Bahía Blanca | Jueves, 26 de enero

Bahía Blanca | Jueves, 26 de enero

Bahía Blanca | Jueves, 26 de enero

La ONG "Creer, Sí" cruzó a una concejala de Avanza Libertad por sus dichos sobre las falsas denuncias

“Nos vemos en la responsabilidad de informar y correr el velo de una falacia llamada falsa denuncia”, manifestaron en un comunicado tras una publicación de Valeria Rodríguez.

Clelia Severini, presidenta y una de las fundadoras de "Creer, Sí" (foto: archivo - La Nueva.)

   La ONG bahiense "Creer, Sí" se pronunció ante los dichos de la concejala por Avanza Libertad Valeria Rodríguez, quien llamó a sus seguidores a “alzar su voz contra las falsas denuncias”. 

   La organización, que desde hace años trabaja la problemática del abuso sexual en niños y adolescentes en Bahía Blanca, emitió un comunicado para “informar a los/as ciudadanos/as de Bahía Blanca y correr el velo de una falacia llamada falsa denuncia” tras los dichos de la libertaria.

   Se refieren a una publicación que Rodríguez hizo en su cuenta de Twitter el 9 de septiembre, en el marco del “Día contra la falsa denuncia”.

   En su mensaje, la edil bahiense afirmó que “el abuso contra la integridad sexual demonizado por propaganda partidaria falla en la prevención de este delito y lejos de hacer que disminuya, da lugar a otra grave problemática de la que poco se habla: falsas denuncias”. En su posteo incluyó un flyer sobre las falsas denuncias y, además, hizo una fuerte acusación al Poder Judicial: “La justicia es hipócrita si no garantiza el debido proceso”.

   Desde "Creer, Sí" calificaron a las falsas denuncias como un “mito” que oculta las agresiones que padecen las víctimas. “Trabajar en la prevención del abuso sexual implica visibilizar los sucesos abusivos”, manifestaron. 

   En el escrito difundido en sus redes sociales, la ONG manifiesta que hablar de falsas denuncias ayuda a encubrir a “un sector machista y patriarcal de la sociedad que pretende conservar la dominación y poder de los hombres sobre el sometimiento de las mujeres, niñas y adolescentes”. Además, señala que el término contribuye a proteger a los abusadores, perpetuar el delito, desproteger a las víctimas y confundir a la opinión pública.

   “La gente no va por la vida haciendo denuncias sobre abuso sexual si no existió la situación abusiva –dice el documento–. El hacer una denuncia de estas características conlleva un proceso doloroso porque implica manifestar ante la justicia y la sociedad situaciones intimas que exponen a la víctima y a su grupo familiar y en el que la victima debe atravesar entrevistas y pericias psicológicas, como no ocurre con otros delitos. El costo emocional de estas vivencias es muy alto”. 

   De acuerdo con la ONG, “nuestra experiencia y los estudios cientificos existentes nos demuestran que las familias no se enfrentan a este procedimiento si no existió la agresión sexual”.

   Finalmente, concluyen con una aclaración. “Si existiera una falsa denuncia, la investigación penal, los relatos victimológicos, las pericias psicológicas, los recursos cientificos, permitirian detectar que los hechos denunciados son falsos, lo que traería como consecuencia la desestimación de la causa y que no se realice la investigación penal”, concluye el texto.