Bahía Blanca | Miércoles, 29 de junio

Bahía Blanca | Miércoles, 29 de junio

Bahía Blanca | Miércoles, 29 de junio

El descenso de 9 de Julio: "El resultado no empaña el proceso", dijo el técnico Andrés Larrasolo

Como debutante asumió responsabilidades. No obstante, la conformación de un plantel joven, con el objetivo de formar y competir, le resta dramatismo a la pérdida de categoría.

Una temporada larga resultó para 9. Fotos: Emmanuel Briane-La Nueva.

 

Por Fernando Rodríguez

Twitter: @rodriguezefe

Instagram: ferodriguez_

 

   En la derrota no cambió el discurso. Al contrario, lo ratificó. En su primera temporada como entrenador jefe, Andrés Larrasolo siente el dolor a flor de piel por el descenso de 9 de Julio, que encima perdió la serie frente a Pacífico, el clásico rival, teniendo que jugar el próximo torneo en Segunda del básquetbol local.

   “Esto fue una apuesta. La juventud nos permitió ganar varios partidos, pero en instancias finales nos faltó cierre. De hecho -enumeró- los tres partidos que perdimos con Olimpo fueron sobre el final. Y con Pacífico, excepto el segundo, nos ganaron el primero en suplementario y el último en la pelota decisiva”.

   —¿Es peor perder así?

   —En primera instancia sí, queda dando vueltas, pero después uno intenta volver a lo que fue el principio de año y cómo se afrontó la temporada. Nuestra bandera fue: “Vamos a competir, a tratar de jugarle de igual a igual a equipos con presupuesto alto y jugadores de experiencia”. Al fin y al cabo fue lo que hicimos, desde el primer partido que perdimos en doble suplementario con Liniers, hasta el último. Más allá del resultado final, creo que hicimos un buen torneo, considerando el bajo presupuesto y las situaciones circunstanciales que vivimos.

   —La dirigencia estaba tranquila, asumiendo que esto era un riesgo que corrían.

   —Nosotros somos un club formador, primero porque creemos en eso, y segundo porque no podemos, por ejemplo, tener el presupuesto como Liniers. El trabajo a largo plazo es lo que te puede dar la competencia. Por eso hoy es difícil asumir el descenso, pero el crecimiento de los chicos fue enorme. Me lo han resaltado entrenadores y gente cercana. El resultado no empaña el proceso.

   —Y en algunos casos proceso acelerado.

   —Claro, porque las lesiones fueron acelerando la participación de varios, entonces los que eran titulares venían de ser suplentes años anteriores y los que no jugaban pasaron a ser primera opción desde el banco.

   —¿Cómo fuiste manejando la situación?

   —Primero desde la confianza y brindándole la mayor cantidad de herramientas técnicas o tácticas.

   —¿Llegando a las instancias decisivas tuviste que trabajar en la frustración?

   —Y... Sí. Pero lo que nos permitió seguir fue tener un plantel largo todo el año, de 10 u 11 jugadores. Se trató de sacarle presión a los chicos y siempre tratando de competir.

   —En tu caso, siendo la primera experiencia como entrenador jefe y del club, ¿cómo fue el proceso?

   —Hoy es difícil analizarlo, pero lo siento positivo a futuro. Después del partido les dije a los chicos que éramos todos inexpertos y yo más todavía. Eso, en algún punto se tiene que haber notado. Fue mi primer año en Primera y en una situación difícil.

   —De todos modos, me imagino que estuvo la palmada del dirigente respaldando.

   —Sí, durante todo el año. Siempre me transmitieron tranquilidad. La idea es hacer un proyecto largo y eso se lo dije a los chicos. Me gustaría que se quedara la gran mayoría y seguir consolidándonos como grupo e individualmente.

   —¿Hoy sentís más dolor desde tu función de técnico o como hincha?

   —Hoy como hincha. Más adelante el técnico será consciente de todas las dificultades antes mencionadas.

   —¿Inconscientemente uno carga con la responsabilidad del resultado por ser hincha y entrenador del club?

   —Sí. Yo me siento el primer responsable, sin dudas. Por mi inexperiencia, no pude darle a los jugadores lo que necesitaban, pero bueno, la experiencia es lo único que no se entrena. Intentamos hacer lo posible, pero nos faltaron años a todos.

Los otros DT

   * "Fue un año raro", dijo Luciano Deminicis

   * Lo que le dijo Santini a los jugadores

   * Los que quedaron en cuartos