A 10 años de su asesinato, el Partido Obrero continúa reivindicando a Mariano Ferreyra

20/10/2020 | 06:30 |

El joven fue asesinado de un tiro en el pecho durante una violenta represión en una manifestación de trabajadores y trabajadoras tercerizadas de la Línea Roca.

Foto: Prensa Obrera

   El asesinato del joven militante de 23 años, Mariano Ferreyra, cumple hoy su décimo aniversario y el Partido Obrero continúa reivindicando su lucha.

   Ferreyra fue asesinado el 20 de octubre de 2010 en Buenos Aires, de un tiro en el pecho durante una violenta represión en una manifestación de trabajadores y trabajadoras tercerizadas en la que se exigía el pase a la planta permanente en la Línea Roca.

   "Mariano Ferreyra es representativo de una generación luchadora y también de un futuro. Se trató de un crimen político contra la clase obrera", le dijo a La Nueva. el militante bahiense, Emiliano Fabris.

   El joven fue asesinado por una patota de afiliados a la Unión Ferroviaria y UGOFE, la empresa concesionaria, que "buscaron brindar un escarmiento a los protestantes".

Recibí los Newsletters de La Nueva sin costo
Registrar

   "La tercerización era un gran negocio que se repartía, al amparo del Estado, entre empresarios y burócratas. Habían establecido un sistema de subcontratación de empresas-testaferro, pagando a sus trabajadores un tercio de los salarios de convenio y cobrando jugosas comisiones. Desde el puente ferroviario en Barracas, tres comisarios de la Policía Federal Argentina, al lado del delegado ferroviario Pablo Díaz, observaron impasibles el ataque", agregó Fabris.

   Por el asesinato fueron condenados a 15 años de prisión el exsecretario de la Unión Ferroviaria, José Ángel Pedraza, y su segundo en el gremio Juan Carlos Fernández por ser instigadores del crimen; mientras que los barrabravas Cristian Daniel Favale y Gabriel Sánchez, a 18 años como autores materiales de la muerte.

   El crimen de Mariano Ferreyra ocurrió bajo el primer mandato de la expresidenta Cristina Kirchner.

   "El kirchnerismo buscó hacer responsable al Partido Obrero y al propio Mariano por lo sucedido, en aras de encubrir los vínculos entre la 'patria contratista' y el Estado, como fueron revelados en la gestión de los ferrocarriles. El kirchnerismo cultivó el 'capitalismo de amigos' y se alió a Pedraza y a lo más podrido de la burocracia sindical peronista contra el movimiento obrero", analizó Fabris.

   Por último, aseguró que el asesinato de Ferreyra "hizo aflorar tendencias muy profundas en el seno del pueblo", tal como "la rebelión contra la precarización laboral, el hartazgo frente al deterioro del transporte público, el odio a la policía y sus atropellos y la hipocresía de los políticos de la burguesía".

Mustang Cloud - CMS para portales de noticias