Combatiendo el capital

16/2/2020 | 06:00 |

La deuda no cumple los requisitos básicos de la ley 27.341  de Presupuesto porque ni Caputo ni Macri publicaron documentacion de tal emisión. Todo secreto.

Por
Miguel Angel Asad

La deuda Argentina por los bonos a cien años es una deuda ruinosa pactada a tasa efectiva anual del 8,08%.  Evo en Bolivia pagaba solo el  2% anual. O sea que nuestros bisnietos pagarán capital -más intereses por 19.600 millones- un total de 22.350.000.000 dólares. Nueve veces mas que los 2.472 millones de dólares recibidos. Eso en los primeros 13 años. Porque los prestamistas deberán cobrar la renta durante 87 años más. ¿Me seguís? 540.000 dólares diarios durante 36.500 días. 
O sea que si un inversor reinvierte cada año lo que cobra por año (196 millones de dólares), al finalizar, sus nietos cobrarán 429.580 millones de dólares. A los 9 años, el inversor duplicaría su inversión (400 millones de dólares), mas si los conservara y reinvirtiera lo cobrado en interses, a los 100 años tendría  una suma igual a 1/3 del PBI de EEUU, o sea la fortuna personal mas grande del mundo en dólares: 5.476.492.000.000 o sea 2.325 veces mas de lo invertido. 
Pero es deuda  ilegal: 
a) No cumple los requisitos básicos de la ley 27.341  de Presupuesto porque ni Caputo ni Macri publicaron documentacion de tal emisión. Todo secreto. 
b) Como tampoco el fin de tal contratación (“operación que se enmarca en el objetivo del gobierno para el el crecimiento de la economía y generación de empleo”, un eufemismo), lo que lleva a pensar que era para gastos corrientes y déficit. 
c) Que la ley 24.156 art. 56 se lo prohíbe.
d) La 27.341  art. 34 tambien incumplida ya que no hubo planilla anexa al mismo.
e) Tampoco  la opinión del BCRA, exigida por la 24.156, y hoy la Argentina no aplica el art. 66 de esta: "Las operaciones de crédito público realizadas en contravención a las normas dispuestas en la presente ley son nulas y sin efecto, sin perjuicio de la responsabilidad personal de los que las realicen”.
En 1923, el Royal Bank de Canadá prestó a Costa Rica, sin  la aproba ción del Congreso, como aquí. Intervino como juez un expresidente de EEUU, W. Taft, quien sentenció: "hay deuda, pero no hay deuda pública porque no fue el público el destinatario. Es una deuda odiosa”.
Y para Karen Lissakers -directora del FMI-, “aplicando  esa doctrina, toda la deuda del tercer mundo debería caer”. 
Pasamos del domador de reposeras al “agente de turismo” amnésico de sus promesas de campaña. Otra más…

Mustang Cloud - CMS para portales de noticias