Bahía Blanca | Jueves, 22 de febrero

Bahía Blanca | Jueves, 22 de febrero

Bahía Blanca | Jueves, 22 de febrero

Pelegrina: “Tenemos una muy buena relación con la comunidad”

El gerente de Operaciones de Compañía Mega SA destacó el trabajo que se lleva a cabo en la empresa en materia de educación, salud y medio ambiente. 

“Compañía Mega S.A. comenzó a operar a comienzos de 2001. Estamos situados dentro del Polo Petroquímico y en nuestra planta se fraccionan líquidos. Como proceso productivo nuestra empresa está relacionada con el gas”, dijo el doctor e ingeniero Químico Andrés Pelegrina, quien incursionó en Mega a principios de 2002, siendo actualmente gerente de Operaciones.

“En la Compañía hacemos la separación, el transporte, fraccionamiento y despacho de los líquidos del gas natural, que es una suma de compuestos con nombres propios y que al separarlos se obtiene el Etano, Propano, Butano, la gasolina natural, la liviana y el dióxido de carbono”, señaló Pelegrina.

“Los componentes están en el gas desde que salen del pozo. Tenemos una planta en Neuquén, cercana a Loma de La Lata, donde los yacimientos nos proveen el abastecimiento de gas. En la planta se separan los líquidos del componente principal que es el Metano, mientras que el resto, una vez separado en planta, se traslada desde Vaca Muerta por un caño de 12 pulgadas a Bahía Blanca mediante un poliducto de 600 kilómetros de longitud. Y atraviesa las provincias de Neuquén, Río Negro, La Pampa y Buenos Aires”, sintetizó Pelegrina.

--¿Mega, en Bahía, se dedica a fraccionar?

--Es así. Mediante un proceso de destilación separamos el etano del propano, del butano, de la gasolina y del dióxido de carbono. El etano, una vez separado, se traslada por cañería hasta Dow (empresa lindante); el propano y butano se almacena en tanques y los destinos son el mercado interno o la exportación desde nuestro propio muelle.

“La gasolina, en cambio, se almacena en tanques de techo flotante y ese producto se exporta por nuestro muelle o, en caso de no estar operativo, lo hacemos desde Profertil. Finalmente, el dióxido de carbono, una vez separado, va por cañería a Profertil para el proceso de obtención de urea”, puntualizó.

--¿Cómo define Mega su rol con la comunidad y cómo se gestiona esa relación con los whitenses?

--Este año festejamos junto a la comunidad local el programa de becas. Desde su origen lo fuimos llevando adelante en forma conjunta con las escuelas secundarias de Ingeniero White y con la Fundación Cecilia Grierson. Luego sumamos a las universidades.

“Pone en foco a los egresados del sistema educativo de escuelas secundarias de Ingeniero White y permite asignar una beca para que estos alumnos puedan estudiar una carrera universitaria en Bahía. Ya tenemos cerca de 30 egresados a lo largo de estos 20 años. Y hay una cantidad similar que está en ese proceso. Es un programa fuerte, de muchos años. Lo fuimos adaptando y a la vez aprendimos a sostenerlo. Un trabajo permanente entre nosotros, la fundación y las escuelas. Nos estamos retroalimentando para seguir llevándolo adelante”, aseguró.

Y añadió: “No sólo el programa de becas es el estandarte, también estamos articulando con la Escuela Técnica N° 1 y el Centro de Formación Profesional N° 401 con el programa “Colectores Solares”, aplicado a los alumnos que cursan el último año”.

“Se aplicó al funcionamiento de un termotanque mediante una cañería que lleva agua a una determinada temperatura por estar expuesta al sol. Así se reduce el consumo y el trabajo responde a las normas de sostenibilidad y eficiencia energética. El año pasado, tras el diseño y armado de los colectores, además de la estructura y montaje por parte de los alumnos, se entregaron tres colectores: al Centro de Formación Profesional 401, el Jardín 932 y la Escuela 40. Este año lo reeditamos y pretendemos entregar otros tres. También es aplicable para uso de piletas y puede significar una herramienta importante para el futuro del alumno egresado una vez inserto en el campo laboral”, resaltó Pelegrina.

--¿Para una empresa como Mega es primordial invertir en temas como seguridad e impacto ambiental?

--Desde 2002 tenemos certificado un sistema de gestión basado en tres normas internacionales (ISO) en materia de calidad, seguridad y medio ambiente. En 2018 incorporamos el programa Eficiencia Energética, alineado a uno de los objetivos de desarrollo sostenible. Con esto hemos logrado reducir la energía consumida en un 25 por ciento, además de cumplir con los parámetros de iluminación establecidos por Ley.

“Hemos logrado reducir el impacto a partir de modificar algunas cuestiones, como motores que consumían mucha energía sin sentido. Se colocaron variadores de velocidad para algunos equipos y se instaló una pequeña turbina que nos permite generar energía eléctrica adicional para aportarle a la planta un consumo que no necesitamos tomar de la red externa”, aseveró.

--¿También hicieron hincapié en un sistema de reutilización del agua?

--Es otro capítulo importante, porque luego de muchas inversiones hemos logrado tener el permiso para reutilizar todo el efluente que generamos. El agua se vuelca al riego de nuestra planta. Es un punto muy importante porque hace a un hábitat más saludable y nos permite aportar al medio ambiente.

“También es bueno resaltar que durante la pandemia hemos colaborado con el Hospital Municipal y el Penna en el área de salud, pero esto también se ve reflejado en nuestra política de empresa con la asistencia diaria hacia nuestros trabajadores”, cerró Pelegrina.