Bahía Blanca | Lunes, 20 de mayo

Bahía Blanca | Lunes, 20 de mayo

Bahía Blanca | Lunes, 20 de mayo

Alarma en Mendoza: un pasajero dijo que llevaba una bomba arriba del avión antes de despegar

Según detallaron medios locales, la Policía de Seguridad Aeroportuaria obligó a desviar vuelos a Córdoba que estaban a punto de aterrizar en el aeropuerto El Plumerillo

Un pasajero que se encontraba a bordo de un vuelo de la aerolínea low cost Flybondi que estaba por despegar del aeropuerto El Plumerillo, en Mendoza, afirmó que llevaba una bomba entre sus pertenencias. 

A raíz de la presunta confesión, la Policía de Seguridad Aeroportuaria (PSA) obligó a desviar hacia Córdoba vuelos que estaban a punto de aterrizar en la terminal mendocina. Según confirmaron fuentes de la empresa, el incidente ocurrió cerca de las 16.25.

Por su parte, el Sol de Mendoza informó que El Plumerillo permaneció cerrado hasta que las autoridades descartaron la presencia de explosivos. 

En el sitio oficial de Aeropuertos Argentina 2000, el estado de algunos vuelos figuran como “consultar a la compañía”, mientras que otros aparecían como demorados. Un comunicado de la PSA, al que tuvo acceso MDZ, detalló que el autor de los desmanes fue un hombre de 63 años llamado Francisco Gabrielli.

“Al momento de abordar el vuelo de la empresa Flybondi, el pasajero manifiesta a una integrante de la tripulación de cabina que otro miembro de la delegación llevaba una bomba, lo que fue también escuchado por otros pasajeros. Por tal motivo, el comandante solicitó la intervención de esta unidad operacional”, precisa el escrito.

Se trata del segundo incidente en tan solo dos días. Ayer, el aeropuerto mendocino tuvo que ser evacuado con premura luego de que agentes que patrullaban las instalaciones se toparan con un presunto “paquete sospechoso”. Cientos de personas fueron obligadas a salir del edificio hasta que el equipamiento fuese revisado.

 

Momentos más tarde, Flybondi relató también a través de un documento: “La compañía informa que en el vuelo FO5461 que debía despegar a las 16.25 de Mendoza con destino Córdoba, un pasajero a bordo realizó una amenaza de bomba previo al despegue". 

"Esto provocó que se activaran los protocolos de seguridad a cargo de la PSA. Todos los pasajeros fueron desembarcados del avión sin inconvenientes y los equipajes tuvieron que ser inspeccionados nuevamente”, completó la empresa. 

Cerca de las 19.30 los pasajeros fueron reembarcados y el vuelo se reanudó. (La Nación)