Bahía Blanca | Martes, 06 de diciembre

Bahía Blanca | Martes, 06 de diciembre

Bahía Blanca | Martes, 06 de diciembre

La ONG Nutrirnos Más Bahía Blanca quiere ir más allá de la asistencia alimenticia

Desde hace 5 años asisten a instituciones. Van al rescate de productos que donan supermercados e industrias. Incluir valor agregado a los alimentos es ahora el objetivo.

Stefano Guerrieri (izq.), Paloma Flores, Candela Weiman, Jonathan Manosalva y Santiago Vazquez, en una de las acciones./ Fotos: Prensa Asociación Civil Nutrirnos Más Bahía Blanca y Pablo Presti-La Nueva.

Guillermo D. Rueda / grueda@lanueva.com

   Las cifras de asistencia social impactan. En el año 2021, la Asociación Civil Nutrirnos Más Bahía Blanca distribuyó más de 250.000 kilogramos de alimentos entre aproximadamente 40 instituciones sociales locales, tales como centros comunitarios, sociedades de fomento, merenderos, comedores, entidades deportivas y/o religiosas.

   Lo cierto es que detrás de las estadísticas hay familias que requieren de una asistencia que, a través de la ONG adherida a la Red Argentina de Bancos de Alimentos (REDBdA), contribuye a morigerar la creciente demanda por alimentos básicos de la canasta familiar.

   “El año 2020, cuando comenzó la pandemia, fue el pico de demanda de alimentos, tanto de instituciones como de particulares. Ahí contamos con el apoyo de varias empresas, que incrementaron sus donaciones para que podamos responder a un requerimiento extraordinario”, dijo Stefano Guerrieri, titular de la entidad.

   “Distribuimos más de 334.000 kilos de alimentos, cuando veníamos de poco más de 30.000 kilos el año anterior”, agregó.

   “Sin dudas que la coincidencia con el inicio de la pandemia, cuando muy pocos pudieron salir a trabajar, pegó fuerte”, sostuvo.

   Como una forma más de reducir el hambre, la malnutrición y el desperdicio de alimentos, la ONG se encarga de rescatar, de manera trazable y segura, productos aptos para el consumo que —por distintas razones— perdieron su valor comercial.

   También son recibidas donaciones genuinas por parte de empresas y particulares para la compra de alimentos y productos de limpieza, que complementan la mercadería rescatada.

   De esta manera, a través de una logística —en la mayoría de los casos a contrarreloj— la ONG se encarga de clasificarlos, almacenarlos y distribuirlos entre diferentes instituciones locales.

   Los alimentos se reciben de industrias alimenticias, supermercados y hasta de productores agropecuarios de Bahía Blanca y de la región.

   La Asociación Civil Nutrirnos Más Bahía Blanca es un voluntariado sin fines de lucro.

   “Ahora nos gustaría darle un valor agregado a los alimentos que rescatamos”, dijo Santiago Vazquez, trabajador social e integrante de la institución.

   “El volumen de kilos recibidos en 2021, y luego entregados, fue muy importante. Cubrimos los pedidos de la urgencia, pero también empezamos a ordenarnos y a proponernos objetivos nuevos, sobre todo al final de año, cuando en parte se empezó a vislumbrar una menor incidencia de la pandemia”, agregó.

   “Cubrimos la demanda de alimentación y nutrición, pero sabemos que, a mediano y largo plazo, empezando por este año, debemos buscar actividades complementarias”, sostuvo.

“La idea es sumar un agregado de valor. Es dar un paso más allá de la entrega de alimentos”, manifestó Vazquez.

   “Si pudiéramos producir dulces, o alguna granola, porque a veces también recibimos cereales, que es algo no perecedero, se podrían aprovechar mejor los alimentos”, dijo.

   “Es contar con un recurso que, más adelante, al darle valor agregado a esos alimentos, puede generar dos o tres puestos de trabajo a los voluntarios, o a las familias que los reciben”, explicó Vazquez.

   “Otro de los proyectos es disecar alimentos”, agregó.

   “Hay otros bancos de alimentos que venden papas disecadas, o zanahorias, como sopas, y eso se hace a través de una maquinaria específica que nos gustaría adquirir”, dijo Vazquez, e insistió: “La idea es sumar un agregado de valor y aprovechar mejor lo que ya estamos rescatando. Es dar un paso más allá de la entrega de alimentos”.

   “También podemos sumar espacios de charlas para un mejor aprovechamiento de los productos. A una familia se le entregan lentejas, que pueden ser para un guiso, pero también para hamburguesas. O algún otro preparado con esas mismas lentejas”, sostuvo.

   “Siempre vinculada a la alimentación, pretendemos que nuestra ayuda sea más integral”, comentó.

Las sedes

   La ONG Nutrirnos Más Bahía Blanca trabaja en tres sedes alternativas.

   La principal está ubicada en el Mercado Victoria, en calle Brickman 498. Es un depósito dentro del predio del establecimiento, que es cedido en forma gratuita.

   “También tenemos un sector de rescate de verduras. Está dentro del Mercado Aguado, que nos presta un lugar para trabajar tres veces por semana”, dijo Guerrieri.

   “Estamos allí con representantes de la subsecretaría de Extensión de la Universidad Nacional del Sur y de la Asociación Civil Talita Kum. La Universidad Siglo XXI también tiene voluntarios”, añadió.

   “Finalmente, el Centro Social Natan es una institución aliada. Ellos tienen freezers y cámaras de frío y muchas veces retiran las donaciones de alimentos que necesitan refrigeración y desde allí nosotros las entregamos. Sería como una subsede de nuestra ONG”, definió.

   En relación a las donaciones de alimentos no perecederos, destacó que son clasificados y almacenados para su entrega en el depósito del Mercado Victoria, tal como ocurrió con la donación de canastas navideñas en estos dos últimos años.

   También con papas que llegaron desde la localidad de Balcarce.

   “La donación siempre es a granel. Avisan unos días antes de que hay disponibilidad y debemos mandar un camión para retirarlas”, dijo.

“Los fletes tiene un alto costo, el que algunas veces fue afrontado por la ONG, y en otras, se consiguió sin cargo, ya que hay empresas siempre dispuestas a colaborar”, detalló Guerrieri.

   “En los últimos 5 años hemos traído unos 10 camiones de papa, que son alrededor de 30.000 kilos por unidad. La mercadería, una vez arribada al depósito, es clasificada y distribuida en bolsas, también donadas, de 50 kilos cada una”, dijo.

   “El año pasado trajimos 4 camiones de cebolla, ya que cerró la exportación a Brasil y en Mayor Buratovich había un excedente”, añadió.

   Resulta fundamental para el funcionamiento de la ONG contar con movilidad que permita el retiro y el transporte de la mercadería que se recibe en donación, ya sea alrededor de la ciudad, o desde donde proceda la donación.

   “Tenemos 4 o 5 empresas de transporte a quienes siempre acudimos. Porque nunca la necesidad es una camioneta; siempre es un camión y un acoplado”, comentó Paloma Flores, integrante y voluntaria de la ONG.

   Flores destacó, en tanto, la característica solidaria de la ciudad de Bahía Blanca.

   “Eso se advierte sobremanera en las fechas importantes como, por ejemplo, las fiestas de fin de año”, dijo.

“También trabajo en otros espacios y aprecio que la gente se interesa cada vez más en colaborar”, indicó Flores.

   “Pero para eso debemos difundir más lo que hacemos, en especial en las redes sociales, para hacer saber que este es un formato solidario nacional, y que la demanda por alimentos en las distintas instituciones sociales siempre es importante”, aseguró Flores.

   El presidente de la ONG dijo, justamente, que la demanda y las necesidades son muy superiores respecto de las donaciones que se logran. Y que, de ese modo, no resulta sencilla la distribución de los alimentos.

   “Hay lugares que son tradicionales en Bahía Blanca, que también forman parte de nuestro funcionamiento, como son el Centro Social Natan y San Ignacio de Loyola, a los que siempre acudimos”, comentó Guerrieri.

   “No sólo son beneficiarios y voluntarios, sino que funcionan como un nexo para nuestra logística”, indicó.

   El voluntariado de la Asociación Civil Nutrirnos Más Bahía Blanca se conformó hace 5 años.

   El primer contacto llegó desde Tandil, con un grupo de gente de Bahía Blanca que viajó para interiorizarse de la dinámica de la Red Argentina de Banco de Alimentos. Allí se entrevistaron con Liliana Cagnoli, quien es referente a nivel nacional de la REDBdA.

   La primera presidenta fue la Dra. Adriana Reale.

   La actual comisión directiva de la ONG Nutrirnos Más Bahía Blanca está presidida por Stefano Guerrieri, a quien secunda Matías Menéndez como vice.

Santiago Vázquez (izq.) y Stefano Guerrieri.

   También la conforman Paloma Flores, Patricia García, Candela Weiman, Constanza Urquiola, Adriana Reale, Gustavo Lizarraga y Leandro Rossi.

   Por otra parte, Santiago Vazquez es el coordinador del área social y Mariano Frola, del sector de prensa y comunicación.

¿Cómo colaborar?

   “Siempre estamos abiertos a todo tipo de apoyo. En general, nos sucede que contamos con un volumen grande de mercadería para entregar, y lo hacemos, pero después tenemos que comprar algo de 1.000 pesos y no podemos. Es decir, uno de los objetivos es tener otras líneas de financiamiento, ya que actualmente la ONG no cuenta con subsidios ni ingresos fijos”, contó Santiago Vazquez.

   En tal sentido, aludió a un relanzamiento de la campaña de socios.

   “Eso estaría bueno, pero primero debemos hacer conocer lo que se realiza desde Nutrirnos Más Bahía Blanca, ya que no todos lo saben”, agregó.

   “La cuestión de la alimentación le interesa a todo el mundo y, con poco dinero, con una cuota mensual de $ 300 o $ 500, se puede colaborar mucho”, comentó.

   Una de las necesidades de la organización es poder sumar algunos freezers para guardar productos congelados.

   “La idea es potenciar la actividad que se está haciendo, porque a veces uno pierde el eje buscando donantes y no se preocupa por desarrollar otras actividades”, argumentó el trabajador social.

   Los contactos de Nutrirnos Más Bahía Blanca son:

—Instagram: @iniciativabancodealimentos

—CBU: 19101271 55012702 553946

—291 5 230929 (con accesibilidad a Mercado Pago)

—Correo: nutrirnosmas@gmail.com

Algunas de las empresas que colaboran con la ONG son:

—Logística: Cruz del Sur, Oro Negro, Transporte Sudamericana y El Vasquito.

—Alimentos: Molinos, Swift, Cía Molinera del Sur, Wal Mart, Makro, Distribuidora La Vendimia, Distribuidora Ser Natural, Consorcio Mercado Aguado, Arcor, Senasa, Supermayorista Vital, Unipar, Coca Cola, Doralic, Danone y Mc Cain.

—ONG, empresas e instituciones que han trabajado en conjunto: Edes, Lazi, Iglesia Católica, Unisal, UNS, Metro Pallets, Movilizarte, Universidad Siglo XXI, Talita Kum, Centro Social Natan, Unión de Rugby del Sur, Centro Loyola, BHI Plus Service, MEP (Mujeres Empresarias y Profesionales) y Grupo La Nueva.