Denuncia de abuso contra un cura: "Desde la parroquia San Roque me amenazaron y me tiraron la culpa a mí"

19/11/2019 | 10:00 |

La chica contó que tiene mensajes guardados. 

Fotos: Archivo.

   La chica que denunció a un cura de la parroquia San Roque por abuso sexual dijo esta mañana que se siente "vulnerada y no escuchada" por la Iglesia.

   "Tomé la decisión de hablar porque siento que es algo que no solo me afecta a mí, sino a otras dos chicas pertenecientes a la comunidad de San Roque", comenzó diciendo la joven que presentó una denuncia contra el sacerdote Mauro Henrique Cantanhede Ferreira.

   Y agregó: "A una le hizo propuestas indecentes; no llegó a más porque no se animó por el respeto y el miedo que le tenía a su mamá. Esa chica (contó que tiene un leve retraso madurativo) me hizo saber que a otra de San Roque este cura le regaló un paquete con una tanga y le dijo que se sacara fotos desnuda. La chica se sintió muy mal y dejó de ir; no me dio datos, no sé quién es".

   "Es como un grado de perversión y de abuso de poder porque fue llevando toda la relación en base a miedo, en decirme 'nunca hables, borrá todos los mensajes'. Los únicos mensajes que tengo son a partir del 2 de noviembre que empiezo a guardar conversaciones como para tener algo de prueba, donde confirma lo que había pasado, el hecho que hizo a nivel sexual que le gustaría volver a repetir", detalló la joven.

   "No parecía lo que era. Soy creyente y practicante católica: me siento vulnerada y no escuchada por la parte eclesiástica; desde la parroquia San Roque me amenazaron y me tiraron la culpa a mí. No quiero dejar de creer, quiero que se me escuche", pidió.

   La chica también contó que desde la Curia le dijeron que el traslado de este sacerdote a Buenos Aires estaba previsto desde antes.

   Y pidió que el cura también muestre los mensajes y fotos "delante de los feligreses que creen en él y que desde la Curia se lo baje como sacerdote".

   "Él me lo hacía ver como que era una relación de amistad y que yo tenía que respetarlo como representante de Dios acá en la tierra", cerró.

  En esa misma parroquia, un policía que daba catecismo afrontó un juicio por abuso sexual contra un nene de 8 años. Y en el momento en que se conoció ese hecho, el propio Cantanhede Ferreira lo repudió al asegurar: "Uno intenta levantar la imagen de la Iglesia, pero hay casos que no ayudan".

Si sufrís violencia de género o conocés a alguna víctima, llamá al 144: es gratis y atiende las 24 horas

Mustang Cloud - CMS para portales de noticias