“Estoy de acuerdo con ir a otro paro nacional en los próximos meses"

Mundo Gremial

“Estoy de acuerdo con ir a otro paro nacional en los próximos meses"

22/1/2019 | 07:05 |

Los gremios opositores analizaron como muy positiva la respuesta de la población en la denominada "marcha de las antorchas" y pretenden redoblar la apuesta.

   Envalentonado por el masivo apoyo que tuvieron las primeras dos marchas de antorchas en rechazo del "aumento de tarifas y del transporte público", el secretario general del Sindicato de Camioneros, Hugo Moyano, adelantó las intenciones de ir a un paro general “en los próximos meses”.

   “Estoy de acuerdo con ir a otro paro nacional en los próximos meses. No se puede seguir aceptando este tipo de política”, aseveró el dirigente gremial.

   A su vez, advirtió que no aceptará una reforma laboral que busque quitarle derechos a los trabajadores.

   “La masiva movilización de antorchas expresó claramente el malestar que hay en la gente, la bronca por las políticas económicas que lleva adelante el Gobierno”.

   "Tarde o temprano, los trabajadores van a obligar a los dirigentes a tomar una determinación", en referencia a la convocatoria a un paro y subrayó, en tal sentido, que "la gente va a generar una protesta fuerte".

   Moyano expresó que “no creo que Macri gane nuevamente porque hay mucha gente que lo votó que son los pequeños y medianos comerciantes, industriales que son los más afectados por estas políticas”.

   También apuntó que Macri junto a su equipo “permanentemente aplica una reforma laboral” ya que “hay gremios que han modificado sus convenios colectivos de trabajo que ha generado que muchas conquistas las dejen de tener y eso es un perjuicio para los trabajadores”.

   “Los trabajadores pueden estar tranquilos que no vamos a negociar los derechos de los trabajadores porque nosotros los defendemos, por eso, que no vengan estos señores que no han laburado nunca y se crean que pueden quitarle derechos a los trabajadores”, arremetió.

Otras opiniones

   Mientras la primera movilización se realizó el jueves 10 en Buenos Aires, el jueves pasado se llevó a cabo en Rosario y se replicaron en distintos puntos del país. El próximo jueves se efectuará en Mar del Plata y el 31 en Bariloche y el 7 de febrero en Mendoza.

  "Esto atraviesa a toda la ciudadanía", aseguró el sindicalista nacional Juan Carlos Smith. 

   Para Schmit, el panorama para los argentinos durante 2019 aparece "sombrío"; por lo que se esperanzó con que en el proceso electoral se refleje una reacción a la "situación de deterioro y desigualdad a la que lleva la actual política económica". 

   Y ejemplificó: "En Argentina cierra una pyme por día. Es evidente que la gente está dejando masticar la bronca dentro de casa".

   El titular de Amsafé Rosario, Gustavo Teres agregó que el problema es por las personas que no consiguen trabajo y por "otros tantos que se siguen quedando en la calle. Esta es la marcha contra el ajuste. Hoy los ingresos destinados a pagar los servicios son de más del 30 por ciento", se quejó.

   Por su parte, Juan Milito, de la Multisectorial y de la Unión Almaceneros apuntó a que se sumaron los jubilados, que "fueron los olvidados del gobierno al hablar del bono de fin de año, cuando son los más golpeados", dijo. 

   Al mismo tiempo instó: "Que el ciudadano de a pie se sume en la calle con la bronca que suele expresar en su casa, para que sea colectivo y multitudinario, con la idea de hacer cambiar el rumbo al gobierno nacional que aparece como insensible frente a las consecuencias de las políticas de ajuste". 

   Milito además hizo un balance: "Lo notamos todos los días, por ejemplo la empresa de yogures más grande de la Argentina tuvo un 32 por ciento de caída; las grandes marcas de gaseosa, sufrieron caídas del 20 por ciento en ventas y eso tiene que ver con que se dejó de consumir. Sumado a eso tenemos un enero difícil, ni hablar de febrero y marzo como sucede en otras ciudades que no son turísticas. Nos va a pegar fuertemente y llevará al cierre de más comercios", estimó. T

   anto el rubro "panadería como las heladerías" están sufriendo más la crisis; al igual que los pequeños almacenes. "Los escalones más bajos no tenemos espalda y sufrimos más".

   "Los viales acompañan el plan de lucha porque con unidad y en la calle, se hallarán soluciones a los problemas como el tarifazo y el no pago del bono a los jubilados. Como integrantes de los sindicatos del transporte, deben estar presentes en esta pelea", puntualizó Graciela Aleñá, secretaria general del Stvyara.

   Juan Pablo Brey, titular de la AAA y secretario de Prensa de la Confederación Argentina de Trabajadores del Transporte (CATT), expresó que el país enfrenta "un brutal ajuste y los más perjudicados continúan siendo los trabajadores".

   "Se trata de la profundización del ajuste y del impacto negativo sobre el bolsillo de los trabajadores, que no pueden continuar siendo la variable de ajuste", sostuvo Raul Durdos, titular del SOMU.

   Para Carlos Ortega, jefe del Secasfpi, "los trabajadores no pueden afrontar con su salario un alza de tarifas como la proyectada, que implica una muestra más del sistema de empobrecimiento y sometimiento del gobierno nacional", puntualizó el dirigente.

   También adhirió a la marcha el titular del Sindicato Regional de Luz y Fuerza Patagonia, Héctor González, para quien el Ejecutivo solo piensa "en recaudar y aumentar tarifas", y el secretario general de la Federación de Sindicatos Municipales Bonaerenses (Fesimubo), Rubén García, para quien "el gobierno debe modificar la política actual".

"Los municipales rechazan el tarifazo y exigen una recomposición salarial general para ganarle a la inflación y no continuar perdiendo. Los tarifazos se tornan impagables para la mayoría de los argentinos", aseveró el también titular de la Confederación de Trabajadores Municipales (CTM), que nuclea a 600.000 empleados en todo el país.

Mustang Cloud - CMS para portales de noticias