Atención gratuita y por teléfono

Qué hacer con el encierro: incentivo vs. alarma permanente

29/3/2020 | 06:30 |

No poder salir despierta distintas emociones. Para algunos, mucha angustia. Es por eso que distintos grupos de Bahía ofrecen ayuda psicológica por teléfono o redes sociales.

Fotos: los40.com y gentileza Carlos Graiño

Por Belén Uriarte / buriarte@lanueva.com

 

   El psicólogo Carlos Graiño, presidente de Acompañantes Terapéuticos Bahía Blanca (AATBB), dice que el encierro, al cual forzosamente estamos sometidos dado que es el mejor antídoto ante la pandemia, puede despertarnos distintas emociones.

   Explica que para algunos puede ser un incentivo para hacer aquellas cosas postergadas como reordenar su casa, reparar el vehículo, leer un libro, empezar una rutina de ejercicios u organizar juegos en familia.

   —Son quienes pueden convertir el encierro en eso que llamamos la “sal de la vida”. Conscientes del problema, pueden hacer como en la película “La vida es Bella” una realidad esperanzada. A esto se lo llama ansiedad positiva, es decir, aprovecho la situación desfavorable para hacer todo aquello que tengo pendiente.

   Pero también —asegura el profesional— está la cara opuesta: una ansiedad  que en lugar de transformarse en algo soportable, se asemeja más al “beso de la muerte”. 

   —El elevado nivel de incertidumbre puede desencadenar un estado de estrés constante, de alarma permanente. Cuando esto se mantiene a lo largo de los días, genera sintomatología que puede ir desde la depresión a los ataques de pánico (sensaciones de ahogo y muerte inminente); y  trastornos físicos como mareos, palpitaciones, descomposturas y cuanta manifestación corporal podamos imaginar dado que cuando esa angustia no puede ser puesta en palabras es el cuerpo el que habla.

Foto: el grupo de Acompañantes Terapéuticos

  Graiño señala que en este contexto es primordial entender la importancia de  mantenerse aislado para evitar el contagio, lo que no significa estar solo: es el momento oportuno para generar contacto con los otros por teléfono o redes sociales.

   Indica que para preservar la salud mental es importante organizar una rutina diaria, no escuchar constantemente noticias acerca de la pandemia, los infectados y el número de muertos —aclara que la información es saludable si se toma en su justa medida—; y vivir el día a día sin proyecciones.

  —No es fácil, nadie dice que lo sea. Si algo nos debe hacer fuertes es que todos estamos pasando por lo mismo y que la colaboración de cada uno de nosotros es importante. La mejor forma de colaborar es estando bien y respetar las normas de convivencia. A eso se lo llama Salud Mental. 

   El psicólogo dice que cuando una persona se siente mal y aparecen signos de nerviosismo, angustia, depresión, palpitaciones o miedo, debe acudir a un llamado telefónico —como el servicio que la organización que preside presta de manera gratuita—, porque alguien estará del otro lado para escuchar e intentar darle las herramientas necesarias para superar la adversidad.

Servicio psicológico por teléfono

   Adultos mayores que viven solos y anhelan una visita. Personas con distintos trastornos que se atendían en hospitales públicos y quedaron sin tratamiento. Hombres y mujeres en duelo que sienten que el encierro recrudece su angustia.

   Muchas personas de distintas edades y con diferentes problemas se comunicaron con el servicio telefónico que Acompañantes Terapéuticos Bahía Blanca brinda de manera gratuita desde el sábado 21 de marzo.

   Tal como indica su presidente Carlos Graiño el objetivo es contener a todas las personas que lo necesiten en este tiempo de cuarentena por el coronavirus

   Cuenta que el teléfono no para de sonar —a veces incluso fuera de horario— y los llamados son de lo más variado. Una mujer, por ejemplo, se comunicó para contar que estaba muy angustiada porque tiene diabetes y no puede salir a comprar lo que necesita: el profesional la escuchó, se puso en contacto con su nieto y él se encargo de llevarle lo que precisaba. A veces es simplemente eso: hacer de nexo para solucionar un inconveniente o desatención.

   La iniciativa surgió apenas el presidente Alberto Fernández decretó cuarentena total para todo el país. Los miembros de la Comisión debatieron qué podían hacer y acordaron prestar un oído de manera telefónica a todo aquel que lo necesitara.

   —Hemos recibido llamados de personas que están atravesando duelos muy recientes y esto les genera ansiedad, les recrudece el duelo. Hay gente que se siente culpable, adultos mayores que tienen angustia y no tienen familia; también personas con ataques de pánico, miedo o palpitaciones.

   Graiño asegura que son muchas las consultas y terminan los turnos muy agotados pero contentos de poder escuchar a tanta gente que lo necesita. 

Foto: Congreso Argentino en Bahía Blanca; las chalinas de color celeste identificaban a las organizadoras.

Cómo funciona

   El titular de la organización contó que las llamadas se hacen al teléfono fijo 4544120 (de 10 a 17) y que luego se desvían para ser recibidas por alguno de los 12 miembros de la Comisión Directiva, integrada por psicólogos y técnicos universitarios, quienes hacen turnos de 2 o 4 horas de acuerdo a la disponibilidad horaria.

   Ni bien atienden el teléfono, identifican si se trata de una emergencia o no. Si determinan que sí, se comunican con el número que brindaron las autoridades sanitarias y derivan el caso para una mejor atención. En caso de no serlo, se abocan a la contención desde la palabra.

   La persona del otro lado del teléfono cuenta qué le sucede y/o qué necesita.  

   Graiño explica que los profesionales tratan de tranquilizarla y le recuerdan "que no está sola, que puede llamar la veces que lo necesite". En algunos casos le aconsejan comunicarse con su médico o bien le piden el contacto para que ellos puedan hacerlo.

   También le recomiendan sostener el aislamiento lo máximo posible pero manteniendo contacto social a través de las redes o el teléfono. Y le explican que está bien la información pero que hay que tener cuidado con la sobreinformación: "Cuando ponen la TV, no todo tiene que ser coronavirus; tienen que buscar algo lúdico, que los distraiga".

El equipo

   Está integrado por las psicólogas Gabriela Ascenzi, Manuela Bravo, Verónica Carrera, Verónica Evangelina Fernández y María Victoria Seco; los psicólogos Carlos Graiño y Luciano Cucci; y las técnicas universitarias en Acompañamiento Terapéutico: Marta Ackerman, Patricia Elizondo y Rosana Licata.

 

Otras iniciativas

Voluntariado Covid-19: servicio gratuito que ofrece "ayuda de emergencia" a través de entrevistas online

- Psicólogas que ofrecen asesoramiento vía Facebook

-El Colegio de Psicólogos también ofrece atención telefónica de manera gratuita: 291-4420359 (de 9 a 12 y de 15 a 18).

 

 

Mustang Cloud - CMS para portales de noticias