Motivo de estudio de la UNS

¿Qué hay en el lago del Parque de Mayo?

10/11/2019 | 07:00 |

"No existen datos para hacer un diagnóstico preciso de su condición. No se cuenta con información en relación al ecosistema, tanto sea desde un punto de vista científico, turístico o gubernamental. Queremos conocer la flora y fauna así como también la hidrología”, explicó Vanesa Bohn, a cargo del proyecto de Extensión.

Fotos: Pablo Presti-La Nueva.

Por Pablo Andrés Alvarez / palvrez@lanueva.com 

  ¿Quién no ha pasado en algún momento de su vida por el lago del Parque de Mayo? Ya sea para dar una vuelta por los carritos acuáticos, para alimentar a las especies que allí habitan o sólo para contemplar el paisaje.

   Muchos ni siquiera conocen que su denominación es “Los Patos” y mucho menos saben de las características ambientales de uno de los espacios más visitados de la ciudad.

   Precisamente en eso está trabajando un grupo interdisciplinario de alumnos y docentes de las carreras de Geografía, Turismo, Oceanografía y Geología de la Universidad Nacional del Sur comandado por Vanesa Bohn, a cargo de este proyecto de Extensión.

   “Los estudios abarcan parámetros de agua, aire, clima, cartográficos, costa, organismos, flora y fauna circundante”, contó la docente del departamento de Geografía de la casa de altos estudios.

   Según señaló, la propuesta surgió en base al conocimiento informal de que el espejo de agua carece de las propiedades de un ambiente ideal, por la escasa transparencia.

   “El lago, de origen artificial, constituye uno de los recursos acuáticos más importantes del partido de Bahía Blanca. Sin embargo no existen datos para hacer un diagnóstico preciso de su condición. No se cuenta con información en relación al ecosistema, tanto sea desde un punto de vista científico, turístico o gubernamental. Queremos conocer la flora y fauna así como también la hidrología del lago”, explicó.

   El proyecto, que cuenta con el aval del municipio para que se realicen las tareas, se denominó “Valoración ambiental de un lago urbano: el caso del lago Los Patos del Parque de Mayo”, comenzó hace pocos días y se fijó un año de plazo para desarrollar los trabajos necesarios.

   “Primero, para valorar el lugar, debemos conocerlo. Este mes comenzamos un relevamiento de las principales características físicas y ambientales mediante mediciones in situ y un análisis cartográfico”, dijo Bohn.

   En ese tren, se estudiarán las principales características fisicoquímicas y de calidad del agua tales como temperatura, oxígeno disuelto, salinidad, pH y turbidez, como así también la profundidad, las características de los organismos como fito y zooplancton.

   “Cuando comenzamos a recopilar información, por lo cual nos dimos cuenta que no hay estudios sobre las características ambientales ni tampoco históricas o aspectos físicos”.

   Una de las características de este proyecto es la participación de la gente.

   “Ya sea con campañas de conscientización, como también de ayuda en relevamientos. Es importante asesorar a la gente sobre lo que arroja al agua para darle de comer a los patos, como así también que tengan cuidado con los desechos que dejan en cercanías, porque muchas de esas cosas terminan dentro del agua y afectando el medio ambiente. Creemos que si la gente lo siente como propio y conoce los medios por los cuales puede colaborar para su preservación, el lugar tiene que crecer exponencialmente y convertirse en un sitio de mayor interés”.

   Y agregó: “La idea es posicionar al lago como un ecosistema muy valioso que existe dentro de la ciudad y que no se percibe ni valora como tal. En ese sentido, es importante preservar el espacio físico y cuidar la flora y fauna del lugar”.

   Se tiene previsto lanzar una encuesta online para conocer la opinión de los visitantes respecto a las expectativas que tiene sobre el sitio. 

   Participan diez alumnos del Departamento de Geografía y Turismo, y ocho docentes-investigadores de las disciplinas de Biología, Geología, Geografía y Oceanografía, pertenecientes a la mencionada Unidad Académica y al departamento de Geología.

   “Teniendo en cuenta distintos conceptos, se espera posicionar al lago urbano estudiado, a un nivel de jerarquía entre los recursos hídricos de la ciudad”, destacó Bohn.

   Actualmente, el espacio es elegido para realizar diferentes actividades, como las ferias de emprendedores, las bicicletas acuáticas y presentaciones musicales.

   “Son recreaciones que suman al lugar, pero que deben implicar también un cuidado diferente, por la cantidad de personas que concurren”, indicó.

   Conocido como el lago “Los Patos”, justamente dichas aves habitan en el sector.

   “Hay diferentes especies y queremos conocer cuáles son y también, brindar asesoramiento sobre el alimento que los visitantes pueden darles, el que es más adecuado para ellas y para las propiedades del agua. Por lo pronto nos sorprendió la cantidad de ejemplares arbóreos existentes. No hay tanta diversidad, pero sí cantidad”.  

   “No tenemos dudas que el lago podría convertirse en un lugar utilizado con fines educativos por los variados y numerosos procesos ambientales que ocurren en el mencionado ecosistema”, concluyó Bohn.

Mustang Cloud - CMS para portales de noticias