Bahía Blanca | Jueves, 08 de diciembre

Bahía Blanca | Jueves, 08 de diciembre

Bahía Blanca | Jueves, 08 de diciembre

Llegó el invierno y aún hay alumnos bahienses que sufren el frío en las escuelas

En las últimas semanas se pudo, por fin, conectar el gas en tres establecimientos. Los caloventores siguen siendo la principal rueda de auxilio, cuando no provocan cortocircuitos en el sistema eléctrico.

Fotos: Archivo La Nueva.

   Aunque parezca mentira, ya con el invierno mostrando su cara más cruda, con bajísimas temperaturas, todavía hay cuatro establecimientos educativos en Bahía Blanca que esperan que en algún momento puedan concluirse los trabajos en sus redes de gas para poder dictar clases en forma normal.

   Si bien se esperaba que la Provincia ya hubiese realizado para estas horas el último desembolso de unos 20 millones de pesos para poder concluir obras que deberían haber estado terminadas antes del comienzo del ciclo en marzo, desde el Consejo Escolar bahiense reconocieron que todavía no llegó el desembolso.

   “Todo se está retrasando -reconocieron a “La Nueva.” desde el CE-. Recién el mes pasado se pagaron certificaciones de obras que se habían empezado en el verano”.

   Así, son todavía cuatro las escuelas bahienses que, de un total de 16 a principios de año, todavía no cuentan con el servicio de gas correspondiente para paliar las bajas temperaturas invernales. Si bien en la semana pasada se concluyeron los trabajos en tres de ellas, desde el ente escolar aseguran que esto se debe más a la “muchísima voluntad de parte de las empresas para terminar varios establecimientos” que a la llegada de dinero.

   “Es lógico que estas empresas quieran cobrar algo”, se explicó.

   En estos momentos, todavía se encuentran esperando que concluyan los trabajos las comunidades educativas de las escuelas primarias 11 y 17, secundaria 12 y técnica 5. En cuanto a la EP Nº 57, si bien se está trabajando todavía en ella, el establecimiento cuenta con el servicio.

  “En su mayoría, faltan pocas cosas para terminar los trabajos. La complicación más grande la tenemos en la ET Nº 5, sobre todo debido a su gran tamaño”, se indicó.

   En los últimos días, añadieron, se terminaron los trabajos en las escuelas primarias 1 y 29, y en el jardín de infantes 946. En cuanto a la ES Nº 21, que comparte edificio con la EP Nº 7, tiene la mitad del edificio con calefacción y la otra mitad utiliza caloventores.

   Esta fue una de las modalidades que se usó durante el otoño para calefaccionar las aulas en los establecimientos sin gas en Bahía, pero en muchos lugares estas intentonas terminaron con llaves térmicas cortadas, cortocircuitos y, una vez más, frío en el establecimiento. "Los chicos vienen a sufrir", llegaron a advertir desde el personal de maestranza.

   La respuesta a esto fue simple: en la mayoría de las escuelas bahienses el sistema eléctrico no estaba (está) listo para sostener tal demanda eléctrica. En un momento, desde el Estado habían comenzado a enviar caloventores para que los chicos no pasaran frío, pero en muchos casos no podían conectarse más de dos al mismo tiempo.

   La solución fue, entonces, ir rotando los aparatos de calefacción por las aulas. Otros directores, cansados y con frío, llegaron a tomar medidas más extremas: acortaban la jornada escolar o incluso la suspendían.