Cómo entrenan y qué se les dice a los nenes y las nenas que empiezan fútbol

Miguel Olivero, DT de Cecudei

Cómo entrenan y qué se les dice a los nenes y las nenas que empiezan fútbol

11/1/2019 | 07:00 |

Imágenes y grabaciones: Damián Vallejos y Pablo Goicochea / Edición de videos: Francisco Villafáñez

Por Belén Uriarte / buriarte@lanueva.com

 

   Miguel Olivero, el entrenador de Cecudei, trabaja con chicos de entre 4 y 13 años y tiene 3 nenas en la escuelita.

    Para él, no hay diferencias. El entrenamiento es igual para nenas y nenes aunque reconoce que, a veces, los chicos agarran vuelo más rápido.

   —¿Qué es lo primero que se le dice a una nena cuando se incorpora?

   —Que no vaya al choque porque los pibes son brutos, para que no se lastimen. A veces no te hacen caso porque son más brutas que los nenes. Capaz un nene se golpea y está “ayyyy” y la nena se levanta y sigue jugando.

   —¿Y a los nenes?

   —Que jueguen despacio, que no sean brutos, que las cuiden. Trato de que sean como los hermanos mayores, sí o sí que las cuiden, en entrenamientos y cuando jugamos.

   Miguel, entrenador de Morena y Milagros, cuenta que en las charlas técnicas les habla a todos por igual porque “nadie es mejor que otro”. Y destaca que nunca tuvo problemas por cuestión de género: “Se respetan unos a otros, por ahí se pelean cuando no les dan la pelota, pero nada más”.

   También reconoce el apoyo de las madres, que siempre acompañan a sus hijas y “ven el progreso que hacen, a veces jugando mejor que los nenes”.

   El técnico entrena solamente dos veces por semana, que es lo que le permite el tratamiento de diálisis al que se somete. Y confiesa, con seguridad, que el fútbol es su vida.

   Miguel jugó hasta que su cuerpo le dijo basta. Fue hace 13 años, cuando los riñones dejaron de funcionar con normalidad y comenzó un largo tratamiento. Desde entonces ve rodar la pelota detrás de la línea de cal.

   —Ellos ganan, ganó yo; ellos pierden, pierdo yo. Estando ellos en la cancha estoy yo, no lo cambio por nada. [...] Mientras me dé el cuerpo voy a seguir. Sentado con un televisor me aburriría. Trato de pasarla lindo acá: en un entrenamiento o en la cancha soy feliz.

Una liga integrada

   Marco González, organizador de la Liga Municipal, cuenta que la competencia tiene 8 años y que el objetivo, más allá de lo futbolístico, es “valorar la amistad, la integración y fundamentalmente transmitir una identidad barrial”.

   El fútbol mixto se incorporó en el tercer año de la liga y en 2018 participaron 30 escuelitas barriales, divididas en 4 categorías, con nenas y nenes de entre 6 y 14 años.

   —En las categorías más grandes, 13/14 años, solamente tenemos fútbol de varones. La competencia mixta la hacemos hasta los 13 años más o menos, que es una edad acorde que consideramos que pueden jugar los chicos integrados, después ya por diferencia física va cambiando y el roce físico es mayor —detalla González.

   En ese punto no coincide Mario Rocha, el DT de Zona Norte, quien tuvo que decirles a algunas adolescentes que no podían jugar más por la edad.

   —Este campeonato tiene un trabajo de inclusión... Nosotros teníamos nenas de 12, de 13, que no pudieron jugar porque no lo permite la liga. No tendría que ser tan competitivo. Tenemos que trabajar en ese tema, no sacarla porque “en el reglamento de AFA”... no estamos jugando en AFA, estamos en una liga barrial.

   González destaca que la Liga Municipal abarca prácticamente todos los barrios, lo que permite que los chicos hagan fútbol cerca de su casa, sin necesidad de trasladarse a los clubes más céntricos.

   —Lo más importante es que el chico pueda desarrollarse junto a sus amigos y su familia —dice señalando la tribuna, plagada de madres, padres, tíos, abuelos y otros tantos allegados que aplauden y alientan sin parar.

Mustang Cloud - CMS para portales de noticias