A Huracán le faltaron el respeto

10/6/2017 | 08:10 |

Por
Walter Gullaci

Seguramente en el bulevar Juan B. Justo se deben estar preguntando qué sentido tuvo semejante esfuerzo. Tamaño festejo. Haber ganado aquellas finales del Federal C. Si al cabo Huracán, el de los “milagros” futboleros, igual hubiera tenido su lugar en el próximo Federal B con solo presentarse a jugar las fases decisivas del torneo.

Se desconocía, claro, el nuevo mamarracho de este impredecible fútbol nuestro.

Con el pretexto de igualar el número de participantes de las zonas del próximo Federal B, el Consejo Federal cursó ¡33! invitaciones a equipos que disputaron el nivel C y que clasificaron como finalistas o semifinalistas.

El criterio utilizado fue: 1) La fase en la que fueron eliminados. 2) Dentro de las fases, los puntos obtenidos, diferencia de goles a favor, los tantos de visitante acumulados en la última fase eliminatoria de cada región; y en caso de empate en todo, posición de la primera etapa del torneo.

Queda claro que en la extensa lista, conformada por equipos que quedaron a las puertas del ascenso, se tuvo en cuenta el "mérito deportivo". Obviamente, menor que el demostrado por quienes ascendieron en la cancha. Lejos de cualquier escritorio. Sorteando fase tras fase. Escollo por escollo.

La pelota, así, quedó encerrada en otra maniobra poco clara de un ente regulador que suele evidenciar escasas intenciones de mejorar la competitividad de los torneos. Y menos aún, los costos que éstos representan. Dando lugar, incluso, a todo tipo de tejes y manejes.

De hecho, hubo clubes eliminados en primera fase que empezaron a hacer lobby para ocupar una plaza en la cuarta categoría del fútbol argentino.

La presión por obtener la dichosa invitación fue tal que en el Consejo Federal se recibieron llamados de intendentes, diputados y hasta de gobernadores en busca de un lugarcito en el próximo y extenuante Federal B, a iniciarse, en principio, el 2 de julio.

Para el presidente del ente, Juan Beacon, la regionalización era un paso importante para los clubes.

“Queremos que los costos sean mínimos para poder participar, y que los clubes recorran la menor cantidad de kilómetros. Lo que tenemos que concretar ahora es sumar equipos para la primera instancia que será clasificatoria”.

Hubiera sido bueno que Beacon haya considerado esta situación antes de disputarse el Federal C.

Porque a Huracán, como a los otros clubes ascendidos “en la cancha”, se les faltó el respeto.

Y nadie pareciera hacerse cargo.

Mustang Cloud - CMS para portales de noticias