VENTA DE TERRENOS

Mantuvo silencio un procesado por defraudaciones

9/5/2008 | 09:00 | Un hombre de 74 años que figura como imputado por una maniobra de defraudación, junto con un puntero político y un abogado, se negó a declarar en las últimas horas. Se trata de Edmundo Ojinaga, quien se presentó ante el fiscal Eduardo Zaratiegui, de la UFIJ Nº 7, que investiga el caso. Junto con él están acusados Néstor Oscar Bertinat y el abogado Mario Montero, quienes la semana pasada negaron los cargos.


 Un hombre de 74 años que figura como imputado por una maniobra de defraudación, junto con un puntero político y un abogado, se negó a declarar en las últimas horas.


 Se trata de Edmundo Ojinaga, quien se presentó ante el fiscal Eduardo Zaratiegui, de la UFIJ Nº 7, que investiga el caso.


 Junto con él están acusados Néstor Oscar Bertinat y el abogado Mario Montero, quienes la semana pasada negaron los cargos.


 Ojinaga también iba a declarar en esa instancia, pero dicho acto se postergó porque el procesado no había llegado a un acuerdo con su defensor particular y debió presentarse esta semana --fue citado por la fuerza pública--, acompañado por un integrante de la Defensoría Oficial.


 Si bien se mantuvo en silencio, por consejo de su letrado, el sujeto prestaría declaración en corto plazo, según lo estipulado por el abogado, en los términos del artículo 317 del Código Procesal Penal, que permite la ampliación de indagatoria "cuantas veces quiera" el imputado, "siempre que su declaración sea pertinente".


 Bertinat y Montero, en tanto, desmintieron haber tomado parte de la venta, como particulares, de al menos diez terrenos pertenecientes al Estado.


 El primero de ellos, puntero justicialista --allegado al ex intendente Rodolfo Lopes y referente de la Fundación Eva Perón y de los feriantes del Mercado de Pulgas--, fue asesorado por el abogado Miguel Angel Asad y "depositó la responsabilidad en Ojinaga y en el abogado Montero", según confiaron voceros judiciales.


 Dijo que sólo habría actuado como una especie de nexo entre los potenciales clientes y los otros dos procesados.


Recibí los Newsletters de La Nueva sin costo
Registrar

 Montero (a quien asiste el doctor Domingo Montero, quien no guarda ninguna relación familiar con él) sostuvo, a su turno, que "él se limitaba a hacer los contratos que le traían las partes y que no tenía ningún tipo de injerencia", señaló el informante.


 De todas maneras, el fiscal Zaratiegui contaría, al menos en esta instancia, con pruebas que involucrarían a ambos en las defraudaciones.


 En el caso de Bertinat, además de algunos antecedentes similares, habría testimonios, algunas escuchas telefónicas y la aparición de su número telefónico en los avisos clasificados publicados en "La Nueva Provincia", donde se ofrecían las tierras.


 Contra Montero, mientras tanto, figurarían declaraciones de varios damnificados, quienes ratificaron que iban a pagar algunos de los documentos al estudio del abogado.


 "La causa va a seguir avanzando y se van a hacer nuevas medidas probatorias", respondió el vocero ante una consulta de este diario.


 Si bien hasta el momento se detectó una decena de vecinos damnificados, se presume que existirían otros casos, cuyas denuncias estarían diseminadas en distintas fiscalías locales, que terminarían reunidas en la UFIJ Nº 7.


 Los hechos se habrían registrado entre 2001 y comienzos del corriente año, con perjuicios de distinta importancia.


 En algunos casos se entregaron señas por 400 o 500 pesos y el delito fue detectado por el damnificado, pero en otros --o al menos uno de ellos-- la presunta estafa habría alcanzado los 39.000 pesos.


 La modalidad era publicar avisos en el diario y quienes se mostraban interesados en la compra de los terrenos, se debían dirigir a la casa de Bertinat, en Roca al 1600, donde se concretaba una primera entrevista y se le explicaba a los posibles compradores que la propiedad, en la mayoría de los casos figuraba a nombre de Ojinaga o bien se encontraba en sucesión.


 Una vez que se concretaba la transacción, la gente, al parecer, se dirigía al estudio de Montero a abonar las señas o los documentos de la compra.


 Los tres imputados se encuentran en libertad.



Mustang Cloud - CMS para portales de noticias