Bahía Blanca | Martes, 28 de junio

Bahía Blanca | Martes, 28 de junio

Bahía Blanca | Martes, 28 de junio

Como dice una canción, Olimpo le dio para que tenga, guarde y archive: 5-0 a Peñarol de Chimbas

El aurinegro fue un avión a chorro y en 27 minutos de juego noqueó a un rival que se volvió mareado y maltrecho a San Juan. El equipo de Brian Guille y compañía sacó 4 puntos de ventaja al frente de las posiciones de la Zona Sur.

Fotos: Emmanuel Briane-La Nueva.

Por Sergio Daniel Peyssé / peche1503@hotmail.com

   “Te voy a dar… Para que tengas, para que guardes y
para que archives”, dice la letra del tema “Te voy a dar”, del grupo musical de cumbia Los Sultanes.

   Cualquier adjetivo calificativo que tenga relación con demoler, destruir, pisotear, apabullar, despedazar o devorar caben a la perfección para describir el 5-0 de Olimpo sobre Peñarol de Chimbas, por la fecha 5 de la Zona Sur del Federal A.

   “El equipo se encuentra a pleno en lo físico, en lo futbolístico, en lo psicológico y en lo grupal, lo que nos está aportando el mejor equilibrio a la hora de jugar y pretender ganar”, fue una de las tantas frases reflexivas del DT aurinegro Carlos Mayor en el sector donde se atiende a la prensa luego de los encuentros como local.

    A eso, y con todo el respeto del mundo, le voy a agregar dos observaciones del partido de esta tarde: 1) Olimpo fue un avión a chorro frente a un rival que parecía que iba en bicicleta y 2) si el dueño de casa quería, el resultado terminaba en una goleada escandalosa.

   Aclarado esto, estamos en condiciones de desmenuzar un partido sin equivalencias y que se terminó a los 27 minutos del primer tiempo (sí, leyó bien, no es necesario que revise otra vez lo que acabo de escribir), cuando el solitario líder del Grupo, que le sacó 4 unidades de ventaja a los tres escoltas, convirtió el tercer tanto por intermedio de Diego Ramírez.

   La carta de presentación del conjunto sanjuanino tuvo un distintivo correlativo a esta categoría: cuatro jugadores muy altos (que pasaban el 1,85 de estatura) y aceitada coordinación para tirar la ley del off-side.

   Nada más, porque justamente lo demás fue tan pobre que no resiste ni el más mínimo análisis. Ni siquiera te dan ganas de hundirlo con palabras. Recién pateó al arco de Villar casi al final de la fracción inicial y tras el 0-1 se le quemó el plan estratégico, se le volaron las ideas y sucumbió ante un rival que lo amenazó de muerte todo el tiempo.

   Encima dejó espacio por todos lados y le permitió pensar a Guillle. ¡Justo al Brian! Y se le vino el universo encima: cuando el 10 se recostó sobre la derecha, el bahiense fue filoso, violento y apabullante, y cuando atacó por izquierda, los centros estuvieron cargados con veneno y demasiada malicia.

   Tras el centro a la cabeza de Capraro para abrir el marcador y la “cucharita” fenomenal por encima del cuerpo del arquero para el 2-0, en el Carminatti se escuchó por primera vez: “Olé, olé, olé, olé, Guille, Guille…”

   El titiritero olimpiense, de otro nivel, fue peligroso hasta con los envíos de pelota parada. A diferencia de las dos temporadas anteriores, en esta no solo es más determinante, también arriesga su físico, no se fastidia cuando le pegan y va a todas las divididas con la motivación de cualquier pibe que pretende ser, pretender y trascender.

   Su actuación era para un 10 tan grande como el Carminatti, pero sobre el cierre del pleito, a los 45, no quiso dejarle patear el penal a Alejo Blanco (al que se lo hicieron; fue una fuerte infracción de un atolondrado Felissia) y el diablo olavarriense lo ejecutó tan despacio y anunciado que el arquero Leo Corti (se “comió” los dos primeros goles) se lo atajó.

   Olimpo saltó líneas constantemente e hizo todo tan fácil que nadie se va a acordar que el árbitro Maximiliano Macheroni –increíblemente sancionó varias faltas dándole la espalda a sus asistentes-- no lo protegió (¿por qué tan pocas amarillas a un elenco que, al borde de un ataque de nervios, maltrató a su rival con golpes arteros?) cuando el aluvión futbolístico del anfitrión por momentos fue “baile”.

   “Olimpo va a volver, a volver, a volver, Olimpo va a volver…”, retumbó en un estadio donde la ilusión de los hinchas viaja cada vez más rápido. Con Guille y varios de sus compañeros a un nivel superlativo, imposible no soñar…

 

La síntesis

 

Olimpo 5 (4-1-3-2)

 

Villar 6

 

Mendoza 6

Capraro 7

Ferreyra (c) 8

Perotti 7

 

Cevasco 6

 

Affranchino 6

D. Ramírez 8

Méndez 7

 

GUILLE 9

Vila 7

 

DT: Carlos Mayor

 

Peñarol 0 (4-4-2)

 

Corti 4

 

Paredes 3

Jano Martínez 4

M. Martínez 3

More 4

 

Osurak 5

Peralta (c) 4

Lepe Gil 3

Zelaya 5

 

Tarasco 4

C. Fernández 3

 

DT: Cristian Bove

 

PT. Goles de Capraro (O), a los 9m.; Guille (O), a los 20m. y Méndez (O), a los 27m.

ST. Goles de Ferreyra (O), a los 11m. y Bellone (O), a los 40m. A los 45m. Corti (P) le atajó un penal a Guille (O).

Cambios. 60m. S. Fernández (6) por Cevasco y Bellone (7) por Perotti, 70m. Ortega (5) por Affranchino y A. Blanco (6) por Méndez y 76m. Da Silva por Vila, en Olimpo; 45m. Fagundez (4) por Lepe Gil, 67m. Javier Martínez (4) por C. Fernández y 75m. Felissia por Peralta y Saucedo por Zelaya, en Peñarol.

Amonestados. Lepe Gil (39m.), J. Martínez (54m.), Peralta (69m.) y Felissia (84m.), en Peñarol.

Arbitro. Maximiliano Macheroni (4).

Cancha. Olimpo (7).