Bahía Blanca | Viernes, 12 de agosto

Bahía Blanca | Viernes, 12 de agosto

Bahía Blanca | Viernes, 12 de agosto

Remarcar precios y cuidar el stock: el nuevo capítulo de la crisis golpea al comercio en Bahía

La suba del dólar y la incertidumbre respecto del rumbo económico provocan que haya poca afluencia de clientes, falta de precios y vidrieras sin valores exhibidos, entre otras cosas. 

Fotos: Pablo Presti - La Nueva.

   Comercios que no abren, precios que se remarcan, importadores que no quieren entregar mercadería o aconsejan suspender las ventas. Las consecuencias de la crisis vivida desde el último fin de semana se están sintiendo en los comercios de Bahía Blanca, donde la palabra dominante es incertidumbre.

   Poca afluencia de clientes, falta de precios, vidrieras sin valores exhibidos e incluso empleados que temen por su futuro laboral forman parte del panorama hoy en el microcentro bahiense. 

   "Ayer abrimos con una incertidumbre bárbara", aseguró Bruno, quien atiende en una vinería y chocolatería con amplia trayectoria. "No sabíamos cómo íbamos a hacer y empezaron a caer muchos mails de las importadoras. Todo un lado del pasillo es importado", dijo, señalando un sector de su negocio.

   "Tomamos la decisión de cortar la venta por consejo de las importadoras. No solamente por el aumento del dólar, sino por la reposición del producto y el abastecimiento -resaltó-. Ni siquiera ellos saben si van a volver a contar con ese producto". 

   Asimismo, mencionó que si bien venden productos nacionales, muchos de ellos requieren de materias primas del exterior para su elaboración. Por ello, "también es un problema para nosotros decidir si lo vendemos o no". 

Bahienses opinan: qué esperan del cambio en el Ministerio de Economía

   Una situación similar describió Alejandro, titular de una mueblería céntrica: "Nuestros proveedores de mercadería importada directamente suspendieron la venta. En este momento no hay precio de sillones, por ejemplo. Me dijeron que suba un 20 % hasta que determinen el precio", contó.

   Sin embargo, mencionó que en los últimos días remarcaron la lista de precios de varios productos "entre 5 y 6 %, lo habitual de todos los meses".

   "Eso es lo que por ahora estamos vendiendo. Tengo la ventaja de trabajar casi todo nacional, así que me afecta poco. Pero obviamente es un momento difícil -reconoció-. Esta semana va a ser una tormenta. Quizás a partir de la que viene se aclare un poco el panorama".

   Por otra parte, en una reconocida tienda de ropa y calzado deportivo mencionaron que lo ocurrido el fin de semana no impactó directamente en los precios del lunes. "Ya sabemos que a principio de mes siempre hay algún retoque de un 5 % o 10 %", comentó Kevin, encargado del local. 

   Relató que el viernes, primer día del mes, habían recibido nuevas listas de precios por parte de los proveedores, pero nada fuera de lo habitual. "Apenas nos mandan esta lista, los cambiamos, porque sino no podemos reponer".

   Desde una perfumería que vende exclusivamente productos importados, Patricia aseguró que ya comenzó la remarcación en los valores: "Van a empezar a dar vuelta todo", dijo.

La bronca de una comerciante bahiense que no pudo trabajar durante el lunes negro

   Además, contó que ante la incertidumbre provocada por la situación, el local suspendió la venta en cuotas sin interés. "Dijeron que es momentáneo", explicó.

   La vendedora destacó que hace 10 días ya habían aumentado las listas de precios y contó que decidió sacar los precios de vidriera "porque ayer los puse y hoy ya los tuve que sacar". 

   "A pesar de todo, seguimos vendiendo". Mencionó que todavía ofrecen hasta 6 cuotas con interés con un 10 u 11 % de recargo. "No se fue tan arriba".

   "Ayer subieron todas las cosas, aumentaron todos los precios", dijo asimismo Romina, empleada de un comercio de tecnología que vende teléfonos celulares y accesorios electrónicos que, a diferencia de otros, ayer se mantuvo abierto al público. 

Comercios de Bahía frenan ventas de productos informáticos por la incertidumbre con el dólar

   "La semana pasada Samsung nos había avisado que algo iba a pasar. Nos habían avisado que estaba frenada la producción", contó. 

   Romina no se mostró optimista con la situación: "Va a impactar mal a largo plazo. Estoy cruzando los dedos para conservar el trabajo", manifestó.

   "Obviamente uno se pone del lado del empleador, porque está todo cada vez más difícil: mantener un negocio, las cargas sociales, estar en blanco... Pero bueno, siempre para adelante y esperando un milagro, con fe", exclamó.

   En las jugueterías casi toda la mercadería proviene del exterior. Sin embargo, "por ahora no se notó mucho", dijo Natalia, quien aclaró que todavía continúan con los valores de la semana pasada.

   "Eso sí: nuestros proveedores no están vendiendo. Cortaron la compra", mencionó. "Las expectativas a futuro no son muy favorables".

   En un estado similar se encuentra una reconocida óptica del centro bahiense. "Todavía no remarcamos precios. Ya tenemos las listas, pero la dueña prefiere esperar un poquito, porque un 10 % o un 15 % hoy es mucho", dijo Salomé, la vendedora.

   "Cuando hay una suba así, siempre trata de mantener el precio, aunque sea por un mes, porque es un rubro caro", agregó.

   Además dijo que, con el tiempo, cambiaron los hábitos de consumo de sus clientes. "La gente antes compraba el armazón y el cristal, todo junto. Ahora trata de mantener el armazón y cambiar solo los cristales, porque ve que el bolsillo no le alcanza", concluyó.