Bahía Blanca | Sabado, 21 de mayo

Bahía Blanca | Sabado, 21 de mayo

Bahía Blanca | Sabado, 21 de mayo

Propuestas en guerra: un hotel internacional con las cañerías de un gasoducto ruso

   La invasión de Rusia a Ucrania canceló la construcción de un gasoducto entre Rusia y Alemania. Un estudio propone recuperar las cañerías para generar un hotel internacional: una manera distinta de ir a parar a los caños.

Mario Minervino / mminervino@lanueva.com

   La idea es una mezcla de ciencia ficción pero también una manera de anticiparse a las posibles consecuencias que para el mundo generará la invasión de Rusia a Ucrania.

    La referencia es a la propuesta del estudio de arquitectura alemán Opposite Office que plantea reutilizar el gasoducto Nord Stream 2, existente entre Rusia y Alemania y ahora suspendida su ejecución, para generar un sitio de cooperación internacional reconvertido en un hotel cápsula, al que bautizaron Nord Stream 3.

   El concepto convierte la estación del oleoducto en una "ONU para la gente común", donde representantes de las naciones del mundo se reunirían y socializarían.

   Las instalaciones se construirían con materiales del gasoducto Nord Stream 2, incluidas las tuberías, 400 metros de los cuales se convertirían en cápsulas para dormir, al modo de un hotel cápsula.

   Opposite Office dijo que diseñó Nord Stream 3 para alentar a los países europeos a poner fin a su dependencia de los combustibles rusos. "Europa está discutiendo si podemos permitirnos cerrar el gas ruso. Hemos pensado en cómo reconvertir este gasoducto entre Europa y Rusia, una vez que ya no se utilice”, señalaron desde el estudio.

Un complejo

   El proyecto sugiere convertir esas instalaciones en una escuela de idiomas, un salón de actos y una plataforma de observación. Se conectarían a través de un "paseo de la libertad" a la sede de Nord Stream 3 y al hotel cápsula.

   Las tuberías tienen 1.153 metros de diámetro generan 200 módulos, lo que las convierte en un tamaño cómodo para una cápsula para dormir, similar a las microsuites de los hoteles cápsulas.

   Los gasoductos de gas natural Nord Stream corren bajo el Mar Báltico desde Rusia hasta Alemania y han sido controvertidos porque se considera que hacen que Europa dependa más de Rusia para su energía.