Bahía Blanca | Sabado, 18 de mayo

Bahía Blanca | Sabado, 18 de mayo

Bahía Blanca | Sabado, 18 de mayo

Feliú también reclamó que la planta de GNL de YPF-Petronas se radique en Bahía

El senador provincial se sumó a las voces que piden que la decisión no se tome por afinidades políticas de coyuntura sino por el potencial de cada región.

Federico Susbielles y Marcelo Feliú.

En junio YPF probablemente definirá el lugar de radicación del megaproyecto de GNL que llevará adelante junto con la petrolera malaya Petronas, para explotar y exportar el gas que produce el yacimiento neuquino de Vaca Muerta.

El puerto de Bahía Blanca será la probable sede de esa inversión estimada en 50 mil millones de dólares para los próximos años, una vez que se construya una planta en tierra de procesamiento de ese gas. No obstante, en los últimos tiempos surgió un competidor: Punta Colorada, en la provincia de Río Negro.

El senador provincial Marcelo Feliú (Unión por la Patria) se sumó al coro de voces de esta región que pide a las autoridades nacionales que la decisión final se tome "independientemente de las diferencias ideológicas, partidarias o turnos electorales".

El planteo tiene que ver con que diferentes versiones indican que el gobierno de Javier Milei analiza la opción rionegrina para no concederle esta inversión, la más importante para YPF en su historia, a la provincia de su adversario político Axel Kicillof.

En la red X, Feliú posteó: "Siempre se reclama, y está bien que así sea, que la política esté a la altura de las 'cuestiones de estado': aquellas que hay que continuar y concretar independientemente de las diferencias ideológicas, partidarias o turnos electorales".

Agregó: "Esto también incluye la denominada 'seguridad jurídica' que se necesita para, entre otras, atraer, mantener y garantizar inversiones para cuestiones estratégicas para el país. En este marco se inscribe el proyecto de GNL YPF-Petronas, cuya radicación viene siendo proyectada dentro del Puerto de Ingeniero White, Bahía Blanca, por el trabajo multisectorial y político-empresarial de años, basado en condiciones objetivas ofrecidas en este lugar".

El legislador concluyó: "Que cuestiones coyunturales de pura disputa política y sectorial pongan en duda la realización del proyecto YPF-Petronas en Bahía Blanca en poco ayudan a las necesidades del país y a estar a la altura de las 'cuestiones de estado' y de la 'seguridad jurídica' reclamadas".

La semana pasada hubo una reunión de alto nivel en YPF a la que asistieron el intendente Federico Susbielles, el presidente del Consorcio del Puerto, Santiago Mandolesi Burgos, y los representantes de las principales instituciones empresarias del sudoeste bonaerense: Gustavo Elías (Unión Industrial Bahía Blanca), Jorge Bonacorsi (Corporación del Comercio y la Industria) y Oscar Marbella (Bolsa de Comercio).

Por el lado opuesto, quienes promueven a Punta Colorada son los gobernadores de Río Negro y Neuquén, Alberto Weretilneck y Rolando Figueroa.

En Bahía Blanca la mayor parte del arco político, empresario y social se expresó en favor de la venida de la planta de YPF-Petronas.

Esta semana el bloque de concejales de Juntos por el Cambio, la principal bancada de oposición al jefe comunal, cerró filas con Susbielles respecto de este tema.

"Expresamos nuestro firme respaldo al Departamento Ejecutivo Municipal en sus gestiones para concretar el proyecto de instalación en Bahia Blanca de la Planta de Licuefacción, en el marco del proyecto impulsado por YPF y la Empresa Petronas, con miras a la exportación de GNL", sostuvo un comunicado firmado por el Pro, la UCR y la Coalición Cívica.

La Ley Bases, clave

Otro punto importante en torno a esta inversión, al margen de la locación que se elija, tiene que ver con la Ley Bases. La cúpula de YPF ya advirtió que para que las obras se concreten hace falta que se apruebe esa ley, la cual contiene un Régimen de Incentivo para las Grandes Inversiones (RIGI).

El presidente de la petrolera argentina, Horacio Marín, afirmó reiteradas veces que sin ese régimen de beneficios fiscales, aduaneros y cambiarios no podrá concretarse la operación.

“Sin el RIGI no hay GNL en la Argentina, porque es un proyecto que requiere para la infraestructura tres gasoductos como el Néstor Kirchner y eso son 6.000 millones de dólares. Además, se necesitan plantas de licuefacción. Toda la sumatoria de la infraestructura es de 30.000 millones de dólares y eso se puede hacer únicamente con un solo proyecto que llamamos Argentina LNG, el cual lidera YPF con Petronas, aunque estamos invitando a toda la industria argentina a participar".