Bahía Blanca | Viernes, 19 de agosto

Bahía Blanca | Viernes, 19 de agosto

Bahía Blanca | Viernes, 19 de agosto

Más de 1.700 alumnos bahienses siguen pasando frío en las escuelas

La escuelas primarias 11 y 17, la Secundaria 21 y la Técnica Nº 4 todavía no tienen calefacción. Los trabajos deberían haber estado listos a principios de marzo.

Fotos: Archivo La Nueva.

   A tres meses y medio de haber comenzado el ciclo lectivo 2022 y más de una semana de iniciado el invierno, más de 1.700 alumnos de distintas escuelas de Bahía Blanca continúan asistiendo a clases -cuando el frío se los permite- sin que funcione el servicio de calefacción.

   Aunque parezca mentira, a esta altura del año todavía cuatro establecimientos educativos de la ciudad continúan sin gas, debido a que el gobierno bonaerense no termina de enviar los fondos que había comprometido -a principios de año- para la realización de distintas obras de infraestructura en ellos.

   Por esta razón, tanto los 412 alumnos de la Escuela Primaria Nº 11, los 297 de la EP Nº 17, los 210 de la Secundaria 21 y los 826 de la Escuela Técnica Nº 4 siguen sin poder acudir a clases en forma normal. En muchos casos, sobre todo durante los días de bajísimas temperaturas que se registraron durante las últimas semanas, en estas instituciones algunos turnos lectivos fueron suspendidos, acortados o directamente en otros no hubo clases.

   En total, son 1.745 los estudiantes bahienses que desde marzo a ahora prácticamente no han tenido clases en forma normal. A principios de año se había determinado que en un total de 16 escuelas en el ámbito de la ciudad se desarrollarían distintas obras de provisión de gas, con la idea de que todas estuvieran listas antes de marzo, para el comienzo de las clases.

   Sin embargo, la demora en el envío de los fondos necesarios para su ejecución por parte de la Provincia terminó posponiendo la finalización de todos los trabajos. Si bien muchos ya estaban casi listos en los últimos días de febrero, al no llegar los pagos muchas empresas decidieron no terminarlos. Y varios todavía permanecen así.

   Todos estos fondos comenzaron a llegar ya pasadas varias semanas del ciclo lectivo, pero para ese entonces el frío se había hecho carne en las aulas y en muchos de los estudiantes. Determinadas obras se fueron finalizando y alguna empresas que no habían cobrado retomaron los trabajos. En medio de todo esto, comenzaron a llegar caloventores a algunas escuelas, en cuentagotas y causando a veces problemas: en muchos casos, los establecimientos quedaban sin gas ni energía eléctrica, porque el sistema eléctrico no podían soportar tanto amperaje.

   Con el correr de los días, y a medida que comenzaron a llegar los fondos, muchas de estas obras fueron concluyéndose. Sin embargo, hoy en día aún quedan por llegar unos 20 millones de pesos y hay cuatro establecimientos donde los trabajos no fueron terminados. Es decir, continúan sin gas.

   En el Consejo Escolar esperaban que el dinero restante llegara a principios de la semana pasada, pero esto no ocurrió. Las gestiones se siguen llegando a cabo, pero la transferencia por el momento no aparece.

   “Hubo una reunión con representantes de la dirección de Consejos Escolares de la provincia, para pedir que los fondos lleguen cuanto antes. Algunas empresas están trabajando, pero otras están un poco más duras, porque se les debe más dinero; en estos casos, la buena voluntad depende de la plata que reciben”, se había explicado.

   Mientras tanto, el invierno avanza. Las vacaciones están cada vez más cerca, y todavía unos 1.800 estudiantes de nuestra ciudad continúan esperando por la posibilidad de seguir yendo a clases sin tener que soportar el frío en las aulas.