Un terreno para la biblioteca Rivadavia

31/7/2021 | 09:45 |

   La venida Colón, el nuevo destino para un edificio magnífico.

Mario Minervino / mminervino@lanueva.com / Twitter: @mrminervino1

 

   Hace 95 años, en julio de 1926, la cámara de diputados aprobó el proyecto del legislador Enrique González para ceder un terreno de propiedad fiscal a la Asociación Bernardino Rivadavia para ubicar su biblioteca.

Recibí los Newsletters de La Nueva sin costo
Registrar

   Desde hacía un tiempo la histórica institución gestionaba un terreno que le permitiese llevar adelante la construcción de una nueva sede edilicia, con la idea de dejar su histórica ubicación fundacional de Moreno 80.

   No era la primera vez que se planteaba el tema en la cámara legislativa, pero recién en esta ocasión logró que se tratase y obtuviera el visto bueno de los legisladores.

   El terreno en cuestión tenía una ubicación por demás significativa y estratégica: se ubicaba entre los edificios de la Aduana nacional y el banco Hipotecario nacional, en la primera cuadra de la avenida Colón. Esa manzana, delimitada por Colón y Moreno, entre Vicente López y Estomba, era propiedad del estado nacional y parte de la manzana fundacional. Salvo este terreno para la biblioteca y el cedido a la provincia para el palacio de Tribunales, el resto está ocupado por organismos nacionales.

   La Asociación Bernardino Rivadavia disponía de los recursos económicos para la construcción de un nuevo edificio pero no eran suficientes para también adquirir un terreno. Por eso la gestión de González puso punto final a esa limitación. “La construcción de un edificio propio constituye desde hace tiempo una necesidad imperiosa  para una biblioteca que llena en nuestro medio una acción de cultura popular desde todo punto ponderable”, mencionó este diario.

   El magnífico edificio de la biblioteca fue finalmente construido e inaugurado en 1931, costeado con el legado económico que a la entidad hizo el vecino Luis Caronti.

Mustang Cloud - CMS para portales de noticias