Aguirrezabala: "No soy de exigirme más de lo necesario"

25/2/2006 | 09:00 | "Una vez que me hago de un grupo no tengo problemas, pero generalmente soy tímido, introvertido y vergonzoso". Para quienes no conocemos a fondo a Martín Aguirrezabala, haber descubierto lo que siente y lo que piensa fue todo un logro. Afuera llovía y adentro del hotel se generó otro clima. Una charla que mostró a un jugador sincero y que no tiró la pelota como en sus épocas de tenista, actividad que desarrolló hasta los 13 años, cuando definitivamente se decidió por el básquetbol.


 LA PLATA (Enviado especial) -- "Una vez que me hago de un grupo no tengo problemas, pero generalmente soy tímido, introvertido y vergonzoso".


 Para quienes no conocemos a fondo a Martín Aguirrezabala, haber descubierto lo que siente y lo que piensa fue todo un logro. Afuera llovía y adentro del hotel se generó otro clima. Una charla que mostró a un jugador sincero y que no tiró la pelota como en sus épocas de tenista, actividad que desarrolló hasta los 13 años, cuando definitivamente se decidió por el básquetbol.


 --¿Qué diferencias más notorias notaste entre el deporte individual y el grupal?


 --Fue determinante para que me decidiera por el básquet. El tenis es mucho más competitivo, en cambio el básquet me permitía compartir con mis amigos y me divertía más.


 --Y eso que jugabas bien al tenis.


 --Sí. Me iba bien. Era campeón en mi categoría y subcampeón en una más grande, pero dejó de llamarme la atención.


 --¿Lo abandonaste definitivamente?


 --No, de vez en cuando peloteo con mi viejo. Me gusta jugarlo y mirarlo.


 --El tenis es un deporte más bien elitista, ¿también notaste diferencias en ese sentido?


 --Lo que pasa que como Viedma no es grande, mientras pagaras la cuota del club podías practicar cualquier deporte. Tal vez ahora puede ser diferente.


 --¿Tu familia es de clase alta?


 --No, ni en p... Aunque gracias a Dios nunca me faltó nada. Si bien ahora me autofinancio, el día que deje el básquet no voy a poder darme el lujo de vivir de mi viejo. Tendré que hacer algo. Por ahora me divierte y es lo que más me gusta. En este momento no me veo haciendo otra cosa. El día que no me interese veré qué rumbo tomo.

Le erró en Estados Unidos




 Martín se formó basquetbolísticamente en Villa Congreso. En el Argentino de Cadetes que se jugó en Santa Rosa lo vieron de Independiente (General Pico) y fue reclutado. Después de cuatro años decidió probar en Estados Unidos, volvió, estuvo un año parado, jugó en Peñarol, más tarde en Estudiantes y cayó en Independiente (Neuquén), en la Liga B. Con su historial en la mano, la línea que aparece su experiencia en un junior college de Texas, bien podría borrarse.


 "Quizá tomé una decisión apresurada, porque mi idea era ir a una universidad, pero tenés que aprobar un examen, lo rendí a las apuradas y salí mal. Igual me fui encaprichado. Cuando completé el año intenté cambiarme de colegio, pero se demoraron demasiado con los papeles y finalmente me quedé acá".


 --¿Qué fue lo que no te gustó?


 --Sabía que no era la universidad. Pero no me gustó el nivel, el estilo de vida y la ciudad, que quedaba a dos horas de Dallas y vivían cuatro mil habitantes. No disfruté. Aunque lo tomé como un año de transición, siempre especulando con seguir en la universidad.


 --Después de estas experiencias y de haberte iniciado a nivel profesional en la A, ¿no te preguntás porqué no estás en la Liga?


 --Me encantaría jugar la A, pero todo depende de lo que uno puede, no pasa por lo que quiere. Soy consciente de que no estoy en condiciones de jugar la A. Para que se fijen en uno hay que hacer ciertos méritos.


 --Y que no estés en la A, ¿pasa por haberte equivocado en algunas decisiones?


 --Y... Sé que me equivoqué en irme a Estados Unidos. En ese momento estaba jugando y con posibilidades. Cuando volví estuve cuatro años dando vueltas.


 --¿Con tantas vueltas no te planteaste intentar otra actividad?


 --No. Nunca perdí las ganas.


 --¿Te gusta el sacrificio?


 --Acepto lo que venga, pero más que nada soy de adaptarme a lo que surja.


 --¿Ambiciones?


 --Si fuese ambicioso no estaría acá. Uno puede hablar mucho, pero si no trabaja para eso... No soy de exigirme más de lo necesario. He desaprovechado muchas cosas.


 --Esta temporada se generaron algunas dudas respecto de tu incorporación. ¿Considerás que volver a Estudiantes fue una buena decisión?


 --Sí, porque estoy jugando, aunque no sé si como quisiera. El club está pasando por un buen momento y el equipo también.


 --¿Estás rindiendo lo que pretendés?


 --Me gustaría dar un poco más.


 --¿Te estás esforzando para lograrlo?


 --Quizá le estoy dando al equipo únicamente lo que necesita. Me cuesta dar algo extra.





Mustang Cloud - CMS para portales de noticias