Hockey

Nicolás Martín, el cerrense que escribió un pedazo de historia: “Fue todo una locura”

4/9/2021 | 06:30 |

El ex Universitario fue el primer jugador de la ABH en disputar un torneo oficial con el seleccionado masculino juvenil. Los Leoncitos fueron plata en el Panamericano y consiguieron el boleto al Mundial de India.

La felicidad retratada en el momento justo: Nico Martín cumplió su sueño y escribió historia. Fotos: Hockey Chile y Archivo-La Nueva.

Por Mikel Iñurrategui / minurrategui@lanueva.com
(Nota publicada en la edición impresa)

 

   -Hola, Nico, ¿Dónde estás, tenés pasaporte?

   -Sí, tengo. Estoy en Buenos Aires, recién llego de Bahía.

   -Ok. Hisopate y andá para la ubicación que te voy a pasar. Mañana a las 6 de la mañana salimos para Chile a jugar el Panamericano.

   A veces las buenas noticias no llegan de la manera que las esperamos, ni en el momento ni el contexto que hubiéramos imaginado. Pero llegan.

   Eso le pasó al cerrense Nicolás Martín, quien fue parte del seleccionado argentino juvenil de hockey sobre césped que consiguió la medalla de plata en el Panamericano y el boleto al Mundial de la categoría.

   Nico fue uno de los jugadores de emergencia que debió reemplazar al plantel principal, aislado por un caso de COVID-19, a pocos días de empezar el certamen que se disputó en Santiago. Además, el ex Universitario (hoy en San Fernando) se convirtió en el primer jugador surgido de un club de la ABH en disputar un torneo con el seleccionado masculino.

Conocé más sobre la historia de Nico

   “Yo estaba de reserva y aunque algunos chicos se tuvieron que bajar por COVID tampoco llegué a entrar. Con eso, tomé la decisión de irme a Bahía a entrenar con el Seleccionado, a ver a mis amigos, familia, a jugar un rato al hockey de allá, reírme y pasarla bien. Cuando me llegó todo lo otro no lo podía creer”, le contó Nico a "La Nueva.".

   “Fue todo una locura -agregó-. Ya desde el viaje mismo, hasta vestir la celeste y blanca. Fue todo hermoso”.

   Los Leoncitos ganaron su grupo invictos (2-0 ante Estados Unidos y 9-1 frente a Trinidad y Tobago), vencieron en semifinales a Canadá (2-1) y cayeron en la final ante el local por shoot out (3-2) tras igualar 1-1. Este gran certamen los clasificó al Mundial de India, que se jugará a fines de noviembre.

   -¿Por cómo se dio, imagino que tenías sentimientos encontrados?

   -Sí, pero estaba tranquilo, más allá de todas las emociones encontradas. Los primeros dos partidos, tanto el entrenador del Seleccionado como el mío en San Fernando me dijeron: ‘Boludo, relajá un poquito porque estás pasado de rosca’. A partir de ahí me relajé y la semifinal y la final la jugué mucho más tranquilo y más cómodo.

   -¿Cómo viviste el torneo?

Recibí los Newsletters de La Nueva sin costo
Registrar

   -Muy bien. Pensé que se me iba a hacer mucho más difícil el control con bocha, la confianza en mí mismo. Pero fueron dos partidos y en los otros dos me sentí mucho más cómodo. Ya nos conocíamos entre nosotros, salieron muchas más cosas. Con el equipo somos una hermosa banda que nos llevamos bien entre todos. Eso fue hermoso.

   Para suplantar al plantel que quedó aislado, Argentina formó el equipo con chicos que habían sido parte del proceso de selección, pero que no habían quedado en la lista definitiva.

   -¿Los fortaleció como grupo todo lo que pasó?

   -Estábamos calmados porque entendíamos que individualmente no iba a ganar ninguno. Teníamos que bajar los ánimos y jugar en equipo por todos, por el esfuerzo que habíamos hecho, por nuestras familias y por los chicos que no pudieron estar.

   -¿Qué hablaban entre ustedes de lo que había pasado con los chicos?

   -Que era una lástima lo que habían pasado y estaban pasando los chicos teniendo que estar encerrados allá. Por otro lado estaba la felicidad de vestir la celeste y blanca. Más que nada era pensar que estábamos acá por ciertas situaciones, nos daba lástima lo de los chicos pero teníamos que estar enfocados porque teníamos que lograr la clasificación al Mundial para poder seguir disputando un puesto con ellos.

   -¿El objetivo cumplido fue un broche de oro para un torneo tan particular?

   -Fue una locura. No es fácil conseguir un boleto al Mundial. Estaba el dicho de que Argentina había ganado siempre los Panamericanos, pero no es algo fácil. Argentina ganó siempre los Panamericanos pero entrenando años para eso, nosotros éramos un equipo que no estaba formado y no es fácil jugar, por ejemplo, contra Chile que vienen trabajando juntos hace seis años. No era fácil pero fuimos y logramos el objetivo.

   -¿Qué sentiste con representar el país?

   -Fue una mezcla de sensaciones increíbles. Después de escuchar el himno te sentías imparable y con esa cabeza me sentí mucho más cómodo en la semifinal y en la final. Cuando escuchas el himno y ves la camiseta que tenés puesta pensás: ‘Dale para adelante que por lo que vos sabes estás acá. Demostrá lo que haces’.

   Además de lo conseguido grupalmente, Nico escribió otro capítulo en la historia del hockey de la ABH.

   “Recibí muchos mensajes de gente de Bahía. Es un orgullo que me tengan en cuenta y representarlos adonde sea. También quiero agradecer el apoyo de mi familia, mis amigos y sus familias, mi novia (Lila) y su familia que siempre me bancan”, agradeció.

   Tras unos días de descanso, Nico volverá a los entrenamientos con el Seleccionado con el sueño de ganarse un lugar entre los elegidos para el Mundial.

   “Demostramos que estamos al nivel de los chicos que habían quedado. Que somos más que 20 los que formamos el equipo. Se nos dio la oportunidad de mostrarnos para que nos tengan en cuenta para el futuro”, se ilusionó.

 

Mustang Cloud - CMS para portales de noticias