Crónicas urbanas / Por Emepé

Odio

10/12/2017 | 07:05 |

El odio te hace odiar. Odiar al que te odia. Odiar al que piensa que hay que parar con el odio. Odiar al que odia con odio. Yo odio, tu odias, él odia... Nosotros, vosotros y ellos. Ellos son a los que más hay que odiar. Porque ellos nos odiaron, entonces hoy nos toca odiar a nosotros. Y no te olvides de odiarlos con ganas. De odiarlos porque hay que odiar. De odiar porque sí. De odiar porque si no odiás no perteneces a los que odian y los que odian te odiarían. De odiar hasta que ya no te dé asco odiar. De odiar a los que odió tu papá. De odiar a los que odió tu abuelo. De odiar a los que odian tus amigos. Y odiar a los que se olvidaron todos ellos de odiar. Odiar a los que están enfrente. Odiar a los que tenés al lado y se animan a preguntar por qué tanto odio. Odiar sin parar. Hasta decir “yo no odio” porque odiás tanto que ya no sabés lo que es odiar.

 

* * *

 

Si las masas pueden amar sin saber por qué, también pueden odiar sin mayor fundamento” (William Shakespeare)

Mustang Cloud - CMS para portales de noticias