Crónicas urbanas / Por Emepé

Los cabeza-pelota viven

10/6/2018 | 05:00 |

Por
Emepé

   Se viene el Mundial.

   En otros mundiales eran los días en los que la selección argentina ya tenía la Copa en la mano; en los que Messi era más que Jesucristo; en los que periodistas que querían un lugar en los diarios o televisores arriesgaban con un “Trinidad y Tobago va a llegar a semifinales”; en el que los que nunca habían visto un partido opinaban que el 4-4-2 que estaba haciando Singapur no era correcto, “Singapur tiene que jugar 2-3-3-2”.

   En los que las redes sociales se cargaban de fotos, memes, ironías... con los goles errados de Higuaín, la estética de los amores de Agüero, los slips del más lindo, las chicas de los jugadores; en los que los portales titulaban “la Selección llegó a “, “la Selección entrena”, “Fulano compartirá la habitación con Mengano”, “la mamá de Sultano dice que su hijo siempre quiso jugar en la Selección”.

   En los que el televisor del bar, del trabajo y hasta el de tu casa empezaban a teñirse de verde; en los que ante tus quejas del tema surgía alguno que te decía: “¿Cómo puede ser que no te guste el fútbol?” (“No, lo que no me gusta son tus comentarios”).

   Por suerte todo eso cambió...

   —Pará, pará... hoy sigue siendo igual a todos los mundiales —me dice mi compañero de mesa, otro indignado por los cabeza-pelota.

   —Ah, se ve que el que cambió soy yo entonces.

Mustang Cloud - CMS para portales de noticias