Importante inversión

El Hospital Italiano ya cuenta con la Terapia Intensiva Pediátrica

21/6/2020 | 07:00 |

Se trata de una sala, equipada con la última tecnología, que aportará 8 camas al sistema de salud de nuestra ciudad y la región. 

Fotos: Pablo Presti-La Nueva.

Por Pablo Andrés Alvarez / palvarez@lanueva.com

   En el marco de reorganización que inició el actual Consejo Directivo, el Hospital Italiano se apresta a inaugurar un importantísimo servicio para el sistema de salud de nuestra ciudad y la región.

   Se trata de la primera Terapia Intensiva Pediátrica de un nosocomio privado, que sumará ocho camas completamente equipadas con la última tecnología, en un segmento deficitario del sistema, que hasta este momento constaba con la misma cantidad en el Penna y otras tres en el Hospital Municipal.

   “Por no disponer de suficientes camas, Bahía está obligada muchas veces a derivar de pacientes de terapia intensiva pediátrica. Estas nuevas instalaciones permitirán mitigar ese problema y, además, se podrán brindar atenciones hospitalarias más complejas en la ciudad”, reconoció el ingeniero Francisco Nardelli, quien asumió la presidencia del Hospital Italiano en octubre de 2017 y desde entonces planificó un ambicioso plan de crecimiento en las prestaciones médicas del hospital, con una concordante ampliación de su planta edilicia.

   “Nuestra gestión apunta a sumar servicios, siguiendo líneas de trabajo en sectores donde el Hospital muestra potencialidad para crecer armónicamente dentro del sistema de salud de la ciudad”, añadió.

   Así nació la idea de contar con una Terapia Intensiva Pediátrica en un sector especialmente diseñado y equipado para tal fin.

   En ese contexto, se decidió construir las nuevas instalaciones, en el tercer piso del establecimiento, donde también funciona Pediatría, para poder trabajar en forma integrada dentro de un mismo sector del nosocomio.

   “De este modo, tenemos 8 camas de internación en habitaciones individuales y se suma la misma cantidad en Terapia”.

   La obra, tal como reconoció Nardelli, atravesó por muchos vaivenes.

   “En este país es muy difícil preveer la parte económica, pero estamos convencidos que el camino tiene que ser apostando por nuevos servicios. Sin ir más lejos, esta obra de Terapia Infantil la iniciamos con un dólar a 20 pesos y hoy está a casi 120. Hemos recibido algunas donaciones que nos permitieron equilibrar las cuentas”.

   Y añadió: “Debemos recordar que somos una institución sin fines de lucro, por lo que toda ganancia se reinvierte para mejorar la oferta sanitaria que le damos a la población. No lo vemos como un negocio, aunque obviamente tenemos que tratar que el hospital sea sustentable para poder cumplir con el pago de los sueldos y las cuestiones impositivas”.

   Otra gran cualidad de esta entidad, que ya superó los 55 años de existencia, es que está organizada por servicios médicos por especialidad, lo que le permite contar con la asistencia de médicos especialistas los 365 días, las 24 horas.

   “Apostamos a un Hospital de atención integral. Es decir, para que desde el nacimiento hasta la adultez, estemos preparados para brindar todos los servicios de salud necesarios”.

El equipo médico

   Los doctores Eduardo Teplitz (Jefe de Departamento), César Garat (Jefe de Servicio) y María de los Angeles Echegoyen (Jefa de Unidad) se refirieron a la importancia de poder contar con un espacio físico especialmente diseñado para Terapia Infantil.

Recibí los Newsletters de La Nueva sin costo
Registrar

   “Hace muchos años veníamos funcionando con una terapia muy chiquita, de apenas tres camas, para reforzar las que tenía el Penna, pero el sistema colapsaba muy rápido y era necesario derivar pacientes a La Plata o Buenos Aires”, señaló Teplitz.

   “La verdad que es una necesidad para toda Bahía Blanca incrementar la cantidad de plazas y estar en condiciones de atender pacientes más complejos. El hospital nos escuchó y encaró un trabajo arduo. A su vez, estamos en el mismo piso que Pediatría, los que nos permite centralizar las cuestiones sanitarias”, añadió Garat.

   El Hospital Italiano brinda todas las especialidades pediátricas, como ser Nefrología, Oncología, Cardiología y Cirugía, entre otras, y por eso tenía la necesidad de contar con un espacio propio, que también permite descomprimir la Terapia de adultos.

   “Lo que más cuesta es conseguir terapistas infantiles para cumplir las 24 horas de guardia. Escasea ese recurso humano en nuestra ciudad, aunque está ayudando que el Penna abrió la especialidad y se puede seguir aquí mismo. Actualmente somos 4 médicos de planta y después se completa con residentes, para desarrollar guardias pasivas y activas”, informó Echegoyen.

   La sala fue ploteada con dibujos de El Principito, que fueron donados por la ilustradora Cin Wololo, con apoyo de la Editorial Sudestada.

   “La verdad que es un orgullo que el hospital haya decidido invertir en esta necesidad que tenía la ciudad. Además, tener esta terapia nos permite planificar para brindar otros servicios, como ser cardiocirugía pediátrica”, amplió Teplitz.

   El Jefe de Cirugía Pediátrica es el doctor Juan Miguel Martorelli, quien asumió recientemente.

El plan no se detiene

   El actual consejo directivo encabezado por Francisco Nardelli y Vicente Domini ha realizado un plan director de crecimiento que prevé distintas intervenciones edilicias en distintas etapas para optimizar los servicios ofrecidos con la visión de conformar un centro de salud integral.

   La primera etapa, actualmente en ejecución y cerca de finalizarse, contempla la construcción de 1.166 m2, que contendrá una guardia de emergencias médicas en planta baja; la construcción de dieciocho habitaciones en el primer y segundo piso y una unidad coronaria e instalaciones para el servicio de cardiología, en el tercero. 

   “La planta baja ya está muy cerca de terminarse. Iba a ser destinada a guardia externa, pero en este escenario de Covid debimos redefinir espacios y servicios, como el hecho de desdoblar las guardias medicas. En estos momentos, en la planta baja, está funcionando una guardia respiratoria pediátrica y una de adultos; y además de las guardias médicas habituales. Como también se efectúan análisis prequirúrgicos, para que la persona hasta el momento de la internación, no circule por dentro del hospital, los consultorios afectados a tal fin se habilitarán en las nuevas istalaciones”.

   “En el primer piso, la obra está avanzada. Faltan las terminaciones y el equipamiento. Las nueve habitaciones individuales, van a estar destinadas a Gineco-Obstetricia”, añadió Nardelli. Mientras que las del segundo piso estarán destinadas a internación general.

  La segunda etapa, de 1.035 m2 (planificada para finalizarse en 2023), prevé la ampliación de las instalaciones administrativas en planta baja, la construcción de dos nuevos quirófanos de alta complejidad y nueve boxes para post-operatorios (hospital de día) en la primera planta; nueve habitaciones para internación general en la segunda, y por último instalaciones para la dirección del hospital en la tercera.

  La tercera etapa (que se haría entre 2023 y 2030) consiste en una nueva ala del hospital de aproximadamente 4.000 m2, en cuatro plantas de 1.000 m2. 

   En estas instalaciones está previsto extender los distintos servicios médicos en planta baja, duplicar la capacidad de terapia intensiva y la construcción de 20 habitaciones en la primera planta y la de 24 habitaciones en la segunda y tercera planta, respectivamente.

Mustang Cloud - CMS para portales de noticias