Lo resolvió la Cámara Penal

Mandan a juicio a la exdiputada Corrado por fraude hereditario

16/11/2020 | 13:03 |

La Sala I rechazó el sobreseimiento pedido por su defensa. La acusan de formar parte de una maniobra familiar de estafa para licuar las propiedades de su excuñado, asesinado en Cariló en 2005.

 

Corrado, en agosto de 2019, cuando iba a ser indagada en Tres Arroyos.

   La justicia confirmó la elevación a juicio, por el delito de estafa, de la causa que se le sigue a la exdiputada provincial y fiscal en lo penal María Marta Corrado, acusada de un fraude hereditario.

   El fallo lo dictó la Sala I de la Cámara Penal de Bahía Blanca, al rechazar un pedido de sobreseimiento del defensor particular Cristian Prada.

   De esa manera, los jueces Pablo Soumoulou, Hernán Mones Ruiz y Guillermo Rodríguez confirmaron la decisión de la justicia de Garantías.

   A Corrado se la imputó -junto a otros- de licuar el acervo hereditario del acaudalado contador Adolfo Herro, en perjuicio de Maximiliano Rodríguez Labastía, hijo natural -confirmado por sentencia judicial en 2008- del fallecido profesional bahiense, a quien asesinaron en Cariló hace 15 años.

El contador Adolfo Herro, asesinado en Cariló a mediados de 2005.

   Luego del crimen, la madre del contador, Beatriz Pennacchiotti (ya fallecida), sus hermanos Eugenio (exmarido de Corrado) y Gustavo Herro y otras personas (Juan Marini, Enrique Pérez Ronda, Hugo Daniel Adobbatti y María Josefa Rodriguez) habrían realizado un ardid para evitar que Rodríguez Labastía se quedara con lo que le correspondía, como único y universal heredero.

Cómo fue el fraude hereditario por el que acusan a la exfiscal Corrado

   Según los investigadores, todos conocían que el joven -hoy de unos 35 años- era hijo biológico del contador y apuraron los trámites para simular la venta de sus propiedades y así quedarse con la herencia.

A precios irrisorios

   Se cree que apenas meses después del fallecimiento, los nombrados habrían "vendido" dos propiedades del contador (las operaciones se hicieron el mismo día -2 de diciembre de 2005-, en la misma escribanía, con precios irrisorios y a personas insolventes). 

   Se trata de un piso en el centro de La Plata y de un chalet ubicado en el Golf Club de Cariló.

El chalet de Cariló, donde mataron al profesional, costaba 300 mil dólares y se "vendió" a 85 mil.

   María de Lourdes Giménez, pareja del contador al momento del crimen, declaró que el piso tendría un costo de 280 mil dólares y se vendió a 62 mil. 

   La casa de Cariló, ubicada en un lugar de privilegio, costaba unos 300 mil dólares y se vendió a 85 mil.

   También les imputan haberse quedado con la costosa colección de armas del contador, que pasó a nombre de sus hermanos.

Legítima usuaria

   En 2014 se hicieron varios allanamientos, entre ellos a la vivienda que ocupaba Corrado en el barrio Bosque Alto, donde encontraron una gran cantidad de armas de fuego y cuchillos que eran de una colección de Adolfo Herro.

   "De las constancias agregadas se constata que la imputada fue inscripta el día 27 de octubre de 2015 como legítima usuaria de armas de uso civil, a pocos meses del fallecimiento de Adolfo Herro, poniendo a su nombre 21 armas que pertenecían al difunto", explicaron los camaristas. 

   "Sobre este punto, es dable expresar que la imputada nunca tuvo armas de fuego inscriptas a su nombre, y más allá del trámite dispuesto por la ANMAC para su registración, no cabe duda que su fin no ha sido otro que fondear el acervo sucesorio", se agregó.

   La propia Corrado reconoció que se inscribió como legítima usuaria en esa fecha y que ni antes ni después tuvo armas.

Mustang Cloud - CMS para portales de noticias