Bahía Blanca | Martes, 09 de agosto

Bahía Blanca | Martes, 09 de agosto

Bahía Blanca | Martes, 09 de agosto

El día después de los anuncios: qué opinan economistas y empresarios sobre el Plan Massa

Señalaron que resta esperar por la aplicación de lo que se dijo ayer. 

 

Por Francisco Rinaldi / frinaldi@lanueva.com

 

   “Las ideas son buenas, pero vamos a ver cómo se implementan”. Esa era la respuesta general que recibió La Nueva. en una consulta a dos economistas y dos empresarios acerca de su sensación con respecto a las medidas anunciadas en la noche de ayer por el nuevo "superministro" Sergio Massa.

   Las mayores dudas surgen en lo que al mercado cambiario respecta, ya que no se anunciaron políticas concretas para fortalecer las reservas internacionales del BCRA, uno de los pilares básicos para resolver el problema de la brecha entre las cotizaciones de los dólares financieros e informales y el oficial, que volvieron a subir en la víspera, y la llevaron a superar el 100%.

   Sobre este particular, Massa anunció un esquema de adelantos de exportaciones provenientes del agro, la pesca y la minería que le permitirían al Central engrosar sus reservas por unos 5.000 millones de dólares, a los que se sumarían U$S 1.200 millones provenientes de programas de créditos con organismos internacionales. También habría tratativas con instituciones y un fondo soberano para comprar deuda pública argentina nominada en moneda extranjera e incentivos para favorecer exportaciones.

   “Lo más flojo tiene que ver con el desequilibrio cambiario. La brecha no se corregirá fácilmente y las medidas anunciadas tienen mucho voluntarismo, pero nada concreto. El Central está vendiendo 150 millones de dólares todos los días, por eso creo que este punto es tan importante como lo fiscal”, dijo a este diario el economista, sociólogo y profesor de la Universidad Nacional de Córdoba, Alejandro Gay.

   En tanto, en el plano fiscal, Massa ratificó el cumplimiento de la meta de déficit primario -es decir, sin restar el pago de los intereses de la deuda pública- pactada con el FMI en un 2,5% del PBI para todo el año.

   "Esto me pareció algo más claro. Lo de los subsidios energéticos está bien pensado, aunque me hubiera gustado que especifiquen cuanto es lo que estiman lograr de ahorro fiscal con esta decisión”, acotó Gay, que no ocultó sus reparos con respecto a si podrá cumplirse con la meta  de déficit  acordada en la Carta de Intención firmada en marzo con el organismo multilateral.

   Para su colega Gabriel Caamaño, “el déficit real está yendo al rango de 3,5 a 4% del PBI. Así como viene en el primer semestre y con cosmética contable aceptada por FMI, cerraría en 3,2% a 3,7%, por lo tanto, no queda claro como van a hacer para bajar ese punto adicional”.

   Durante la primera mitad del año, merced a la contabilización de ingresos que provienen de fuentes financieras, como plazos fijos o ventas de títulos públicos (las llamadas Rentas de la Propiedad) se consiguió cumplir con la meta especificada. Las críticas a esta suerte de contabillidad creativa hicieron que el Gobierno, cuando todavía estaba Martín Guzmán en Economía, se autoimpusiera un límite anual del 0,3% del PBI para computar esta fuente de ingresos en el cálculo del déficit.

   Otro de los puntos que mayor interés concentró fue el de la deuda en pesos. Es que ante el aumento del gasto público de los últimos meses y la falta de financiamiento, el ex ministro Guzmán, emitió fuertes cantidades de deuda en pesos, sobre la cual, había dudas con respecto a su sostenibilidad a futuro.

   El tema no es menor, sobre todo, recordando los malos antecedentes del “reperfilamiento” de la deuda de corto plazo en pesos del último ministro de Economía de Mauricio Macri, Hernán Lacunza, algo que generó enorme zozobra en los mercados financieros y precipitó la huida al dólar por parte de los grandes inversores financieros.

   Atento a esta situación, Massa dijo que, para los meses venideros, se realizará un canje voluntario de deuda para los próximos 90 días, de los cuales, ya tiene un compromiso de adhesión superior al 60%.

   Fuentes del mercado aseguran que es el propio sector público el que accederá a este canje, toda vez que alrededor del 57% de los vencimientos de la deuda en moneda local del corriente mes hasta octubre está en sus propias manos.

Palabra de empresario

   Para parte del empresariado bahiense, las medidas anunciadas traen esperanza y buenas expectativas para el futuro económico, aunque señalaron que aguardan más precisiones.

   “La situación del país es compleja y delicada. En este sentido, coincidimos en las líneas básicas de lo anunciado hoy (por ayer), pero aun no conocemos las medidas e instrumentos que se implementarán para lograr esos objetivos”, dijo el director Ejecutivo de la Unión Industrial de Bahía Blanca, Ricardo Rabbione, consultado apenas unos minutos de que el ministro finalizara su exposición.

   Luis Gallego, titular de la Regional Bahía Blanca, y zona sur, de la Asociación de Concesionarios de Automotores de la República Argentina (ACARA), se mostró “esperanzado” ya que “se dijeron cosas importantes, como por ejemplo, el refuerzo a los jubilados, que están muy golpeados por la situación actual. Seguramente, en los días sucesivos, podremos conocer mejor las medidas para estabilizar la economía y al dólar, porque el país necesita arrancar de una vez por todas”.