Bahía Blanca | Domingo, 14 de agosto

Bahía Blanca | Domingo, 14 de agosto

Bahía Blanca | Domingo, 14 de agosto

Crimen de Sandra Arbilla: “Cuando se acerca el aniversario es la fecha más terrible de todas”

A poco de cumplirse 4 años del asesinato impune de su hija, Roberto Arbilla no pierde las esperanzas de que el caso se esclarezca.

El paso del tiempo no le resta esperanzas a Roberto para que se aclare el crimen de su hija. (Fotos: archivo La Nueva.)

   Roberto Arbilla no baja los brazos. Insiste como haría todo padre al que le arrebataron a un hijo de manera tan violenta.

   Pasaron casi 4 años del hecho, pero el martes pasado volvió a la fiscalía y se reunió con el fiscal Jorge Viego, quien lleva adelante la causa por el impune crimen de Sandra.

   "Me dicen que están trabajando, pero no conozco detalles. Yo no pierdo las esperanzas", le confesó Roberto a La Nueva.

   El jueves que viene se cumplirá el cuarto aniversario del asesinato de la mujer de 31 años, que fue atacada con múltiples puñaladas cuando atendía una verdulería en Don Bosco y Manuel Molina.

   El hecho se produjo un sábado, en plena tarde, aunque no hubo testigos -al menos conocidos- y nunca quedó en claro el móvil.

   Primero se pensó en un robo, aunque la mayoría de las pertenencias de ella estaban en su bolso, y tampoco se descartó un tema personal o una cuestión relacionada a un ajuste de cuentas vinculado con el dueño del local. Nada se llegó a profundizar.

   Roberto no quiso dar detalles sobre sus especulaciones en cuanto a las hipótesis del hecho y lo que evalúa el fiscal, porque respeta que la causa aún está abierta y no quiere entorpecer su curso, pese a su ansiedad para que avance.

"Situaciones casuales"

   "El caso tuvo muchas situaciones casuales o desgraciadas. Ese mismo día mi hija tenía que estar en otra verdulería y la llamaron para que vaya a esa", recordó Roberto.

   También remarcó que de movida se trabajó mal, porque la escena no fue preservada y eso pudo ser determinante para la falta de resolución.

   "Si no fuera por mí, que fui a la hora de lo que pasó, tampoco habría pistas, porque el mismo fiscal me dijo que el lugar estaba mal preservado de entrada, todo el mundo pisaba y tocaba”, relató.

   Roberto y su familia viven con lógicos altibajos la vida "post Sandra".

   "Cuando se acerca el aniversario es la fecha más terrible de todas. En los últimos dos meses de su vida ella había vuelto a vivir conmigo y yo la acompañaba en muchas cosas que le pasaron en su vida", destacó.

   Sin dejar de perder la expectativa en la Justicia terrenal, el hombre deposita firmemente su fe para que la Justicia Divina "haga lo suyo".

   "Parte de mi familia tiene fe cristiana de distinta índole, de distinta religión y la fe de cada uno merece ser respetada. Yo pienso que la voy a ver con vida de vuelta a Sandra, está dentro mío y la Biblia habla de la resurección", consideró.

Más de 30 puñaladas

   La autopsia determinó que Sandra recibió 34 cortes de arma blanca en todo el cuerpo, especialmente en el rostro y el cuello, con afectación de la tráquea y la yugular.

   Aquel sábado del hecho, la mujer se presentó en la verdulería a las 14.45 y se encontró con el dueño del local, su mujer y el compañero que dejaba el turno a las 15. Entre 15.10 y 15.15, todos se retiraron y quedó sola.

   Cerca de las 17, un vecino que fue a comprar la encontró tendida en el piso, sobre un charco de sangre.

   En principio se pensó que podía haber sido un homicidio en ocasión de robo, porque en la caja faltaban 700 pesos, pero se descubrió que el bolso de la mujer estaba intacto, con otros 700 pesos, su celular y 2 entradas para un recital.

   De movida se investigó a la pareja de Sandra y también a un hombre que, en moto, chocó esa tarde sobre las 16.30 en Pampa Central y Holdich y, según el conductor del otro vehículo, ya venía con la ropa llena de sangre. No se avanzó con ninguna línea.

   Otra hipótesis que se evaluó fue la que tenía que ver con Alejandro Fernández, dueño de la verdulería y empleado del servicio penitenciario.

   El hombre desmintió una versión sobre un supuesto apriete por parte de representantes de un sindicato de verduleros, por un tema de los empleados y la habilitación.

   El padre de Sandra también apuntó a un tema de ajuste relacionado con Fernández y la posible venta de drogas, pero tampoco se avanzó.