Bahía Blanca | Lunes, 27 de junio

Bahía Blanca | Lunes, 27 de junio

Bahía Blanca | Lunes, 27 de junio

Separación en origen: una fuente de recursos de impacto ambiental

El proceso realizado permite que los materiales reutilizables o reciclables puedan ser clasificados fácilmente.

   Si los residuos domésticos son separados y clasificados pueden convertirse en recursos, en lugar de basura.

   La separación en origen tiene ya suficiente legislación y hay cantidad de municipios que hace años vienen aplicando la en forma creciente. Es un proceso en el que bajo la directiva del municipio, participan las vecinas y vecinos, administradores de consorcios o encargados. 

   El estado es el responsable de la disposición de los puntos verdes, los contenedores apropiados y los recuperadores urbanos.

   Es un proceso del que todos formamos parte. Separar en origen es el primer paso del proceso de reciclaje. 

   Esto convierte a la basura, o residuos urbanos, en un recurso económico, al ser base de materia prima para otros materiales, producto del reciclado.

   Los residuos urbanos están integrados por tres componentes:

--Reciclables:  materiales que pueden recibir un tratamiento y convertirse en materia prima para ser reinsertados en un circuito productivo (papeles, cartones, plásticos, vidrios y metales).

--Basura: aquellos residuos que no cuentan actualmente con un circuito para su recuperación (vidrios rotos, tubos fluorescentes o lámparas, servilletas, residuos sanitarios, etc).

--Residuos orgánicos: los restos de alimentos, frutas, verduras, etc., que adecuadamente tratados puedes ser utilizados en la producción de biogás (ya existe una planta en el partido de Villarino) o en fertilizantes. 

   Sólo los materiales que son correctamente separados en origen pueden ser reciclados.

   En Bahía Blanca y partidos aledaños se sigue enterrando la basura, con algún trabajo de extracción de reciclables por trabajadores informales o cooperativas, que operan en los basurales a cielo abierto.
Para un correcto proceso de tratamiento, el estado debe proveer los recipientes adecuados, la recolección y las plantas de entrega de los diferentes subproductos para su posterior preadecuación, para el proceso a que serán destinados los residuos. 

   Existe actualmente una planta de reciclado en General Cerri, la Ecoplanta, que separa los reciclables, pero sin proceso de industrialización. 

   En el partido de Villarino se instaló una planta para el tratamiento de los residuos orgánicos en un proceso de generación de biogás.

   Todos formamos parte de este proceso y cada uno tiene un rol específico:

--Administrador/a: informar al consorcio, garantizar la colocación de tachos diferenciados, instruir al encargado/a sobre el manejo diferenciado de los reciclables.

--Vecino/a: quienes viven en edificios con encargado, deben separar los residuos en sus casas y disponerlos en los cestos diferenciados del edificio. Quienes viven en una casa, ph o edificio sin encargado, deben separar los residuos en sus casas y disponerlos en el contenedor verde o entregárselos al recuperador o llevarlos a un punto verde, según la zona.

--Encargado/a: deben gestionar los residuos por separado y entregar los reciclables al recuperador urbano de la cuadra o depositarlos en el contenedor verde, según corresponda.

--Recuperador/a Urbano/a:  es la persona que recibe los materiales y luego los clasifica en el Centro Verde para que puedan ser reciclados.