Bahía Blanca | Lunes, 26 de septiembre

Bahía Blanca | Lunes, 26 de septiembre

Bahía Blanca | Lunes, 26 de septiembre

Una bahiense denuncia una estafa por pagar un viaje al Caribe que no hizo

La denunciante dijo que abonó 1.350 dólares por el paquete turístico que le vendió un supuesto operador de la empresa Havanatur Argentina. Tras varias postergaciones de la partida, finalmente a la víctima no se le brindó el servicio.

El viaje pautado era a Punta Cana. Además de la denunciante, de 78 años, puede haber más bahienses afectados. (Fotos: Archivo-LN.)

   La fiscalía investiga a un agente de turismo extranjero denunciado esta semana por una presunta estafa en perjuicio de una bahiense, que pagó una suma en dólares por un paquete turístico en el Caribe, pero el viaje no se concretó y a la mujer no le devolvieron el dinero.

   En sede judicial, la denunciante sindicó como autor del supuesto delito a un hombre que sería de nacionalidad cubana, quien se habría presentado como operador de la agencia de viajes Havanatur Argentina S.A.

   La víctima relató que la agregaron a un grupo de WhatsApp en el cual había unos 20 participantes que aparentemente iban a viajar al mismo destino, Punta Cana, y agregó que la salida se “suspendió” en reiteradas oportunidades como consecuencia de la pandemia.

   Según consta en la denuncia, el contingente, al parecer, iba a partir hacia República Dominicana el viernes 8 de este mes, aunque después a los viajeros se les avisó de la reprogramación para el lunes siguiente.

   Sin embargo el sábado 9, desde la empresa de turismo mencionada, se informó a los pasajeros que el viaje se había suspendido.

   La señora de 78 años denunció por el presunto timo a Yuniel Michel Guerra Fonseca, quien supuestamente operaba en representación de la compañía turística cubana, con una sucursal en Buenos Aires.

   La denunciante afirmó que abonó aproximadamente un total de 1.350 dólares, en concepto de traslados y estadía por 15 días en aquel punto costero caribeño.

   La denuncia radicada el martes pasado está siendo investigada por el fiscal Diego Conti, quien subroga en la Unidad Funcional de Instrucción y Juicio Nº 2 local.

Deben determinar si hubo delito

   Una fuente oficial explicó que primero se debe determinar si el supuesto hecho se trata de una "estafa o un incumplimiento contractual".

   Este último caso no configuraría delito penal y, eventualmente, debería ser investigado por la Justicia Civil y Comercial.

   "La mujer se refirió a 'postergaciones' del viaje, pero eso es habitual que suceda. No se sabe por qué medio hizo la contratación (del servicio), y además por el precio que pagó suena algo extraño", informó la fuente consultada.

   "Tampoco se sabe todavía cómo se produjo el contacto entre el denunciado y la señora, quien manifestó que el supuesto cubano armó un grupo de WhatsApp con la gente que, al parecer, iba a viajar con fecha inicial en 2021", agregó.

   En los próximos días el doctor Conti citará a la denunciante para que preste declaración y amplíe la información sobre lo ocurrido, por ejemplo de qué manera efectuó el pago del paquete y si hay más víctimas.

   "También se librarán oficios a la empresa de turismo para establecer si esta persona (por Guerra Fonseca) realmente tiene una vinculación con la firma como operador o vendedor, o actuó por su cuenta o si es empleado de Havanatur y hace 'negocios' paralelos", expresó el vocero.

   "Además hay que oficiar a Búsqueda de Personas para ubicar e identificar al cubano, y a Migraciones porque si es extranjero su ingreso al país debería estar registrado", añadió.

   Por ahora no hay ningún impedimento legal contra el sospechoso.

   "De cualquier manera (la estafa) es un delito que, si bien es detenible, si (el acusado) no tiene antecedentes ni siquiera se va a pedir su detención. Tiene un máximo de pena alto y llamativamente nunca a ningún estafador lo condenan por cerca del máximo, sino siempre cerca del mínimo, salvo en un caso muy resonante", opinó el investigador. 

   El fiscal, a su vez, tiene que averiguar si el pago se concretó mediante transferencia a una cuenta bancaria de la empresa o de un particular.

   En esta ciudad hay antecedentes de estafas bajo esta modalidad.

   Uno fue imputado a la exempresa de turismo Imback, que en 2014 fue denunciada por clientes a raíz del incumplimiento de prestaciones ya abonadas.
   Ese año la OMIC recibió 7 denuncias: mientras algunos habrían pagado el paquete completo y no tenían el vuelo, a otros les faltaría confirmar el hotel.

   La firma, según se informó entonces, era propiedad de Guillermo Brandauer, extitular de la agencia de viajes Stuttgart.