Cómo se trata la violencia de género en Bahía Blanca

26/3/2021 | 06:20 |

Desde el Municipio contaron cómo trabajan y dieron respuestas a algunas críticas.

Foto ilustrativa: buenosaires.gob.ar

Por Belén Uriarte / buriarte@lanueva.com

 

   El área de Políticas de Género no se encuentra dentro del organigrama oficial del Municipio de Bahía Blanca. Es un espacio, dirigido por Ana Maceratesi, que depende de la secretaría de Políticas Sociales, coordinada por Vanina González.

   No se sabe cuánta plata recibe: en la página de Gobierno Abierto figura que el 8,6 del Presupuesto municipal 2021 —más de mil millones de pesos— corresponde a Políticas Sociales, pero no está discriminado su uso. Desde Género indicaron que el presupuesto sale de diferentes áreas y que es "una forma de optimizar el recurso".

   También manifestaron que el trabajo en cuestiones de género se hace de manera coordinada con la dirección de Protección Ciudadana, a cargo de Gisela Caputo —también coordinadora de la Red de Mujeres por la Seguridad—, que depende de la subsecretaría de Seguridad de Emiliano Álvarez Porte.

   "El trabajo es conjunto pero cada área lo hace desde su especialidad. Nosotros utilizamos las herramientas que tienen que ver con la seguridad, como monitoreo y capacitaciones; y desde Género trabajan en la asistencia a las víctimas y su seguimiento", dijo Caputo.

   Describió, por ejemplo, que cuando una víctima hace la denuncia, el caso pasa a la Justicia, donde se puede determinar la perimetral o la asignación de un botón antipánico. Esos botones son administrados por Políticas de Género y monitoreados por el Centro Único de Monitoreo (CEUM) desde la subsecretaría de Seguridad. 

   "Cuando se activa el botón para que acuda el patrullero, al mismo tiempo se acciona la línea telefónica de Género, que hace asistencia psicológica para saber qué está pasando y hacer el acompañamiento", indicó Caputo.

   Y agregó: "Se está pendiente de que la asistencia policial sea buena ante la emergencia. A la mínima falla, desde Género se comunican con nosotros para que hablemos con los jefes y hagamos capacitaciones sobre cómo debe ser el abordaje. El año pasado hicimos tres, pero la capacitación debe ser constante".

   Por su parte, la coordinadora de Políticas de Género, Ana Maceratesi, remarcó la importancia de trabajar de forma transversal: "Si bien hay un área específica de Género, está bueno que las cuestiones de perspectiva de género atraviesen todas las instancias, y de hecho es así".

   Su área se dedica especialmente a la atención de víctimas de violencia: "Cada caso, ya sea de acoso callejero, acoso laboral, violencia en la pareja u otro tipo de violencia, se aborda de forma particular, elaborando una estrategia. Se hace en forma interdisciplinaria, con la parte psicológica, la parte legal y la parte social".

 

Qué se hace

  Tanto Políticas de Género como Protección Ciudadana remarcaron la importancia de prevenir y trabajar en los barrios.

   Ana Maceratesi indicó que su área inició reuniones con referentes de comedores y merenderos para sumar este año actividades de prevención —que incluso permitan identificar casos de violencia— y que van a continuar con talleres en las escuelas con temáticas como la violencia en el noviazgo.

   Gisela Caputo, por su parte, detalló el trabajo que viene realizando la Red de Mujeres por la Seguridad, que se armó en 2018: “Nos reunimos con mujeres en distintos barrios y donde mejor viene funcionando es en la periferia”.

   En esas reuniones se hace un cuestionario y luego se efectúa un relevamiento con el fin de introducir cambios en la ciudad, mediante un trabajo con las delegaciones.

    "La mayor parte [de las participantes] mencionó la falta de iluminación o poda de árboles en algunos sectores y la inseguridad que generan las calles o trayectos oscuros [...] Algunas mujeres también manifestaron que aun en lugares iluminados se sentían inseguras caminando solas", señaló Caputo.

Presentación de la Red

   La directora de Protección Ciudadana destacó, entre otras actividades, las capacitaciones al personal policial para saber cómo abordar una situación de violencia y contener a las víctimas, el fortalecimiento del rol de las mujeres dentro de la Fuerza y la instalación de botones en espacios públicos, que permitan alertar a la policía ante alguna situación de violencia de género.

   Actualmente hay cuatro botones en espacios públicos de Bahía, distribuidos en Villa Rosas, Pedro Pico —instalado hace poco—, las Villas y Cerri. Caputo aseguró que "funcionan bastante bien" y prevén colocar ocho más.

—¿Piensan hacerlo durante este año?

—Sí, la única complicación para la instalación (que por eso no es tan sencilla, porque requerimientos hemos tenido muchos) es que haya una cámara cercana que permita ver el botón, porque a veces cualquiera pasa, lo toca y se transforma en un desperdicio de herramienta ya que la policía tiene que ir igual; entonces es preferible que esté monitoreado por cámaras. En el caso de Villa Rosas, donde muchas mujeres plantearon que no podían salir tranquilas porque eran acosadas, lo pusimos igual [pese a la falta de cámaras] y buscamos concientizar a todo el sector sobre su uso para evitar, por ejemplo, que los chicos jueguen con el botón.

   Caputo también destacó la continuidad de los talleres en los barrios, que se iniciaron el año pasado en forma conjunta con la Comisaría de la Mujer. Se trata de charlas de concientización para prevenir e identificar casos de violencia de género.

   "El primero fue en el barrio 1810 y lo planteamos desde la convivencia porque es muy difícil hablar de estos temas, no es que la gente te dice abiertamente 'yo sufro violencia de género o conozco a…'. Hablamos sobre los distintos tipos de violencia, qué está bien y qué está mal, y qué hacer ante un caso. Fueron entre 30 y 40 personas, se interactuó mucho y a partir de eso se levantaron tres casos, uno por abuso y dos por violencia", remarcó la funcionaria.

   También indicó que para el próximo mes están organizando un trabajo con la Comisaría de la Mujer para abordar el acoso callejero con charlas a la comunidad, dado que "es un delito que no se acostumbra a denunciar pero pasa".

—Hay quienes no denuncian porque "queda todo en la nada" o no se recibe la atención esperada, ¿se trabaja para mejorar las respuestas en las comisarías?

Recibí los Newsletters de La Nueva sin costo
Registrar

—La toma de denuncias por violencia de género o abuso se hacía solamente en la Comisaría de la Mujer; ahora hubo un cambio de resolución del Ministerio y cualquier comisaría debe tomar la denuncia. De todas formas, sugiero que se haga  en la Comisaría de la Mujer porque el abordaje no es el mismo. Me parece perfecto que toda la policía empiece a trabajar en perspectiva de género y que las mujeres tengan más posibilidades para denunciar, pero la realidad es que cualquier comisaría no es un lugar lindo para que una mujer vaya a hacer una denuncia porque hay situaciones muy incómodas. La situación de la víctima es de por sí muy desbordante como para sumar un escenario más complejo. 

   Ante esa situación y los arreglos que deben hacerse en la comisaría de la Mujer, propusieron al Ministerio de Seguridad un traslado temporal de dicha comisaría a la base de la Policía Local, en Noroeste, o bien incorporarla como una extensión para que funcione en determinados días y horarios.

   "Si bien el traslado hasta ahí puede ser más difícil que ir al centro, donde llegan todos los colectivos, la infraestructura es más segura y las mujeres pueden estar más cuidadas", aseguró Caputo.

 

Críticas y respuestas

   Desde la oposición y otros sectores cuestionaron, entre otras cosas, la falta de presupuesto propio y de jerarquización del área de Políticas de Género, como así también el modo de abordaje de las cuestiones relacionadas a género.

   Y desde el Municipio respondieron. La coordinadora de Políticas de Género, Ana Maceratesi, explicó el modo de trabajo y también hizo un mea culpa. Vamos punto por punto:

Presupuesto propio 

   "El presupuesto para Políticas de Género se diluye en otras partidas dentro de Políticas Sociales y, por la relevancia del tema, creemos que no debe ser así", dijo la concejala del Frente de Todos Gisela Ghigliani.

   "Al tener muy poco financiamiento, cada vez que había una convocatoria a nivel nacional, armábamos un proyecto, lo mandábamos y conseguíamos financiamiento para algo particular [...] El presupuesto es clave para entender cómo funcionan las políticas de género en Bahía, que básicamente no funcionan", señaló una profesional consultada por La Nueva. que pasó por el área de Políticas de Género, cuya identidad pidió mantener en reserva.

 👉 Maceratesi: "No hay presupuesto propio porque el presupuesto sale de diferentes áreas. Es complejo pero es una forma de optimizar el recurso. El área de Género depende de la Dirección General de Derechos Humanos (que a su vez depende de Políticas Sociales), para la cual hay $ 10.700.000. Pero no solo se cuenta con eso: hay partidas que salen de Infraestructura, como las que permitieron la reparación del refugio y se destinan a las cooperativas; las de Seguridad para el monitoreo de botones antipánico; las de Capital Humano para el personal y las capacitaciones. El Municipio también destina un subsidio anual de $ 620.000 a instituciones que trabajan en violencia y abuso: El Nido, Creer Sí y la Red Local".

Refugio para víctimas

   "Nos preocupa la situación del refugio para víctimas de violencia de género", dijo la concejala Ghigliani, en relación al espacio que se incendió el año pasado y estaba en proceso de restauración.

   La ONG "El Nido", en tanto, pidió por mayor capacidad en esos espacios.

👉 Maceratesi: "Se está organizando la mudanza porque la refacción está terminada; el refugio estaría en funcionamiento a principios de abril. Y con respecto a la ampliación, está en los planos la posibilidad de hacer dos habitaciones más; se está analizando de qué manera y con qué recursos".

* Bahía cuenta con un solo refugio que tiene capacidad para 4 familias. Maceratesi aclaró que nunca dejó de funcionar: por el incendio, se trasladó a otro lugar.

Fondo de Emergencia

   Desde la oposición cuestionaron la falta de información sobre el Fondo de Emergencia provincial para situaciones de violencia de género.

👉 Maceratesi: "En septiembre de 2020 pudimos disponer del Fondo. Son $ 30.000 y una vez que los gastás, tenés que rendirlos. Son gastos muy puntuales que tienen que ver con la emergencia y deben estar avalados con la facturación. En enero rendimos esos $ 30.000, que se gastaron en la compra de puertas y colocación de vidrios para lugares dañados por situaciones de violencia de género. Ahora nos volvieron a depositar otros $ 30.000; en el año se puede pedir hasta cuatro veces".

Jerarquización/abordaje 

   "En Bahía no hay Dirección de Políticas de Género, es una coordinación. Nos preocupa su escasa articulación con organizaciones, grupos y espacios políticos, y no vemos que se lidere una agenda", cuestionó la concejala Ghigliani.

👉 Maceratesi: "En diciembre de 2015 se creó la Dirección de Políticas de Género, que se fue jerarquizando, incorporando personal; el área nunca se degradó. Tal vez la confusión tiene que ver con el cargo que yo ocupo que no es político, sino un cargo de coordinación. Por la agenda e importancia que tiene, creo que en algún momento el área va a tener un espacio mayor".

Convocatorias y mesa intersectorial

   Desde el Consejo Local de Mujeres señalaron que Políticas de Género no responde a sus convocatorias. La concejal Ghigliani, en tanto, cuestionó que no se avance con la creación de la mesa intersectorial propuesta por el Ministerio provincial para trabajar la violencia de género.

👉 Maceratesi: "Lo de las convocatorias es cierto, pasó. La vorágine diaria a veces hace que no nos conectemos como corresponde. Lo que sí vamos hacer ahora, que es un compromiso con el Ministerio de las Mujeres y aparte nos parece importante, es empezar a armar la mesa local y para eso vamos a convocar a todas las instituciones que estén trabajando en la temática".

Precarización laboral

   "El eje fundamental del Municipio es el de violencia, que es fundamental y hay que hacer mucho por ese tema, sobre todo por las consecuencias que vemos todos los días; pero no es el único. Igual es entendible que pase cuando tenés un presupuesto reducido o inexistente, pocos trabajadores y precarización laboral", dijo una profesional consultada por La Nueva. que trabajó en Políticas de Género.

👉 Maceratesi: "Se ha incorporado personal a lo largo del tiempo y la Dirección va a seguir creciendo. El año pasado se implementó la ley Micaela y cada año se suman nuevas actividades, por lo que siempre está la perspectiva de incorporar más personal para hacer más, sobre todo en prevención".

* Según los datos aportados por el Municipio, Género cuenta con: 6 trabajadoras sociales, 6 psicólogas, 2 abogados y una abogada (compartida con Derechos Humanos) y 2 secretarias. 

 

Proyectos presentados

   La concejala Ghigliani detalló que para 2020 elaboraron una agenda de género con 11 proyectos, de los cuales se aprobaron tres: el homenaje a la primera concejala mujer María Luisa Cosentino de Pastorino (aún no concretado), la creación de la Comisión Permanente de Mujeres, Género y Diversidad y la adhesión por ordenanza a la ley Micaela [capacitación obligatoria en género para los funcionarios].

   "Este marzo presentamos otros tres proyectos: cupo femenino en eventos culturales, incorporación de perspectiva de género en procesos de compra y licitación municipal, y modificación de la ordenanza fiscal para que mujeres con determinadas características no paguen derechos de construcción", agregó.

 

Otras notas del informe

- La violencia de género toma las calles de Bahía y aumentan las denuncias en la Justicia

- "Lugares del miedo", la investigación de una estudiante de la UNS

- Violencia de género: señales para detectarla y recomendaciones para acompañar

- "Superar la respuesta desde la inmediatez para asumir el desafío de una respuesta integral"

Mustang Cloud - CMS para portales de noticias