Bahía Blanca | Jueves, 18 de agosto

Bahía Blanca | Jueves, 18 de agosto

Bahía Blanca | Jueves, 18 de agosto

El ladrillo, una inversión inteligente en momentos de incertidumbre

En pandemia, los inversores han tenido más tiempo para analizar oportunidades y el ladrillo, sobresale como una de las más sólidas.

Foto: Pablo Presti-La Nueva.

   La pandemia ha tenido muchos efectos sobre el tejido social y económico, en Argentina y en el mundo. Los inversores han tenido, por el encierro, más tiempo para analizar oportunidades y el ladrillo, sobresale como una de las más sólidas.

   Se vive un momento especial en el sector de la construcción porque tanto el inversor, como el comprador final de una vivienda, ven que el mercado se está reconfigurando y se abren ventanas de oportunidades.

   Es un momento para desechar la inacción y tomar decisiones estratégicas, serias, fundadas y consistentes para aprovechar la multiplicidad  de oportunidades de negocio, inversión y capitalización que el mercado inmobiliario está abriendo.

   Bahía Blanca es una muestra de esta multiplicidad. Por un lado vemos los tipos de construcciones nuevas, que apuntan a los diferentes mercados, con alternativas de financiación para todas las opciones.

   El que puede acceder a una vivienda completa tiene un abanico de obras en avance de alta jerarquía y excelentes ubicaciones. Con la modalidad de obra terminada, o “al Pozo”, como también se estila con los Fideicomisos, que han resultado los más exitosos hasta el momento.

   Para el que no llega a una vivienda completa está surgiendo el crowdfunding. Con este sistema, la propiedad del activo (un edificio, una casa, cualquier inmueble) se 'digitaliza' y se divide proporcionalmente al aporte realizado por cada uno.

   Por ende, la rentabilidad percibida también resulta proporcional a esa división. En nuestra ciudad ya se están ofreciendo los primeros emprendimientos.

   La situación actual de Argentina, donde el impacto de una inflación en dólares hace que la variable tiempo sea clave, mientras antes se toma la decisión de inversión/compra, antes se protegen los activos.

   Este es un mercado lleno de oportunidades que requiere hoy de decisores inteligentes para transformar posibilidades en aciertos contundentes y concretos.

   El ladrillo es, además, la posibilidad de transformar flujo de pesos en un activo con valor en dólares.

   Bahía Blanca tiene también un valor agregado, ya que al ser una ciudad universitaria, con una matrícula superior al 50% de estudiantes no bahienses, el mercado de alquileres es muy interesante.

   Para aquellos que buscan un estilo de vida privado y tranquilo, los emprendimientos de barrios cerrados es una alternativa muy interesante en Bahía Blanca, algunos de llamativo crecimiento, como La Reserva, por ejemplo, que en muy poco tiempo logró la venta y construcción de sus lotes, con muy pocos libres aún. En tanto están apareciendo nuevos desarrollos en la zona cercana.

   Una de las pocas restricciones que tiene este mercado es la falta de oferta de créditos hipotecarios a tasas razonables y plazos prolongados, tan común en otros países, que motorizaría sin dudas a este tipo de negocio.