En el Luis Álvarez

"Haber estado ahí fue algo increíble", dijo el subcampeón mundial Redivo, mientras alentaba a Pacífico

20/9/2019 | 07:00 |

El bahiense aprovechó su estadía en Bahía para ir a ver anoche a su amado club. ¿Su futuro? "Seguramente me vaya para Europa otra vez", contó.

Foto: Emmanuel Briane-La Nueva.

Por Mikel Iñurrategui / minurrategui@lanueva.com

   Hace menos de una semana, Lucio Redivo y toda la selección argentina de básquetbol se consagraba subcampeón mundial, tras hacer vibrar e ilusionar a todo el país al escribir otra página de gloria en la historia del deporte nacional y de la ciudad.

   Anoche, unas 100 horas después y a más de 18 mil kilómetros de China, Lucio vivió de cerca las acciones del partido entre Estrella y su amado Pacífico, que se midieron por la 20º fecha del torneo de Primera división local.

   Acompañado de su novia Macarena y familiares, el subcampeón mundial y campeón panamericano disfrutó de su "Verde" y recibió las felicitaciones de todos los que se cruzó en el Luis Álvarez.

   "Siempre es lindo volver al club, a ver a la gente del club que hace mucho que no la veía. El recibimiento que me hicieron el otro día, con los chicos y todo, fue muy emocionante para mí. Ahora viniendo a ver a la Primera como siempre", contó Lucio en el entretiempo del partido.

   "Sirve venir a ver a mi familia, a mi novia, es lindo. Ahora a agarrar fuerza para volver a irse lejos", agregó el tirador.

   -¿Vas cayendo de todo lo que viviste en estos dos meses o todavía cuesta?

   -Cuesta un poco, todavía como que uno no lo incorpora. Terminamos de jugar con España y a las seis horas estábamos viajando... a ver... te quedás con ese sabor amargo de haber perdido la final. Si bien la medalla plateada y haber estado ahí fue increíble, te queda ese sabor. Creo que más adelante lo vamos a ir incorporado, cada uno a su tiempo.

   -¿Qué se te viene a la mente cuando pensás en esos meses de trabajo y el resultado?

   -Que fue muy largo, un camino duro. Pero en dos meses conseguir dos medallas, es algo increíble. El grupo lo disfrutó mucho, era un buen grupo, siempre iba para adelante y cada uno ayudaba al que tenía al lado. Eso es muy positivo.

ImagenLucio fue recibido y reconocido ayer por el intendente Héctor Gay. Foto: @hector_gay

 

   -¿El país se encolumnó atrás de ustedes, lograban sentir ese apoyo y lo que generaron en la gente?

   -Sí, obviamente. Fue difícil porque las redes sociales no andaban allá. Pero se sentía el apoyo, ahora uno empieza a ver los mensajes y se hace difícil, casi imposible, responder todos. Pero se disfrutó y se sintió mucho el apoyo y por suerte pudimos traer dos medallas. Es algo para que todo el país lo disfrute porque todos representamos a Argentina.

   -¿Como lo viviste vos, te hubiera gustado jugar un poco más, fue algo que hablaste con Oveja?

   -Creo que estuvo bien como pasó, disfruté todo. No hay nada para reprocharse, es una Selección y siempre soñé estar ahí, traté de apoyar de donde me tocó. Estoy súper agradecido de haber estado ahí, en ese momento. Es algo que no pasa todos los días y no sabés si algún día vas a tener otra oportunidad así.

¡Locura! Lucio celebra en la cima, tras vencer a Francia y asegurar una medalla.Foto: FIBA
 

   -¿Cómo sigue tu futuro?

   -Seguramente me vaya para Europa otra vez, pero no sé todavía donde voy a jugar.

   Al igual que en las últimas dos temporadas (NdR: en Bilbao Basket y Breogán Lugo), Lucio armará el bolso y cruzará al viejo continente otra vez. Aunque ahora tendrá algo más de peso en las valijas: las dos medallas y el orgullo de formar parte de la historia grande.

Mustang Cloud - CMS para portales de noticias