generó su errático primer mandato.

   Hoy se tiró sobre la mesa del gabinete un dato que les llegó desde sus operadores en la provincia, tanto de los radicales aliados que responden a Mario Negri como de la propia tropa macrista atenta a los movimientos locales. Se trataría de un probable "cambio de paso" de Schiaretti, aunque nadie hasta ahora ha podido corroborarlo en los hechos, que supondría un apoyo velado del gobernador cordobés a la fórmula Fernández-Fernández.

   En la práctica, y según esas informaciones que llegan desde La Docta, Schiaretti ahora buscaría que sus punteros territoriales recomienden incluir en el sobre de agosto, además de su propia boleta "corta" con candidatos a diputados y senadores, la del exjefe de Gabinete y su candidata a vice. El "Gringo", dicen en el gabinete, estaría buscando evitar que la lectura de lo que suceda en las PASO lo ubique a él tercero en los titulares, detrás de Macri-Pichetto y los Fernández.

   "El gobernador primero nos aseguró que el peronismo votará a quien quiera para presidente, pero ahora nos dicen que estaría operando para que se vote a la fórmula del Frente de Todos", dijo hoy un estratega del macrismo. Con todo, el dato no daría para escandalizarse ni mucho menos al estar de lo que dicen las encuestas que llegan a la Casa Rosada desde la provincia: allí todavía hoy Macri aventaja a Fernández por unos quince puntos, bastante menos que la abismal diferencia de 2015, pero diferencia al fin. "Ese achicamiento tan evidente es lo que ahora anima las sospechas", insistió la fuente.

   Minucias al margen, Macri pasa por alto los pequeños (grandes) detalles y ratificó que su cierre mayor será en la ciudad de Córdoba el miércoles 7 de agosto. Una suerte de cábala que repetirá el escenario de las legislativas de 2017 para más datos de lo que entregan en la Casa Rodada.

   El cierre mayor de la campaña electoral será el jueves 8 en el partido de Vicente López. Macri se rodeará ese día de la plana mayor de Juntos por el Cambio pero también de PRO, es decir que además de Pichetto también subirá al escenario a María Eugenia Vidal y Horacio Rodríguez Larreta, además del resto de los candidatos. Se trata de un distrito amigable donde gobierna Jorge Macri, el primo del presidente, y donde además la boleta del oficialismo registra los mayores niveles de intención de voto de todo el conurbano.

   Las presencias de Vidal y Larreta está directamente vinculada a las necesidades un tanto herejes que hoy carga Macri sobre sus espaldas. Es evidente, hasta en análisis de la Casa Rosada, que el presidente "tira para abajo" las listas, mientras que la gobernadora y el intendente "las empujan hacia arriba". De paso ratificará, como en un spot presentado hoy, que "da la cara" en la provincia y que no se esconde, como lo viene de acusar Sergio Massa.

Mustang Cloud - CMS para portales de noticias