Bahía Blanca | Miércoles, 22 de mayo

Bahía Blanca | Miércoles, 22 de mayo

Bahía Blanca | Miércoles, 22 de mayo

Producción y consumo de petróleo

El consumo mundial es de 89 millones de barriles diarios, algo más de 14 millones de metros cúbicos. Estados Unidos sigue siendo primero, pero segundo se ubica China.

Más de 200 son los países que tienen petróleo, aunque algunos en cantidades insignificantes. Treinta países participan en el primer nivel de producción de petróleo y los 10 primeros producen los dos tercios del total.

Los cuatro primeros productores son Arabia Saudita, Estados Unidos de América (será el principal productor mundial en el año 2015 por el aumento de la producción de shale oil), Rusia y China, aunque China todavía está lejos de los otros tres países.

México es el mayor productor latinoamericano y luego Brasil y Venezuela los mejores sudamericanos.

Argentina, por su parte, ocupa el puesto 26 en el mundo y tercero en sudamérica, cuya producción le permite cubrir casi todo su consumo.

El consumo mundial es de 89 millones de barriles diarios, algo más de 14 millones de metros cúbicos. Aquí el orden se altera.

Estados Unidos sigue siendo primero pero segundo se ubica China y tercero Japón. Si bien Estados Unidos está muy cercano a su autoabastecimiento, China importa un equivalente a su producción y Japón, por su parte, el total de su consumo.

Para el año 2030 China sería el principal consumidor mundial y se estima que Medio Oriente superará el consumo de la Unión Europea. En tanto India se convertirá en la fuente individual más grande de crecimiento de la demanda global de petróleo después de 2020, con la desventaja de que su producción es muy baja y deberá importar la mayor parte del consumo.

Rusia es el país en mejor relación ya que su producción está cercana a la de Estados Unidos pero su consumo es solo de un tercio, lo cual lo ubica como uno de los mayores exportadores, luego de los países de Medio Oriente.

Situación en la Argentina

La Argentina tiene en este momento cinco cuencas productoras: Austral, Cuyana, Golfo San Jorge, Neuquina y Noroeste, con un total de más de 7 mil pozos, unos 140 off shore.

La producción anual supera en poco los 30 millones de metros cúbicos de petróleo y los 41 millones de metros cúbicos de gas. Esto cubre prácticamente la demanda de crudo, aunque no la de gas, debiendo por el momento recurrir a la importación de GNL.

La puesta en producción de Vaca Muerta, con productos llamados shale, abre una perspectiva altamente auspiciosa porque las reservas cuantificadas la ubican como tercera en el mundo, luego de Estados Unidos y China.

Si bien esto requiere de tecnología e inversiones, es un proceso que avanza y crece día a día.

Uno de los beneficiarios de este inmenso yacimiento será Bahía Blanca porque es el mayor nodo energético nacional, por donde pasan todos los gasoductos y poliductos de las cuencas patagónicas y cuenta con el Polo Petroquímico necesario para agregarle valor al producto y el Puerto de aguas profundas necesario para la exportación de los excedentes.