unos 45 obreros fueron despedidos

Carmen de Patagones: una obra de 53 viviendas está en la cuerda floja

9/11/2019 | 06:30 |

El municipio gestiona 11 millones de pesos adeudados a la empresa constructora, que solicitó rescindir el contrato.

El barrio se encuentra a medio construir. Fotos: Agencia Patagones.

Juan Ignacio Schwerdt / jschwerdt@lanueva.com

   El municipio de Patagones negocia a contrarreloj un desembolso de 11 millones de pesos, ante el gobierno bonaerense, para evitar que se paralice por completo la construcción de un barrio de 53 viviendas. 

   El conflicto se desató esta semana, luego de que la constructora santafesina Pirámide tomara la decisión de despedir a los 44 obreros que llevaban adelante los trabajos y manifestara su intención de rescindir el contrato. 

   A raíz se esta medida, el miércoles los gremios de la construcción se manifestaron ruidosamente en el palacio municipal.

   Anteayer el intendente José Luis Zara recibió en su despacho a referentes de la firma constructora y a los secretarios generales de los gremios UOCRA, Roberto Lipiante, y Sitraic, Roberto Velazque. 

   En el encuentro -al que se sumaron concejales de todas las bancadas- Zara rechazó la posibilidad de rescindir el contrato de obra y le solicitó a las partes que le concedan unos días para insistir con el desembolso de los cuatro certificados de obra adeudados.

   “La rescisión del contrato la rechazamos de plano porque no es una posibilidad que aceptemos. El problema es que la deuda ronda los 11 millones, correspondientes a certificados de obra que vienen de mayo”, confió a “La Nueva.” el intendente José Luis Zara.

   El jefe comunal dijo que está en comunicación permanente con la Provincia.

   “La empresa, además, quiere tener cierta previsibilidad”, dijo.

   La preocupación de la empresa es el traspaso de mando a nivel provincial, lo que podría provocar que  se paralice el pago de certificados de obra al menos hasta marzo o abril de 2020. 

   “Por eso vamos a insistir para que se cancelen estos 11 millones. Eso nos daría tiempo para llegar a un acuerdo con la empresa y evitar que abandone los trabajos”, sostuvo el intendente.

   La obra de las 53 viviendas sufrió distintas complicaciones desde que se firmó el contrato de inicio de obra, en junio del año pasado. 

   En noviembre de 2018, cuando apenas mostraba un avance del 7%, la empresa Pirámide advirtió que podía llegar a paralizar los trabajos si obtenía una readecuación de los costos. Finalmente lo logró y pudo continuar, aunque los pagos comenzaron a demorarse a mediados de este año y hoy la deuda de la Provincia con la firma ronda los 11 millones de pesos. 

   El proyecto contempla la ejecución de 53 viviendas de 55,80 metros cuadrados, todas con dos dormitorios. 

Mustang Cloud - CMS para portales de noticias