Bahía Blanca | Jueves, 08 de diciembre

Bahía Blanca | Jueves, 08 de diciembre

Bahía Blanca | Jueves, 08 de diciembre

Por qué los soldados LGBT+ de Ucrania llevan la insignia de un unicornio en sus uniformes

Comenzaron a usar la estampa desde 2014, cuando los rusos invadieron Crimea. En 2018 se creó formalmente un batallón con miembros de la comunidad que actualmente resisten la invasión rusa y defienden el respeto de los derechos humanos y la igualdad. 

Fotos: Reuters

   Algunos miembros de la comunidad LGBTIQ+ de Ucrania se han sumado durante las últimas semanas a combatir a los efectivos militares rusos en medio de la invasión que comenzó el 24 de febrero. Sobre su uniforme llevan una insignia que destaca: la de un unicornio. La misma busca visibilizar al colectivo antes y durante el conflicto.

   Las estampas o insignias de unicornio se observan de al menos tres formas y colores: en blanco, negro y rojo, en verde y negro, y en blanco, gris y negro. En un lado de la estampa tiene llamas y del otro el unicornio que sobresale ante el fuego. 

   Oleksandr Zhuhan y Antonia Romanova son dos combatientes que iniciaron su servicio militar por la ofensiva rusa. Ambos son pareja y con la estampa de un unicornio, además de demostrar que son personas LGBTIQ+, también dejan constancia de que son una pareja dentro del Ejército ucraniano.

   La práctica se remonta al conflicto de 2014 cuando Rusia invadió y luego anexó la península de Crimea de Ucrania, “cuando mucha gente dijo que no había personas homosexuales en el ejército”, explicó el actor, director y profesor de teatro Zhuhan mientras él y Romanova se vestían de gala. su apartamento para su segunda rotación de combate de tres meses.

   “Así que ellos (en referencia a la comunidad LGBT+ de Ucrania) eligieron el unicornio porque es como una criatura fantástica ‘inexistente’”.

   Zhuhan y Romanova, que se identifica como una persona no binaria y se mudó a la capital desde Crimea después de ser desplazada en 2014, se conocieron a través de su trabajo teatral. Ninguno de los dos estaba entrenado en el uso de armas pero, después de pasar un par de días escondidos en su baño al comienzo de la guerra, decidieron que tenían que hacer algo.

   “Solo recuerdo que en cierto momento se hizo evidente que solo teníamos tres opciones: o escondernos en un refugio antiaéreo, huir y escapar, o unirnos a la Defensa Territorial. Elegimos la tercera opción”, dijo Romanova. Para Zhuhan y Romanova, su vocación les da un sentido adicional de responsabilidad.

   “Porque lo que Rusia hace es no solo tomar nuestros territorios y matar a nuestra gente. Quieren destruir nuestra cultura y no podemos permitir que esto suceda”, dijo Zhuhan. (Infobae y El Diario)