Canesa y un embalse centenario

24/11/2019 | 13:37 |

Hace más de cien años de la primera idea de embalsar el Napostá

Mario Minervino / mminervino@lanuewva.com

   Hace 76 años, en noviembre de 1943, se presentó el proyecto de endicar el arroyo Napostá, a la altura del puente Canesa.
   Durante décadas -la primera propuesta data de 1904- se sustentó la idea de embalsar las aguas del Napostá, con al menos tres objetivos: el riego de 600 hectáreas, situadas en los alrededores del cauce, controlar las inundaciones y disponer de una fuente alternativa para la provisión de agua. 
   Entre los más de diez proyectos presentados desde principios del siglo pasado, acaso la propuesta más seria fue realizada en 1926 por el diputado nacional Carlos Cisneros, quien propuso realizar el embalse en la garganta que, en Tornquist, formaban los cerros del Aguila y el Aguilucho. 
   Pero en 1933, una inundación que sufrió la ciudad por las lluvias ocurridas en La Vitícola demostró que el aporte de agua a la altura del Napostá medio era suficiente para inundar el norte de Bahía Blanca.
   Esto llevó al organismo hidráulico de la Nación a pensar la obra a la altura del puente Canesa, a 20 km. de la ciudad, sobre el camino de La Carrindanga.
   Los estudios determinaron la permeabilidad del sector y la posibilidad de trasladar tierra hasta allí. La Dirección Nacional de Irrigación aseguró que el lugar era favorable. 
   Desde entonces, el dique Canesa figuró en todo proyecto alternativo de provisión de agua y riego. Inclusive en 1998, María Julia Alsogaray prometió "financiar un estudio de factibilidad" y, en 2000, Carlos Ruckauf aseguró que podría iniciarse un "estudio de prefactibilidad".
   La idea tiene ya un siglo y nunca ha dejado de retomarse de manera cíclica.
Como el acueducto desde el río Colorado, el Trasandino del Sur yo la creación de una Nueva Provincia, entre otras ideas que ya son centenarias.

Mustang Cloud - CMS para portales de noticias