Protestas en Venezuela dejan 4 muertos: "Estoy más duro que nunca", dice Maduro, que rompió relaciones con Colombia

23/2/2019 | 17:59 |

Fotos: Reuters y AFP

   La tensión en Venezuela y los países vecinos por la ayuda humanitaria es cada vez más alta y al menos 4 personas murieron esta tarde en Santa Elena de Uairén, una ciudad fronteriza con Brasil. 

   Desde temprano, grupos de personas aguardaban el ingreso de dos camiones cargados de medicinas y alimentos de Brasil, pero unidades de la Guardia Nacional impedían el paso, cuyo cierre fue ordenado por el presidente Nicolás Maduro desde el jueves por la noche.

   En el hospital de esa localidad una doctora leyó un reporte dando cuenta de las 4 víctimas fatales y al menos una decena de heridos. 

En imágenes: se frustran los primeros intentos de ingresar ayuda humanitaria a Venezuela

"Estoy más duro que nunca"

   El presidente Maduro rompió las relaciones diplomáticas con Bogotá, poco después de que soldados venezolanos dispararan hoy balas de goma y gases contra manifestantes presionando en la frontera por la entrada de la ayuda humanitaria que avanzaba en camiones desde Colombia.

   El líder opositor de Venezuela Juan Guaidó, a quien decenas de países reconocen como el presidente interino de la nación petrolera, busca ingresar insumos desde Colombia, Brasil y también desde Curazao para atender la profunda crisis económica y escasez que sufre la nación petrolera.

   Desafiando la presión de la comunidad internacional para que abandone el poder, el cada vez más aislado Maduro volvió a rechazar la ayuda y dijo que la iniciativa enmascara un intento de golpe de Estado de la oposición con apoyo de Washington.

   "Estoy más duro que nunca más duro que esta madera, duro de pie, gobernando esta patria", dijo Maduro ante miles de seguidores reunidos en una avenida de Caracas en una marcha convocada "en defensa de la revolución".

   "Soberano coñazo (puñetazo) le estamos metiendo al golpe, a la intervención gringa", gritó.

   Y minutos después, anunció la ruptura de relaciones con Colombia.

   "He decidido romper todas las relaciones políticas y diplomáticas con el gobierno fascista de Colombia y todos sus embajadores y cónsules deben salir en 24 horas de Venezuela", disparó.

Guaidó, con la ayuda

   Desde la ciudad fronteriza colombiana de Cúcuta, Guaidó despidió a los camiones junto al mandatario de Colombia, el conservador Iván Duque, en un centro de acopio donde se estaban almacenadas toneladas de suministros enviados por Estados Unidos y otros países.

   "La ayuda humanitaria en definitiva va camino a Venezuela de manera pacífica y de manera tranquila para salvar vidas", dijo Guaidó al recibir la ayuda formalmente de parte de Duque, y poco después trepó a un camión de insumos en dirección a la frontera, cerrada del lado venezolano.

   Pero mientras los camiones avanzaban, en la cercana ciudad limítrofe venezolana de San Antonio, fuerzas de seguridad fieles a Maduro lanzaron gases lacrimógenos y balas de goma a una marcha de diputados y simpatizantes que se dirigían al puente fronterizo Simón Bolívar para recoger la ayuda.

   Los manifestantes respondieron lanzando piedras al contingente, mientras del lado colombiano se formaba una cadena humana con intención de alistarse a pasar las cajas con ayuda.

   "Están masacrando al pueblo de Venezuela en Santa Elena de Uairén y en San Antonio", denunció Guaidó.

   El puente, el principal paso entre los dos países, continuaba bloqueado por efectivos de la Guardia Nacional Venezolana. (Reuters, AFP, Télam y La Nueva.)

Mustang Cloud - CMS para portales de noticias