Bahía Blanca | Viernes, 19 de agosto

Bahía Blanca | Viernes, 19 de agosto

Bahía Blanca | Viernes, 19 de agosto

Prevención y vacunación, las variantes obligadas para enfrentar a la delta

“Hay que incrementar los cuidados hasta que se completen las dosis de un porcentaje muy alto de la población, incluidos los menores de 18 años”, dijo la Dra. Valentina N. Viego, investigadora del Conicet en nuestra ciudad.

Cada vez son más los jóvenes que se registran para vacunarse contra el COVID-19. / Fotos: Emmanuel Briane y Pablo Presti-La Nueva.

Guillermo D. Rueda / grueda@lanueva.com

   Cuando parecía que la pesadilla del COVID-19 comenzaba a atenuarse, y más allá de los diferentes niveles de vacunación que se implementan en los países, el surgimiento de la variante delta nos ha puesto en alerta máxima.

   “La evidencia de Europa indica que la variante delta demora unas seis semanas en pasar a ser dominante”, aseguró la Dra. Valentina N. Viego, investigadora del Conicet en nuestra ciudad.

   Hasta esta semana, en Bahía Blanca no se había denunciado —en forma oficial— la aparición de esta variante.

   “Los casos de algunos países europeos comenzaron, con síntomas, a mediados de julio”, agregó.

Dra. Valentina N. Viego, investigadora del Conicet.

   “¿Si esto va a generar aumentos de contagiados? Depende mucho del mixing (NdR: mezcla) de población”, aseguró la Dra. Viego, en diálogo con La Nueva.

   “Si los no vacunados, o los vacunados con una dosis, son más susceptibles a esta variante y, a la vez, se cruzan entre sí se puede dar lugar a un brote con impacto en el sistema de salud, porque la mayoría de los vacunados tiene una sola dosis y allí es donde existe menos efectividad”, sostuvo.

   En el denominado cruzamiento, y en alusión a nuestro país, la investigadora apuntó a las escuelas, a los restorans y a los eventos públicos con poca ventilación, por ejemplo, donde se advierte una importante apertura.

   En este mismo hilo, el Gobierno nacional confirmó —esta semana— que es inminente el regreso del público a los estadios de fútbol y a espectáculos semejantes.

“Pero la conclusión es la misma: hay que incrementar los cuidados hasta que se complete la vacunación de un porcentaje muy alto de la población, incluidos los menores de 18 años”, afirmó Viego.

   “¿Si los cuidados de la población se han relajado? Claramente. Por cansancio, pero mucho antes se relajaron los controles por parte de las autoridades. Un ejemplo se da con los viajes de larga distancia en colectivos sin ventanas abiertas. Se entiende por el clima, pero no se les ha exigido la instalación de filtros que renuevan el aire, que tienen un costo relativamente pequeño”, aseguró.

   Recordó que, a la última semana, en Bahía Blanca hubo 194.000 inscriptos sobre 235.000 mayores de 18 años.

   “Es el 82 % de la población mayor de edad. Ahí existe un porcentaje para crecer; entiendo que hay que persuadir a la población para que se vacune. Y se debe incluir al tramo de 12-17 años para alcanzar un porcentaje de vacunación en torno al 85 % del total poblacional”, explicó la Dra. Viego, quien es economista por la UNS.

   Partiendo del concepto que la mejor protección es la vacunación, los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades​ (CDC) incentivan a los Gobiernos al empleo de todas las estrategias disponibles para enfrentar la transmisión, incluido el uso de mascarilla en interiores de lugares públicos.

   Se sostiene que, aunque las vacunas resultan altamente efectivas, no son perfectas y seguirá habiendo infecciones aun entre los vacunados.

   “Esto quiere decir que, aunque el riesgo de infectarse estando vacunado es bajo, habrá miles de personas con las aplicaciones que se infectarán y podrán infectar a otras, especialmente por la rápida propagación de la variante delta. Y esto, a su vez, aumentará las posibilidades de que surjan otras variantes preocupantes”, se advirtió desde el organismo.

   En tal sentido, la atención más allá de delta se orienta hacia Beta, Gamma y Alfa, detectadas en Sudáfrica, Brasil y Reino Unido, respectivamente. Tienen la misma característica: mayor facilidad para transmitirse respecto de la variante original china.

   La Dra. Viego recordó que delta fue descubierta en septiembre de 2020 en la India, que tardó varios meses en volverse dominante y en propagarse al resto del mundo. También que en Reino Unido se detectó en este marzo y que, en mayo, ya era dominante.

   “Eso explica el incremento de casos allí, concentrados especialmente en menores de 18 años, quienes aún estaban sin vacunar porque no se habían aprobado vacunas para esas edades, así como en personas con una dosis”, expresó.

   También dijo que los estudios disponibles indican evidencia robusta de que delta es más contagiosa que las variantes previas.

   “Con anterioridad, un infectado —en promedio— transmitía a 2-3 personas, pero con la variante delta trepó a 5-6 personas. Es un dato significativo”, sostuvo.

   La Dra. Viego también se refirió a una variación de los síntomas en los pacientes con esa variante.

   “Antes eran comunes fiebre, tos, pérdida de gusto y olfato. Con la delta esos síntomas no son tan corrientes y se manifiestan más en dolor de cabeza, secreción nasal y dolor de garganta”, comentó.

Fuente: Zoe Covid Symptom Study, NHS, DCD / BBC News Mundo

   “Los síntomas son menos específicos y las personas tienden a confundirlo con un resfrío común. Por ende, la consulta médica puede ser tardía”, aclaró.

   También dijo la investigadora que un hecho positivo se advierte en que los síntomas comienzan a aparecer antes respecto de las variantes anteriores.

   “De todos modos, la persona tiene que aislarse rápidamente y consultar lo antes posible con el sistema sanitario para ser testeada”, advirtió.

Fortalezas y debilidades de las vacunas

   Con respecto a las vacunas y la variante delta, la Dra. Valentina N. Viego dijo que tienen menos efectividad para la transmisión.

   “Los estudios difieren en las estimaciones”, afirmó.

   “Los primeros que se publicaron usaron datos de pacientes del Reino Unido, donde la efectividad de Pfizer para dos dosis caía de 92 % a 88 % y de 49 % a 31 % con una aplicación”, detalló.

   “Con AstraZeneca estos porcentajes iban del 75 % al 67 % para dos dosis, pero tenían alta efectividad para enfermedad grave y muerte, lo cual es una buena y mala noticia al mismo tiempo”, comentó.

   “Buena porque implica que el sistema sanitario quizá no se sature, pero mala porque significa no poder erradicar la transmisión: si el virus circula, aparecerán nuevas variantes y, acaso, alguna tenga escape mayor a las vacunas”, agregó.

   La investigadora del Conicet se refirió también a la efectividad de estudios en Canadá y en Israel.

   “En Canadá la efectividad parecía no caer tanto, pero sí en el caso de Israel. Y eso los llevó a decidir aplicar una tercera dosis a adultos mayores y a personas con riesgo”, detalló.

   Respecto de la Argentina, sostuvo que es probable que la variante delta ya esté en circulación comunitaria, al menos en la Ciudad Autónoma de Buenos Aires.

   “Ya hubo cinco casos (NdR: hasta la última semana) en los que no se pudo establecer el nexo; es decir, dónde se contagiaron. Y son dos casos en una muestra, lo cual implica que la circulación puede ser mayor aún”, aseguró la Dra. Viego.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR:

¿Cuándo llegaría la variante delta a Bahía y qué impacto tendría?

Desde CABA advierten que "la variante delta está muy cerca de la circulación comunitaria"

Variante delta: ya son 5 los casos sin nexo en CABA y analizan otros 5 más