Bahía Blanca | Viernes, 01 de marzo

Bahía Blanca | Viernes, 01 de marzo

Bahía Blanca | Viernes, 01 de marzo

¿Quién quiere envejecer?

.

Diversas industrias reportan cifras millonarias en inversión y en ganancias en torno al envejecimiento. Algunas pugnan por detenerlo, otras investigan la forma de atravesar el paso del tiempo de la forma más saludable. 

Desde el momento en que nacemos comenzamos a envejecer y está a la vista que no todos envejecemos de la misma manera o al mismo ritmo. Fedor Galkin, investigador, que desarrolló varios relojes de envejecimiento a partir de sus investigaciones sobre los factores biológicos y psicológicos que impactan en el proceso, realizó un trabajo con resultados llamativos.

La investigación titulada “Los factores psicológicos contribuyen sustancialmente al envejecimiento biológico: evidencia de la tasa de envejecimiento en adultos mayores chinos” reveló que las personas mayores de 45 años que expresan sentirse solas, suman un promedio de 1.65 años a su edad biológica.

Sentirse solo es peor que el tabaquismo o la obesidad. Reino Unido y Japón cuentan con el Ministerio de la soledad para combatir lo que los nipones consideran “la lacra del siglo”. En Países Bajos, desde el mes de enero habilitaron en los supermercados “cajas lentas”, quienes se sienten solos pueden entablar una conversación con el empleado para socializar.

En la Ciudad de Buenos Aires funciona desde hace unas semanas funciona el programa “Escucha Activa” destinado a personas mayores de 60 años que se sienten solas. A través de una línea gratuita, quien experimenta este sentimiento, se comunica y entabla un diálogo con personas que supuestamente se preparan para esa tarea.

La soledad impacta directamente en los procesos de envejecimiento. A veces no hace falta estar solo para sentir soledad, pues aún junto a otros el sentimiento ronda y contrariamente también quien está solo no experimenta soledad.

El sentimiento de soledad es subjetivo y la persona manifiesta que sus vínculos carecen de intensidad, de intimidad, de calidad y de frecuencia, sentido una estado de desolación. 

La soledad es comparable a la ansiedad y a la depresión, provoca angustia. No hay un grupo al cual pertenecer y compartir intereses, necesidades y deseos; en ocasiones hay vínculos pero se experimentan como deficitarios, ingresando en un túnel sin salida y potenciando el estado de soledad.

No caben dudas de que hay diferentes formas de envejecer pero cuando el contexto brinda seguridad, cuando hay proyectos, cuando socializar con otros es una fuente de satisfacción y placer, este proceso que es inexorable, se transita como una etapa más del ciclo vital.

“Cuando estes mal, cuando estes solo, cuando ya estés cansado de llorar, no te olvides de mi porque sé que te puedo estimular” inmortalizó Charly García y no hay dudas que la subjetividad, concebida como singularidad y modo de existencia, se constituye a partir de la relación con uno mismo y con los otros, pero también como todo proceso histórico cultural debiera estar atravesado por políticas públicas que atiendan la problemática y eviten males mayores.