¿El tamaño realmente importa? Nota II

11/8/2018 | 07:30 |

Por
Elizabeth Schulz

   Continuando con el tema de la columna del sábado pasado sobre la importancia del tamaño del pene, al parecer la cuestión ocupa más a los varones que a las mujeres. 

   Al menos así lo demostraron los comentarios y charlas vinculadas al tema ya que, en general fueron los varones quienes más se han pronunciado sobre el asunto. 

   Lo cierto es que la sociedad falocentrista ha colocado al pene en el podio del poder y, como tal, esta creencia continua hasta nuestros días. Y eso lo corroboran dichosyo chistes como que cuanto más grande mejor; que el tamaño de la mano seguramente es proporcional al del pene y  muchas otras afirmaciones. 

   Ahora bien, esto que para muchos ha sido una broma, para otros ha significado el desarrollo de complejos, baja autoestima o preocupaciones. 

   Sin embargo, estas ideas obsoletas nada tienen que ver con la relación de tamaño y placer. La dimensión del pene no es responsable de la calidad del encuentro íntimo. Por el contrario, la calidad está dada por la persona portadora de ese pene y no por la longitud del mismo.

Mirá también: Entre creencias y mitos: ¿importa el tamaño del pene?

   Pero como para muchos sigue siendo importante las dimensiones, necesitamos conocer de medidas.

   El doctor David Veale, del King College de Londres, llevó a cabo una investigación sobre el tamaño promedio del pene. De allí surgió que en estado de reposo tiene una longitud promedio de 9,16 cm y una circunferencia de 9,31 cm. Y las medidas promedio en estado de erección es de 13,24 cm de longitud y 11,66 cm de circunferencia. 

   Por lo tanto, si se piensa que el tamaño tiene relación con el placer que se le puede brindar a la pareja, eso es muy relativo, puesto que la vagina es un órgano elástico cuyo tamaño oscila entre 7 a 10 cm y que, en estado de excitación, puede alcanzar los 12,20 cm. Incluso, en  algunos casos,  puede llegar a 20 cm si la mujer está muy excitada.

   Ambos órganos sexuales pueden encajar y complementarse sin dificultad, independientemente del tamaño de ellos. 

   En cuanto a la sensibilidad de la vagina, es mayor en la zona más cercana al introito vaginal que a lo largo de toda su profundidad. Esta puede ser la razón por la cual algunas mujeres dicen sentir mayor placer al ser penetradas por un pene más gruesi y no hacen tanta referencia a la longitud del mismo. 

   Estudiosos del tema insisten en que el tamaño es más una cuestión subjetiva, emocional y cultural, afirmando que el placer no está estrechamente ligado a él, sino a la manera en que se estimula a la pareja durante el juego previo.

   Además, existen casos en los cuales un pene muy grande provoca lesiones importantes en la vagina. En otros, dificulta la comodidad de la mujer en las relaciones. Esto último puede solucionarse si ambos integrantes de la pareja se ocupan de buscar las posiciones más convenientes para evitar dolores o molestias, que no ayudan a alcanzar el clímax más adecuado para el placer de ambos.  

Mirá también: Orgasmos múltiples

   Algunas mujeres señalan que el tamaño del pene puede resultar lo menos importante. Lo relevante para ellas es ser escuchadas, mimadas y estimuladas. Ellas necesitan que su pareja descubra cuáles son las prácticas sexuales que le agradan o no le dan placer. 

   Para ellas, recibir abrazos, mimos o caricias después del encuentro sexual puede ser mucho más importante que la longitud del pene de su compañero. 

   Por cierto, se ha mitificado mucho el tema del tamaño del pene: Sin embargo, como se fue señalando, el desempeño sexual no pasa por él, sino por saber escuchar, estimular, erotizar, acompañar, reír y aprender juntos el camino saludable de ser opuestos complementarios. 

Mustang Cloud - CMS para portales de noticias