Bahía Blanca | Sabado, 02 de marzo

Bahía Blanca | Sabado, 02 de marzo

Bahía Blanca | Sabado, 02 de marzo

Paro de colectivos en el AMBA, en medio de la fuerte interna de la UTA

Lo ordenó una línea disidente de la conducción del gremio y afecta a 80 líneas. En Bahía la disputa de facciones provocó dos ataques a balazos este mes.

Una de las líneas afectadas.

La interna de la UTA nacional entre el sector liderado por el secretario general Roberto Fernández y el grupo disidente de Miguel Bustinduy tiene un nuevo capítulo. Quienes forman parte de esta última facción dispusieron para hoy un sorpresivo paro de 12 horas para 80 líneas que circulan por el AMBA.

Estos choferes, nucleados en la Lista Azul, reclaman un salario de 350.000 pesos para los trabajadores y asumir formalmente en cinco filiales del gremio (Santa Fe, Mar del Plata, Córdoba, Jujuy y Santiago del Estero) donde, según aseguraron, se impusieron por el voto en las elecciones internas del año pasado.

En Bahía Blanca el comicio lo ganó el oficialismo de la Lista Celeste y Blanca, aquí representado por Ricardo Pera. Este mes la interna gremial tuvo dos violentos episodios en nuestra ciudad. El 3 de marzo atacaron al chofer Pablo Carro con un disparo en su mano en una matera de la empresa San Gabriel y, 10 días después, dispararon 6 balazos contra la casa de Pera en el barrio Patagonia.

Mirá también: Ricardo Pera: "Se equivocan si creen que me van a atemorizar"

En ambos casos, aún no hay datos sobre los autores.

Sí trascendió que Carro forma parte de la Azul, opositora al oficialismo local, por lo que se presume que el ataque podría tener relación con esa afiliación. Mientras tanto, la balacera frente a la casa del líder gremial habría sido una respuesta.

Mirá también: Qué hay detrás de la escalada de violencia en la UTA

Respecto del paro en el AMBA, ayer a la tarde el Consejo Directivo de la UTA emitió un comunicado en el que se desligó de la medida de fuerza y acusó a Bustinduy de pretender “con sus complacientes laderos, generar un Lock Out patronal con el único objetivo de realizar descuentos salariales a los trabajadores”.

La alusión a la patronal tiene que ver con que las líneas en paro pertenecen a la empresa DOTA. Según los adversarios de Bustinduy, dicha firma lo sostiene en su disputa por la conducción del sindicato.

El comunicado firmado por Fernández agregó: “Resulta lamentable que un pequeño grupo de personas, identificadas con la lista que perdió las elecciones, pretenda la utilización de los trabajadores, teniendo a los usuarios de rehenes de sus intereses, en una supuesta medida que no se encuentra avalada por la entidad sindical".

Y prosiguió: “Quienes perdieron las elecciones, y representan los intereses del empresario, no conocen ni por asomo la realidad del transporte de personas del país, ahora pretenden inventar situaciones inexistentes, generar malestar en la población, en los espacios de poder, justamente por haber resultado aplastados en el último proceso electoral”.

El enfrentamiento entre ambas agrupaciones tiene un historial violento. Uno de los hechos más graves ocurrió en diciembre de 2016 cuando hombres identificados con Bustinduy pretendieron tomar el edificio del sindicato en el barrio de Once y Fernández se debió atrincherar en el techo. Ese día hubo un saldo de decenas de heridos, por golpes de puño e incluso disparos.