Necesita una urgente reparación

La odisea del verano: transitar por la exruta 3 y sobrevivir en el intento

16/12/2018 | 06:30 |

El tramo de 32 kilómetros desde la rotonda de la RP 51 hasta la RN 3 está en malas condiciones. Los segmentos más complejos se encuentran en los kilómetros 13,1; 20,5 y 24,7. Algunos pozos se cubrieron la última semana.

Por donde se pueda. Es la consigna de los autos, camionetas y camiones que transitan la exruta 3 vieja, en dirección a la RN 3. Aquí, en el kilómetro 24,7 desde Bahía Blanca. / Fotos: Rodrigo García-La Nueva.

Guillermo D. Rueda
grueda@lanueva.com

   El tímido emparchado de grandes pozos, de la última semana en el inicio del tramo, no minimiza la calificación de pésimo al estado de los 32 kilómetros de la exruta 3 vieja, entre la rotonda de la RP 51 y la intersección de la RN 3 norte.

La única señal de 40 K/H que advierte lo que se viene está en el kilómetro 10,5, a la altura de Calderón.

  La ausencia de una obra de recuperación y mantenimiento en sitios estratégicos de la calzada reencarpetada entre 2015 y 2016 es la explicación a un fenómeno que, milagrosamente, no ha pasado en este tiempo de roturas de cubiertas, llantas y sistemas de dirección de autos, camionetas y aun camiones.

   Tomando a cero la rotonda de la caminera, apenas antes del ingreso al aeropuerto, los sitios en pésimas condiciones están en los kilómetros 13,1; 20,5 y 24,7.

En el kilómetro 14,7 una distracción puede resultar fatal.

   Al margen de los consabidos pozos, en ocasiones cuasi zanjas, en el relevamiento que realizó este medio quedaron en evidencia no pocos descalces, falta de una señalización adecuada —en cantidad— donde se indique que hay sitios intransitables —excepto a paso de hombre— y la ausencia de corte de pastos que, en rigor de la temporada, insumen un riesgo de incendios ante el contacto de los caños de escape de los vehículos que deben transitar por las banquinas.

Zig zag en el kilómetro 24,7.

   Algunos baches fueron tapados —de modo artesanal— hasta el kilómetro 12,2 y durarán hasta la lluvia venidera. Pero en el km. 13,1 (frente a los molinos de viento) el tránsito debe realizarse por las banquinas a mínima velocidad, habida cuenta del hundimiento de un terreno que no cuenta con base sólida para resistir el peso de la carga de los camiones.

   Referencias de grandes pozos existen en los kilómetros 13,5; 14,7; 20,5 (largas marcas de frenadas son referentes) y el 22,5 con un puente que, en parte, está destruido.

Recibí los Newsletters de La Nueva sin costo
Registrar

Las condiciones del puente, y pastos altos, en el kilómetro 22,5.

   Lo más grave está a la altura del kilómetro 24,7, donde los vehículos hacen un zig zag apelando a la suerte para no romper sus vehículos, así como para evitar colisionar con alguien que venga en la dirección contraria. A esto se suma el polvo en suspensión del tránsito por la tierra.

Frenadas a destiempo en el kilómetro 21.

   Desde allí existen pequeños pozos que, con el correr de los días y de no mediar una urgente reparación, se irán deteriorando. Al final, en el km. 32, la curva de retorno por la RN 3 norte también está en malas condiciones.

Un momento clave

   La estratégica ubicación del tramo de 32 kilómetros, y el momento, no son datos menores. Se trata del más transitado habida cuenta de la temporada estival, por conducir a los balnearios de Pehuen Co y de Monte Hermoso, si se cita a los más cercanos.

Las recientes reparaciones, como las del km. 11, no evitan que se circule por la banquina.

   También por el inminente inicio de la cosecha fina (con producciones récords tanto en trigo como en cebada) y el consecuente tránsito de camiones hacia el puerto de Ingeniero White. Es decir, se trata de una alternativa de descongestionamiento en un instante clave que no, hoy, puede utilizarse como tal (sin riesgos).

"Despacio y con mucho cuidado"

   “La reparación que hicieron no servirá de mucho, porque la ruta está muy deteriorada y algunos sectores habría que hacerlos a nuevo. Hay que andar muy despacio y con mucho cuidado para no romper nada”, dijo Marcelo Paniga, chofer de ómnibus en El Bahiense.

Marcelo Paniga, chofer de El Bahiense.

   La firma donde trabaja Paniga hace más de 30 viajes por día, con distintos vehículos, para atender los requerimientos de la instalación de los campos eólicos, que se encuentran el kilómetro 13,1 de la exruta 3 y cerca del acceso a Pehuen Co.

   Fueron infructuosos los intentos de este medio ante Vialidad Provincial —en Bahía Blanca y en La Plata— para conocer los (eventuales) planes de obra para la exruta 3 vieja.

Mustang Cloud - CMS para portales de noticias