Bahía Blanca | Martes, 09 de agosto

Bahía Blanca | Martes, 09 de agosto

Bahía Blanca | Martes, 09 de agosto

¿Ómicron puede contagiar dos veces a la misma persona?

Fernando Piumatti, jefe de Neumonología del Hospital Interzonal Penna, señaló que la reinfección puede suceder después de 7 días de haberla contraído.

Fotos: Pablo Presti-La Nueva.

Por Pablo Andrés Álvarez /  palvarez@lanueva.com 

   Ómicron ya no solo es la cepa más transmisible de Covid-19, ni la que mayor capacidad tiene para evadir los anticuerpos generados por las vacunas, sino que ahora también es la que genera más reinfecciones, saltándose los anticuerpos naturales producidos por una primera infección.

   Un estudio realizado en el Reino Unido agrega mayor incertidumbre. La investigación detectó que el riesgo de volver a infectarse de Covid-19, al poco tiempo de haber pasado la enfermedad, es 16 veces más alto con esta variante Ómicron que con su predecesora, Delta.

   --¿Ómicron es capaz de recontagiar a la misma persona?

   --Sí. Y ya hay casos que así lo demuestran.

   Con esa respuesta, el doctor bahiense Fernando Piumatti, jefe de Neumonología del Hospital Interzonal Penna, instó a que la gente no baje los brazos en la lucha contra el coronavirus.

   “Somos concientes que la población está un poco cansada de este tema, pero sigue siendo primordial mantener las medidas preventivos, como son el uso del tapabocas, el distanciamiento social, el lavado de manos y, obviamente, completar el esquema de vacunación”, manifestó.

   Piumatti también desalentó los contagios por propia voluntad, teniendo en cuenta que Ómicron no parece tener altos porcentajes de mortalidad.

   “Es, por así decirlo, una ruleta rusa. Puede salir bien o puede salir mal. El paciente puede atravesar un contagio sin complicaciones o, por un cúmulo de circunstancias, puede complicarse. Aunque está comprobado que Omicron no tiene un alto índice de letalidad, sigue habiendo fallecidos. La mayoría no completó los esquemas de vacunación o bien ya tenían comorbilidades”, dijo.

   --¿Cuándo se puede producir la reinfección?

   --Uno se puede reinfectar después de una semana o 10 días. Obviamente, la mayoría de los casos es leve y muchas veces se dice que sigue dando positivo del primer contagio. En realidad, es posible que esa persona se haya contagiado dos veces. Por eso, la persona que ya se recuperó o tiene el alta médica no puede salir a la calle sin las medidas de prevención determinadas. Y aún más con una cepa que tiene una alta capacidad de transmisión.

   --¿Por qué sigue habiendo tantos casos si la mayor parte de la población está vacunada? 

   --En esto, cabe aclarar, las vacunas no son infalibles. Desde el primer día dijimos que la vacunación va a atenuar la gravedad de los casos en la mayoría de los contagios, pero no va a impedir la infectación. Es lo mismo que sucede con las demás vacunas, por ejemplo la del sarampión. Tener inmunidad significa que tu organismo va a estar más preparado para defenderse de algo, pero no quiere decir que va a evitar contagiarse.

   “Hay que tener en cuenta que la transmisión es la que favorece que el virus vaya mutando. Por eso, es necesario cortar la cadena de contagios, ya sea con medidas de prevención o por vacunación. Pero si favorecemos la infección, el virus va a seguir dando vueltas, buscando organismos en los cuales pueda fortalecerse y se van a generar nuevas cepas”.

   En ese sentido, para Piumatti es clave seguir concientizando con la importancia de vacunarse y  de tener el esquema completo. 

   “Es la única manera de terminar con esta pandemia. Y ya está demostrado que las vacunas traen muchas más soluciones que problemas”.

   Para el neumonólogo bahiense no es casual que actualmente se vean muchos casos de niños infectados, incluso algunos de gravedad. 

   “Si rememoramos un poco, la primera cepa atacó a los adultos mayores, cuando estos se vacunaron la segunda avanzó con los adultos medios y así siguió bajando la edad de los infectados, porque son los que menos se vacunaron. En el Hospital llama mucho la atención que los padres tengan vacunación completa y no hayan completado la de sus hijos. Es como que se pusieron a cubierto ellos y dejaron un poco desprotegidos a sus hijos”.  

   Y añadió: “Entiendo el cansancio de la gente, pero ese sacrificio de mantener las medidas de prevención es clave para conseguir el control total de la pandemia, porque se va a poder cortar la transmisión y que el virus se perpetue”.

   --¿Es necesario la obligatoriedad de la vacuna?

   --Yo estoy en contra de las imposiciones. Pero no está mal que se debata. El tema es que una decisión personal, la de no vacunarse, termina afectando el bien común, porque esa persona puede convertirse en el ámbito que precisa el virus para mutar.

  “También creo que la pandemia se controló más rápido de lo que todos esperábamos. Y eso fue, en gran medida, por la llegada de las vacunas. Al principio, la gente se nos moría en los hospitales debido a las neumonías bilaterales y teníamos las terapias intensivas colmadas de pacientes. Hoy, la mayoría de los casos no pasa de un síndrome gripal común. Eso sucede por el esquema de vacunación, no es por una cuestión milagrosa”.

De cara al invierno

   Que Ómicron haya sido leve para la gran mayoría de la población que tenga vacunación completa favorece para llegar fortalecidos a lo que siempre se teme en nuestro país, que es la llegada del invierno. 

   “A esa etapa del año llegaremos con la gran mayoría de la población ya contagiada y seguramente con tres dosis de vacunas, por lo que el impacto de una nueva ola, en caso de que exista, no tendría mayor gravedad”.

   Y añadió: “Creo que, al salir de esta ola, vamos a estar muy cerca de la inmunidad de rebaño, pero para lograr eso también es necesario que el mundo entero avance en la vacunación, porque las nuevas cepas se originan en lugares que van más retrasados ese tema”.

   Por eso no es casual que las potencias mundiales empiecen a donar vacunas a los países más pobres. 

   “No sirve de nada tener al 100% de tu población vacunada si te van a entrar nuevas cepas desde afuera. Aprendieron de esa experiencia”, cerró Piumatti.