Un buen ejercicio para la salud

La bicicleta aparece como el mejor transporte en tiempos de pandemia

14/6/2020 | 06:30 |

En varias ciudades de Europa, sobre todo, está siendo reivindicada como uno de los medios de movilidad más seguros para evitar los contagios.

   Los desplazamientos en bicicleta se han reforzado en muchas ciudades del mundo. En esta pandemia del nuevo coronavirus que causa el Covid-19, parece que la “bici” está siendo reivindicada como uno de los medios de transporte más seguros durante los tiempos de poca movilidad.

   Ciudades de Europa como Londres, Berlín o Glasgow ofrecieron en este período viajes gratuitos en su red de bicicletas a personal médico y profesionales sanitarios, así como al resto de personas que necesitan desplazarse. Otras ciudades como Bogotá o Budapest, implementaron medidas para aumentar el espacio de circulación de las bicicletas.

   “La bicicleta está jugando un papel central en muchas ciudades en las que se está empezando a dar los primeros pasos para la desescalada. Se puede ver en muchos países de fuera de Europa, el caso más claro es China, que lleva varias semanas por delante”, explicó Jesús Freire, director de desarrollo de negocio de la Federación Europea de Ciclistas. 

   “Todo el mundo coincide en que después de la epidemia habrá un rechazo colectivo a los transportes públicos. Si no se quiere tomar el metro, el autobús o el auto para ir a trabajar por miedo al contagio, habrá que poder moverse en bicicleta”, señaló Pierre Serne, ex vicepresidente de transportes del área metropolitana de París.

   La recomendación se debe a que la bicicleta permite a la gente desplazarse sin inconvenientes y mantener la sana distancia.

   Los sistemas de desplazamiento en bicicletas fueron muy bien recibidos en Europa. Por su parte, en Wuhan, ciudad donde se originó la pandemia de coronavirus, el servicio en bicicletas siguió funcionando. 

   De acuerdo con los datos publicados en esa ciudad china de la provincia de Hubei, los viajes de larga distancia de más de tres kilómetros realizados en bicicletas se triplicaron entre el 22 y el 24 de enero, durante los días del inicio de la cuarentena. El 17 por ciento de las personas que necesitaron atención sanitaria el 25 de enero se desplazaron usando la bicicleta.

   Bruselas, Berlín y Barcelona, por ejemplo, tienen previsto construir 40, 22 y 21 kilómetros de carriles adicionales, respectivamente. En Francia, donde el gobierno anunció un plan de 20 millones de euros, ciudades como París, Niza, Ruan, Lille y Nantes están siguiendo el ejemplo de sus vecinos europeos.

   Incluso Italia, el país europeo con más coches por habitante, está adoptando el ciclismo en proporciones que no se veían desde los difíciles años posteriores a la Segunda Guerra Mundial. Se han planificado 150 kilómetros de carriles para bicicleta en la capital: suficientes para cambiar el aspecto de Roma, ciudad intransitable y peligrosa para ese vehículo de dos ruedas.

Recibí los Newsletters de La Nueva sin costo
Registrar

   En Austria, por ejemplo, “las ventas de bicicletas, especialmente las eléctricas, se dispararon desde la reapertura de los comercios a mediados de abril, al igual que las solicitudes de reparación”, afirmó Michael Nendwich, de la Cámara Económica Austríaca.

Sus beneficios

   Tomar la bicicleta en tiempos de pandemia, con los gimnasios cerrados y el deporte al aire libre aún vetado en algunos países, fortalece el sistema inmunológico y lo hace menos susceptible a las enfermedades.

   Pedalear contribuye a mantener el cuerpo sano y despejar la cabeza en estos días de tantas preocupaciones por el virus.

   Los neumólogos consideran que el entrenamiento pulmonar es particularmente importante y, al subir a una bicicleta, el sistema respiratorio también está bien ventilado y el flujo sanguíneo mejora.

   Eso, sin olvidar que se aconseja que las personas con diabetes y enfermedades cardiovasculares, como la hipertensión, hagan algo de ejercicio.

   Se dice que quizás el coronavirus se ha convertido en un aliado inesperado contra el cambio climático, pero lo cierto es que puede potenciar aún más el uso de las bicicletas en las grandes ciudades, con lo que la polución puede además disminuir.

Qué sucede por estos lados

   1. En Bahía se trabaja en un proyecto para extender en 7.000 metros el sistema de ciclovías. Una segunda etapa contemplaríaVilla Mitre y el barrio Noroeste.

   2. En Mendoza se propuso a los vecinos el uso de la bicicleta como medio de transporte para tramos cortos para evitar la propagación del coronavirus.

   3. En Santa Fe y Entre Ríos impulsan el uso saludable de la bicicleta para evitar el transporte público, con el compromiso de construir sendas seguras.

   4. En la Ciudad Autónoma de Buenos Aires cada vez más personas de todas las edades  se animan a pedalear por las bicisendas de los barrios porteños.

Mustang Cloud - CMS para portales de noticias