Bahía Blanca | Domingo, 14 de agosto

Bahía Blanca | Domingo, 14 de agosto

Bahía Blanca | Domingo, 14 de agosto

Interpol busca al cubano sospechado de estafar a más de 30 bahienses

Mientras tanto se conocen más testimonios de víctimas de Yuniell Guerra Fonseca, quien huyó de Bahía al parecer con una cuantiosa suma en dólares que los damnificados le habían pagado por un viaje al Caribe que no se concretó.

Guerra Fonseca está prófugo luego de estafar a varios bahienses y ahora lo busca Interpol. (Fotos: Archivo-LN.)

   Mientras que la fiscalía pidió la captura internacional del cubano sospechoso de haber estafado a más de 30 bahienses con un viaje al Caribe que no se concretó, testimonios de víctimas continúan saliendo a la luz.

   Es el caso de Mirian, otra denunciante de Yuniell Michell Guerra Fonseca, que había planeado viajar por primera vez con su familia al exterior.

   Sin embargo el plan quedó trunco después de que el extranjero investigado, quien residía en esta ciudad, se fugara al parecer con el dinero que los integrantes del contingente habían pagado por un paquete turístico en Punta Cana.

   Como consecuencia de la defraudación, la mujer perdió aproximadamente 4.000 dólares y el daño monetario al total de los damnificados oscilaría los 8 millones de pesos.

   Según la entrevistada, la separación entre el nativo de La Habana y su mujer bahiense afectó económicamente al presunto estafador, circunstancia que habría determinado su conducta ilícita.

   La víctima sospechó cuando Guerra Fonseca publicó a la venta en Facebook “zapatillas, una cámara fotográfica y una lente”.

   “Teníamos indicios de que había quedado en la lona porque la última vez vino a mi casa en remís y después mi marido lo llevó, porque no tenía vehículo. Pero cuando lo conocimos venía en auto y se iba a Monte Hermoso con la mujer", dijo Mirian.

   "Para mí se desestabilizó económicamente cuando se separó y vio que acá no tenía más nada para hacer”, acotó.

La sospecha inicial

   Una situación previa hizo que Mirian y su esposo sospecharan por primera vez de Guerra Fonseca, quien ahora es buscado por la Organización Internacional de Policía Criminal (Interpol) para capturarlo, luego de escapar del país "por la frontera con Chile".

   "Primero pagué 3 pasajes (de avión) porque, al momento de contratar el viaje en 2020, mis hijas mellizas eran menores de 2 años y no pagaban. Se nos hacía imposible comprar los aéreos para los 5", explicó la informante.

   Como consecuencia de la posterior emergencia sanitaria producto del coronavirus, el viaje no se hizo y las niñas cumplieron 2 años.

   "Entonces, cuando íbamos a viajar en enero, Yuniell me dijo que le tenía que conseguir el dinero de los pasajes de mis hijas".

   "Unos días antes le había preguntado sobre esa situación y me dijo que la íbamos a arreglar, porque las condiciones (originales) del contrato se debían cumplir. Me quedé tranquila porque nos dijo que no teníamos la culpa de la pandemia", continuó.

   En ese contexto la cliente le manifestó al cubano que iba a consultar, en la Oficina Municipal de Información al Consumidor (OMIC), si correspondía el pago de los pasajes para sus mellizas.

   "Me respondió que lo teníamos que resolver entre nosotros y no recurrir a la OMIC, para que no intervinieran abogados. Me dijo que lo iba a hablar con la empresa, porque siempre vinculaba a Havanatur, y a los 15 minutos me llamó para avisarme que las nenas no iban a pagar pasajes", relató.



   "Nos pareció sospechoso que nos haya pedido el dinero para los pasajes de las dos nenas, que es mucho, y minutos después, al decirle que iba a consultar en la OMIC, me asegurara que mis hijas no pagaban", añadió.

   Su esposo está convencido de que si en ese momento se hubiesen asesorado con profesionales de la OMIC, hubieran descubierto el timo antes de que el isleño se fugara.

Les pidió prestados U$S 100

   Días después Guerra Fonseca se comunicó con Mirian para informarle que él debía afrontar los gastos por la compra de los pasajes para sus 2 hijas, pero "no le alcanzaba el dinero y necesitaba 100 dólares".

   "Me pidió esa plata y le presté 20.000 pesos. Un viernes se los transferí a su cuenta y me dijo que el lunes siguiente me los devolvía, pero me los transfirió un mes después", remarcó la fuente consultada.

   "Ahora nos damos cuenta de que siempre tenía labia para envolvernos y engañarnos. Nos mentía todos los días diciéndonos que tenía el dinero en el bolsillo y se había olvidado de dármelo, que su mujer me lo había transferido o que estaba en Pigüé".

   "Mi marido lo llamó, le preguntó qué le pasaba que no nos devolvía el dinero y él le dijo `estoy pasando una situación complicada porque me separé de mi mujer y estoy buscando una vivienda para alquilar´", resaltó.

   A raíz de las situaciones descritas, la entrevistada opinó que la maniobra por parte del extranjero fue deliberada, a diferencia de otros afectados que consideran que el prófugo no tuvo intención de estafarlos.

   "Pero no imaginábamos que iba a pasar esto porque había organizado otros viajes que salieron bien, y nunca daba indicios de que te podría estafar", reconoció la víctima.

   "El dinero que perdí, ya lo perdí, pero para mí hay más personas estafadas por este hombre que le compraron otros viajes y todavía no se enteraron de la situación", enfatizó.

   En tal sentido, Mirian mencionó la experiencia desagradable vivida por otro perjudicado, de avanzada edad.

   "Un hombre de setenta y pico de años le compró dos viajes más. Me dio mucha pena porque lo conocí y me dijo que había vendido su empresa para dedicarse a viajar, porque ya está grande. Anteriormente hizo 2 viajes con Yuniell y el de Punta Cana iba a ser el tercero", precisó.

"Hice las cosas mal"

   Ante la incertidumbre sobre si el viaje se iba a concretar, el sábado 9 de este mes el marido de Mirian se comunicó telefónicamente con Guerra Fonseca para consultarle al respecto y la entrevistada grabó la conversación.

   "Nos dijo que estaba yendo a Buenos Aires para intentar recuperar el dinero y devolvérnoslo", explicó la informante.

   Según una fuente oficial, la Dirección Nacional de Migraciones informó que ese día Guerra Fonseca salió de Argentina.

 

 

   "Yuniell le dijo a mi marido que (los responsables de) la empresa (Havanatur Argentina) le habían informado que con el dinero que habíamos pagado 2 años antes, el viaje a Punta Cana no se podía hacer".

   "La firma le dijo a Yuniell que nos devuelva el dinero, pero él no lo hizo pensando que iba a poder remontar el viaje. Nos dijo que hasta último momento trató de comprar los vuelos, que había salido una promoción para comprarlos, pero no pudo y que por eso el viaje no se hizo", finalizó Mirian.

   Guerra Fonseca envió un mensaje al grupo de WhatsApp que compartía con sus clientes, en el cual reconoció que "había hecho las cosas mal".

   Los damnificados interesados en denunciar deben contactarse al correo electrónico denunciasbahiablanca@mpba.gov.ar, o personalmente en la sede del Ministerio Público en Moreno 25, de lunes a viernes, de 8 a 14.